Sábado, 17 de abril de 2021

Religión en Libertad

Realidad de la fecundación in vitro


En caso de que una paciente no desee hacer uso de sus hijos puede, también de acuerdo a la legislación vigente, donarlos para ser transferidos a otras pacientes, o a la ciencia para investigación.

por Agustín Losada

Opinión

Muchas parejas recurren a los centros de fecundación in vitro en busca de un hijo que no logran tener de forma natural. Me parece que no se les explican las cosas como son. El ser humano comienza su existencia en el momento de la fecundación. Aunque algunos todavía lo pongan en duda, la evidencia científica de este hecho es incuestionable. De manera que los embriones humanos que se consiguen merced a las técnicas artificiales de reproducción son hijos de esa pareja, «producidos» (si se permite la expresión) en el laboratorio de estos modernos centros de reproducción humana.
 
Para tratar de que veamos más claro lo que se hace en estos modernos centros, he cogido la página web de un famoso centro de fecundación in vitro y he sustituido la palabra «embrión» por «hijo» (que lo es). Me parece que se entiende así más claro. Esto es lo que se vende a los padres:
 
¿Qué es un banco de embriones?
Es el reservorio o almacén de sus hijos congelados. Consta de tanques criogénicos donde se guardan sus hijos en pajuelas sumergidas en nitrógeno líquido. El proceso de congelación de sus hijos es un proceso extremadamente delicado. Consta de dos fases:
 
1. Fase de deshidratación progresiva de su hijo. Su hijo es sometido a un proceso que va eliminando progresivamente el agua de sus células siendo sustituida por un medio crioprotector. De esta forma se evita que se formen cristales durante la congelación que pueden dañar a su hijo.

2. Fase de congelación. Esta fase debe ser controlada rigurosamente para que el descenso de temperatura gradual sea llevado a cabo muy lentamente. Para ello contamos con un excelente congelador de hijos: congelador Minicool 40 pc que, a través de un programa informático, es capaz de asegurar velocidades de descenso de temperatura muy finas (0,3ºC por minuto) y establecer las rampas de descenso adecuadas para garantizar la supervivencia de su hijo a este proceso.
 
Una vez congelados sus hijos, las pajuelas que los contienen son sumergidas en nitrógeno líquido y conservadas a –196ºC en tanques criogénicos. En este estado pueden permanecer inalterados hasta su descongelación cuando vayan a ser utilizados. Son sometidos a este proceso de congelación los hijos sobrantes de un ciclo de Fecundación in-vitro.
El día de la transferencia de los hijos se seleccionan los mejores hijos y estos son transferidos a la madre. Los restantes son congelados y conservados hasta que la madre lo requiera.

Según la legislación vigente se pueden conservar los hijos durante todo el tiempo de vida fértil de la mujer, para ser transferidos cuando ella lo desee. En caso de que una mujer no desee hacer uso de sus hijos puede, también de acuerdo a la legislación vigente, donarlos para ser transferidos a otras mujeres, o a la ciencia para investigación.

Cuando estos hijos van a ser utilizados, son sometidos al proceso de descongelación. Este es un proceso inverso a la congelación y consta de dos fases:

1. Fase de descongelación de su hijo. La pajuela es sumergida en un baño a 30ºC.

2. Fase de rehidratación progresiva de su hijo. En este momento se lleva a cabo el proceso inverso mediante el cual el crioprotector va siendo eliminado de las células, siendo rehidratado progresivamente.
 
A continuación su hijo se guarda en el incubador, donde permanecerá hasta el momento de la transferencia.
 
El proceso de congelación y descongelación de su hijo puede afectar a una o todas las células de su hijo pudiendo llegar a comprometer la supervivencia del mismo, pero nunca afectará a su carga genética, por lo que el hijo que sobreviva al proceso puede ser tansferido sin ningún riesgo adicional, por haber estado criopreservado, para su normal desarrollo.
 
¿Qué es la donación de embriones?
Consiste en conseguir el tan deseado embarazo utilizando hijos que han sido donados por mujeres jóvenes. Esta donación se produce cuando una mujer joven y sana, que no va a utilizar a sus hijos congelados, decide donar estos hijos para que puedan ser utilizados por otra paciente. Los motivos de esta donación pueden ser varios: haber alcanzado el número de hijos que desea, haber perdido el útero por un accidente, etc.
 
No sé si ustedes lo entienden mejor así. A mí me parece que queda mucho más claro. ¿Pero se lo explicarán así a las parejas?
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda