Lunes, 15 de agosto de 2022

Religión en Libertad

Javier Barraca gana el Premio Didaskalos de Novela: «La Iglesia no debe dejar el ámbito literario»

El escritor y filósofo Javier Barraca ha ganado el Premio de Novela Didaskalos, habla sobre literatura y fe
El escritor y filósofo Javier Barraca ha ganado el Premio de Novela Didaskalos, habla sobre literatura y fe

P.J.G.

Javier Barraca Mairal, escritor y doctor en Filosofía y doctor en Derecho, ha ganado la edición del V certamen de novela de la editorial Didaskalos con su obra Persona. Didaskalos es una editorial que impulsan los Discípulos de los Corazones de Jesús y María. La ceremonia de entrega del premio tuvo lugar el domingo 5 de junio en el salón de actos del colegio Stella Maris La Gavia.

- ¿Qué supone haber ganado este premio de novela?

- En primer lugar: gratitud. Para mí, escribir forma parte de mi vocación, de mi propio ser y de mi vida entera, como ya expresé, en presencia del director de la editorial, Carlos Granados, y de los asistentes, en la entrega del premio. Es para mí un aliento en este camino tan difícil y a la vez tan bonito.

- ¿Cómo ayuda la literatura a mejorar la sociedad?

- La creatividad, ya sea artística o de otro tipo, supone un don y una vocación preciosos, que deben hacerse fructificar. Esto, no solo a nivel personal sino en nuestra dimensión relacional, de encuentro con los otros. En particular, yo estimo que la creación literaria nos abre una puerta desde la sensibilidad estética y hacia el interior mismo de la persona. En ese fondo palpita siempre el misterio, misterio paradójicamente inefable, intraducible a las meras palabras.

- Hablemos de la novela premiada...

- La obra lleva por título “Persona. Del yo al Tú”. Son las peripecias de un entusiasta de los ideales racionalistas, mundanos y relativistas. Vemos una opaca e influyente organización internacional, reservada y elitista, un espejo de nuestra sociedad escéptica. Este sujeto, en su ingenuidad ilustrada, que nos representa un tanto a todos, a través de sus pendulares vivencias en el seno de la institución, se confronta con el intrigante espíritu que anima a esta corporación, a sus conspicuos jefes y al mundo que lo circunda. Se debate entre distanciarse, o no, de ese estilo descarnadamente utilitarista y tomar una senda distinta.

-¿Hay, pues, una evolución en el protagonista y los personajes?

- El protagonista experimentará una transformación profunda que recoge el subtítulo: "Del yo al Tú". Hay también una historia de amor, una encrucijada. Muchos reconocerán en esta historia, inspirada en hechos reales y en mi biografía, un trasunto de sus propias experiencias. Tal vez, hasta les ayude a interpretarlas y descifrarlas mejor.

- ¿Qué papel tiene lo espiritual en esta historia?

- En el personaje principal se entretejen el deseo, la amistad sincera, la belleza, el amor al Arte y el ansia de poder, junto a la dedicación a la filosofía y la vocación personal. Anhela el éxito material, y eso se contrapone con una llamada de lo transcendente. Su maduración interior da claves sobre nuestra atmósfera, manipuladora y materialista.

- ¿Cómo conectan espiritualidad y literatura?

- El Arte y la belleza en general presentan un aspecto sensible. Santo Tomás afirmó que las cosas bellas son “las que vistas placen”. Pero ese agrado y sugestión de lo estético sucede gracias a nuestra racionalidad, que está ligada a lo espiritual y al conocimiento en su alcance más hondo. En la literatura, se expresa la raíz misma de la identidad, propia y ajena. Por eso, sin el proceso de maduración y evolución espiritual no puede comprenderse la historia del Arte y de los libros, ni la trayectoria de autores como Fray Luis de León, Teresa de Ávila, Juan de la Cruz o Calderón.

» Pero, implícitamente, la cuestión espiritual, de una u otra forma, late entre las líneas de cualquiera que escriba con autenticidad, adopte o no una forma explícitamente religiosa, ya que deriva de nuestra misma condición humana. Recordemos, en el ámbito novelístico, a Dostoievsky y a Bernanos, y más modernamente a Tolkien y Lewis, o en España a Unamuno y a mi añorado amigo Pedro Antonio Urbina, por citar solo algunos ejemplos.

- ¿Qué peculiaridades tiene este concurso de novela?

- Su compromiso con la cultura cristiana resulta evidente. En la web de la misma explican su razón de ser: “La editorial DIDASKALOS ("Maestro") nace con el propósito de iluminar el camino de la vida humana”. Asimismo, la base nº3 del certamen decía: <novelas o relatos que realcen la grandeza y la novedad que se despierta en la vida del hombre cuando aparece en ella Dios; de acuerdo con el tema general propuesto para este año: “La esperanza, ancla y estrella”>>.

» Escasean concursos que promuevan este registro de lo espiritual y de lo cristiano. Parece que muchos de los que están al frente de la cultura y de la literatura contemporáneas esquivan la dimensión transcendente de todo ser humano.

- ¿Puede la fe crecer más como una semilla vivificante para la literatura actual?

- La fe es y será fuente de fecundidad literaria, como ha sido siempre manantial de cultura a lo largo de los siglos; no me cabe duda. Pensemos en los salmos, en san Agustín, en Dante, en Milton, en Chesterton. Pero su fertilidad, a la par, adquirirá nuevos matices y aspectos originales, abrirá cauces inesperados, formas novedosas de expresión, que deberemos acoger y apoyar.

» San Juan Pablo II, literato él mismo y apasionado de la literatura, fue muy consciente de esto y hasta se debatió internamente ante la posibilidad de seguir la senda de la poesía y del teatro, que nunca abandonó del todo. Ahora bien, aunque en sus “Cartas a un joven poeta”, Rilke sostenía que la prueba final de la sinceridad de una vocación literaria radica en seguir adelante en medio de las contrariedades, sin el auxilio necesario, nos arriesgamos a que todo esto se malogre.

- ¿Qué más decir sobre este tema, de espiritualidad y literatura hoy?

- La literatura es uno de los núcleos decisivos de la batalla cultural actual, como lo es también lo audio-visual, a lo que ha servido de inspiración sin fatiga. Necesitamos escritores que no se avergüencen de sus concepciones espirituales más hondas. La literatura tiene que volver a reencontrarse con las fértiles raíces y los ricos valores de la cultura cristiana.

» La Iglesia no puede abandonar el ámbito literario, en los que su mecenazgo y apoyo han resultado históricamente fundamentales. Me gustaría que creyentes y no creyentes impulsásemos nuestra creatividad literaria desde un hondo humanismo y que alentáramos este ámbito de desarrollo sin prejuicios, celebrando todo lo verdadero, bello y bueno con valentía. La semilla vivificante del Evangelio está llamada a crecer, también, entre los escritores de nuestro tiempo. Muchas personas han tenido un encuentro personal con el Señor gracias precisamente a las páginas de obras literarias.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda