Miércoles, 27 de octubre de 2021

Religión en Libertad

Los obispos Munilla y Martínez en el Congreso online de Educación del Corazón

Dos obispos en un congreso sobre sexualidad y afectividad: Jesús enseña a amar correctamente

Escena de la serie The Chosen - Jesús alegre festeja con niños en las bodas de Caná... la actitud de Jesús enseña mucho sobre el amor esponsal y las relaciones
Escena de la serie The Chosen - Jesús alegre festeja con niños en las bodas de Caná... la actitud de Jesús enseña mucho sobre el amor esponsal y las relaciones

P.J.G./ReL

El arzobispo de Granada, Javier Martínez, ha sido el ponente inaugural del II Congreso Virtual 'La educación del corazón' que impulsa la Universidad Francisco de Vitoria y la iniciativa Aprendamos a Amar.

En realidad, este congreso online es el acceso durante unos días -previo registro gratuito- a ponencias breves, de unos 15 minutos, sobre amor, sexualidad y afectividad. Este jueves 23 se ha abierto el acceso a los vídeos.

Anhelo de infinito: lo da Cristo... a través de los hermanos

En su ponencia, de un cuarto de hora, el arzobispo Martínez ha hablado de cómo el hombre anhela un amor infinito que sólo Cristo puede dar, pero precisamente lo da a través de los hermanos en la fe, que son personas falibles, como todas.

El arzobispo de Granada - y detrás un cuadro de Santa Teresita de Lisieux- en el curso Educar el Corazón

El arzobispo de Granada - y detrás un cuadro de Santa Teresita de Lisieux- en el curso Educar el Corazón

"El anhelo es quizá lo que más nos define, porque cada uno de nosotros es un anhelo de verdad, de bien, de belleza. Somos un anhelo de amor, y no de cualquier amor, sino de amor infinito, una verdad que no fatigue, que no canse, en la que podamos descansar", explicó el arzobispo. "Buscamos una belleza que no resulte fatigosa, que sea, como dice la tradición cristiana, "el resplandor de la verdad": la belleza del Amor con el que somos amados", añadió.

La historia personal de como cada uno fuimos engendrados, de la familia de la que venimos, con sus heridas y complicaciones, no es nuestra única historia, porque "somos también hijos de un Amor infinito", el Amor de Dios, que no tiene límites, explicó el arzobispo.

El amor entre esposos es hermoso y bueno, pero tiene los límites mortales: nuestro amado puede morir, el amor mismo de pareja puede morir... y sin embargo el corazón quiere Amor pleno y que no muera, advirtió.

"Este Curso trata de 'cuidar el corazón', y el corazón no se cuida solo. Puede haber escepticismo, nihilismo, frustración, depresión, mil cosas que no sé como afrontar... pero ahí aparece Jesucristo, que es la respuesta a las preguntas del hombre, el Hijo de Dios que participa de nuestra condición humana".

Desde "ese suelo firme de un amor que no tiembla ante nada, no se fatiga", ese amor de Cristo, se ilumina nuestra vida. No funciona como una droga que nos aturda o sustituya nuestra libertad. Pero nos da luz "ya aquí, ya hoy, y más allá de la muerte", para "entender quién somos y cuál es el destino de nuestra vida".

Cristo es quien "ayuda a entender que nuestra vocación es el amor, y que el amor solo puede surgir de la libertad", añadió, en una frase que usaba Santa Teresita de Lisieux, presente en un cuadro detrás del obispo.

"Cuando falta Jesucristo, nuestra razón se contrae y reduce. Nuestra libertad no sabe para qué ser libre, queda sin meta y objeto y el amor sin eso se convierte en avaricia posesiva", añadió.

¿Dónde encontrar a Cristo? En los "amigos iluminados por la mañana de Pascua, por el acontecimiento impensable de la Resurrección", es decir, en los cristianos.

"Esa comunidad está compuesta por personas muy limitadas, algunas muy pecadoras, hasta hipócritas", pero es el lugar donde está Cristo.

"El mundo, al marginar a Jesucristo, ha marginado la idea de comunidad, ha creado un ser mítico, como un centauro o un dragón", que es el individuo que cree que con ciertos esfuerzos logrará lo que anhela su corazón.

"Pero eso no funciona así: aprendemos de los demás, un niño aprende a sonreír sólo si le sonríen". Al abrirnos a la comunión con otros es como se educa y crece el corazón. "Es preciso buscar a esas personas", y en medio de la vida, con sus heridas, el corazón ya accede a "un pregusto de esa vida eterna que querría vivir en plenitud para siempre", concluyó.

Se equivocan los de la autoestima egoísta y narcisista

El otro obispo que también es ponente en este congreso online es José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián, al que se encargó el tema "Amar-me para amar-te".

"En la tradición de la Iglesia se habla del 'ordo amoris': tiene que haber un orden en el amor, uno tiene que saber por donde empezar y por donde continuar. Si no se ama ordenadamente, se puede acabar sin amar", advierte.

El obispo Munilla habla de la correcta autoestima que se basa en saberse amados por Dios

El obispo Munilla habla en su ponencia sobre la correcta autoestima que se basa en saberse amados por Dios

Munilla recuerda que las librerías y YouTube están llenas de vídeos y libros sobre "mejorar la autoestima" y "amarse a uno mismo".

El obispo ha encontrado un vídeo con más de millón y medio de visitas en el que el conferenciante dice: 'olvídate de hacer feliz a los demás y de que los demás te hagan feliz. Naciste solo, morirás solo, vives solo y lo que marca la diferencia en la relación que tengas contigo mismo'.

Aunque ese vídeo parte de mala antropología, sólo propone seguir los instintos y apetencias, y se equivoca en muchas cosas, sí detecta algunos hechos reales, señala el obispo.

Por ejemplo, es cierto que hay personas que no soportan estar solas y prefieren estar mal acompañadas. Y otras que intentan ayudar a los demás mendigando amor y atención, "por dependencia afectiva". Y otras con paternalismos posesivos nocivos, agobiantes, que no dejan crecer al otro.

Pero a eso se ha de responder desde la sabiduría del Evangelio. "El Evangelio dice 'amarás al prójimo como a ti mismo'. El amarse a uno mismo es anterior a amar a los demás, señala el 'ordo amoris'. Y la falta de amor a uno mismo es un autodesprecio que nace de una desesperación, a menudo disfrazada de presunción. El presuntuoso a menudo es un desesperado. El que no se aguanta a sí mismo tampoco aguanta a los demás", detalla el obispo.

Responder con el narcisismo y el desprecio a una relación sana con los demás es un error. La sociedad insiste con anuncios publicitarios: 'tú te lo mereces', 'regálatelo a ti mismo', 'date un homenaje'... Todo eso fomenta la herida narcisista, advierte.

¿En que se basa la autoestima? En que Dios te ama, eres valioso para Él

¿Dónde basan los cristianos su autoestima? En que Dios ama a cada ser humano. "Dios no hace basura: Dios me ha hecho digno de ser amado, único e irrepetible para Él... y eso funda mi autoestima", explica Munilla.

El obispo recuerda una frase de San Hipólito, un santo escritor romano que murió mártir hacia el año 235: "Conócete a ti mismo mediante el conocimiento de Dios, que te ha creado".

El Evangelio ofrece una espiritualidad de "ofrenda a Dios, abandono en sus manos y entrega al prójimo", detalla el obispo.

"Paradójicamente, si uno se centra en vencerse a sí mismo, el silencio interior, etc... ¡el que vence es su yo!", advierte Munilla.

La propuesta cristiana, dice el obispo, es: "yo soy yo pero no soy mío, soy de Dios y para darme, para entregarme".

Es verdad que hay caridades enfermizas, posesividades, paternalismos malos... Por ejemplo, en vez de "darte tú" se dan "cosas" para comprar a los demás. Pero el cristianismo pide darse uno mismo.

Entonces, uno descubre que amar verdaderamente al prójimo sí refuerza tu autoestima. "Amarme para amarte" es cierto, pero "amarte para amarme" también.

"Quien se busque a sí mismo se perderá, pero quien se olvide de sí mismo se encontrará", enseña el Evangelio.

Aunque filosóficamente hay un orden en el amar (primero yo, después los cercanos, etc...) en la vida real, Dios sale al encuentro y toca a las personas de muchas maneras, que pueden seguir otro orden. Pero se ha de cumplir siempre lo que exhorta Jesús: "amaos unos a otros como yo os he amado".

"El Evangelio es la escuela del amor humano, enseñando a amar como Jesucristo ha amado, desde la Cruz, con amor misericordioso", insiste.

Desde esas enseñanzas, es posible "dejarme amar por Dios para poderme amar a mí mismo y poder amar a otros", añade.

"Necesitamos sumergirnos en el corazón de Cristo para poder educar el corazón humano a imagen de su corazón", concluye.

Congreso de Educación del Corazón

***

Lista completa de ponentes y temas del congreso online

Los ponentes son los siguientes (el * señala que es un ponente que ya participó en la anterior edición):

-Mons. José Ignacio Munilla Aguirre*, Obispo de San Sebastián
-Amar-me & Amar-te

- Alfonso López Quintás*, Escuela de Pensamiento y Creatividad (Madrid)
- Título por confirmar

- Ángel Barahona Plaza*, Universidad Francisco de Vitoria (Madrid)
- La extraña condición para amar al prójimo

- Ángel Camino Lamelas, Vicario Episcopal, Vicaría VIII (Archidiócesis de Madrid)
- Amarme para poder amarte

- Carlos Chiclana Actis, Consulta Dr. Carlos Chiclana (Madrid, Sevilla)
- Cerebros adictos, corazones que anhelan

- Carmela Baeza Pérez-Fontán, Centro de Atención a la Familia Raíces (Madrid)
- Neurociencia y epigenética: a imagen y semejanza del Amor

- Carmen Álvarez Alonso*, Universidad Eclesiástica San Dámaso (Madrid)
- ¿Por qué amar?

- Carolina Sánchez Agostini, Universidad Austral (Argentina)
- Educación sexual entre tensiones y oportunidades. ¿Cómo acompañar a los adolescentes?

- Diego Blanco Albarova, escritor, guionista y productor de TV
- Te quiero. Yo tampoco.

- Elena Arderius Sánchez*, Centro de Acompañamiento Integral a la Familia de la Universidad Francisco de Vitoria (Madrid)
- Adolescentes sin sentido: por qué el suicidio es una opción

- Enrique Burguete Miguel*, Universidad Católica San Vicente Mártir (Valencia)
- ¿Amarme para amarte?

- Enrique Rojas Montes, catedrático de Psiquiatría
- Cinco consejos para ser feliz

- Fernando Vidal Fernández*, Universidad Pontificia de Comillas (Madrid)
- Cuatro hombres que revolucionaron la paternidad

- Francisco Javier Insa Gómez, Universidad Pontificia de la Santa Cruz (Roma)
- Un celibato psicológicamente sano

- Franco Nembrini, profesor y escritor
- Educar es introducir en la realidad

- Higinio Marín Pedreño*, Universidad CEU Cardenal Herrera (Valencia)
- La estructura narrativa de la identidad

- Jaime Rodríguez Díaz, Ateneo Pontificio Regina Apostolorum (Roma)
- La intimidad: cómo descubrirla y educarla

- Jokin de Irala Estévez*, Universidad de Navarra (Pamplona)
- No eres su media naranja: sois manzana y naranja   

- María Lacalle Noriega, Universidad Francisco de Vitoria (Madrid)
- Género y legislación, una propuesta integradora

- María Pilar Lacorte Tierz, Universitat Internacional de Catalunya (Barcelona)
- Vínculos, padres "influencers"

- María Pilar Ruiz Martínez, Asociación BEITU! Reconoce tu Fertilidad (Vizcaya)
- Los Métodos Naturales para amar-me y amar-te

- María Zabala Pino, periodista y responsable de iWomanish
- El corazón que Internet necesita

- Mariolina Ceriotti Migliarese, médico y escritora
- Erótica y materna: la complejidad de lo femenino

- Mónica Campos Alonso, Instituto Desarrollo y Persona, Universidad Francisco de Vitoria (Madrid)
- Asertividad y autoestima: ¿qué va antes?

- Paloma de Cendra de Larragán, Universidad Villanueva (Madrid)
- Cambiar la mirada, cambiar el matrimonio: el secreto para redescubrir el amor

- Pedro García Casas, delegado episcopal de Pastoral Universitaria (Diócesis de Cartagena-Murcia)
- Amor es nombre de persona

- Pilar Nogués Guillén, Instituto Desarrollo y Persona, Universidad Francisco de Vitoria (Madrid)
- Capaces de amar: educación afectivo-sexual en la discapacidad intelectual

- Pilar Vigil, Teen STAR Internacional
- ¿Somos libres para elegir amar y ser amados?

- Ruth de Jesús Gómez, Universidad Francisco de Vitoria (Madrid)
- Afectividad e identidad, recíproca dependencia

- Vicente Soriano Vázquez, Universidad Internacional de La Rioja
- Infecciones de transmisión sexual

- Xosé Manuel Domínguez Prieto*, Instituto da Familia (Orense)
- Philautía: el necesario amor a uno mismo

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda