Viernes, 27 de noviembre de 2020

Religión en Libertad

Blog

Silencio sobre lo esencial

por Piedras vivas

Desde hace tiempo varios pensadores y filósofos como Guitton vienen llamando la atención sobre el «silencio sobre lo esencial». No resulta fácil ponerse de acuerdo sobre qué es lo esencial aunque hay coincidencias en que se trata de la vida y de la muerte, y por ello de la libertad y sus ámbitos: libertad religiosa, libertad de educación, libertad de información, o libertad de movimientos. Y de Dios.

En estos meses de pandemia hemos visto mermadas nuestras libertades en aras de la seguridad propia y ajena, hasta límites antes insospechados. Ahora el Gobierno de la Nación no se atreve a repetir el confinamiento total porque se ha mostrado perjudicial para la economía, los ancianos, la educación, o la práctica religiosa. Como buenos ciudadanos nos hemos sometido con responsabilidad encomiable.

Muertos

Concretando algo más me referiré a la falta de información sobre los muertos a causa de esta epidemia. El Gobierno ha ido soltando con cuentagotas y apaños el número de muertos, faltando a la verdad de continuo, e incluso burlándose de los ciudadanos con las ironías de un tal Fernando Simón, entre ellas, la de suponer con desfachatez que el número de muertos quizá se debía al aumento de accidentes de automóvil. Un recochineo y burla que merecen su destitución inmediata, pero ya se sabe que en este Gobierno no dimite nadie, aunque sea tan prescindible como Illa, Castells, Celáa o Montero. En un zigzag marrullero, el Gobierno de Sánchez-Iván-Iglesias estancaba durante días el número de muertos.

En pleno avance del Covid los expertos sabían que estábamos llegando a los 50.000, el doble de los que reconoce el Gobierno oficialmente, que ahora dicen que pasan de 29.000.  El número de muertos diarios va por 130 y el Gobierno central no encabeza el liderazgo, descargando sobre las Comunidades lo que antes reclamaba para sí, porque está escaldado y afearía su bronceado veraniego.

Funerales

Estamos padeciendo un «silencio sobre lo esencial», sobre los muertos porque los medios -salvo honrosas excepciones- ocultan imágenes de morgues, de féretros, de lloros de familias, de funerales. Por ejemplo, durante el espectáculo urdido por el Gobierno en la Plaza de la Armería de Madrid la muerte estuvo ausente, salvo en la mascarilla de tiburones del mencionado Fernando Simón, con un ambiente de corte masónico, según se ha comentado ampliamente. Por cierto, un fuerte contraste con el Funeral celebrado días antes en la Catedral de la Almudena con clara referencia a los muertos, los enfermos contaminados, el dolor de las familias, y a Dios. Otro «silencio sobre lo esencial» en la Armería. Quizá tenía razón Agustín de Hipona cuando aseveraba que cuando un gobierno de hombres se olvida de la justicia, del bien común, y de Dios deviene en una cuadrilla de forajidos.

Parece que nuestra sociedad no reacciona ante ese «silencio sobre lo esencial», porque tampoco nos gusta ver ataúdes, cementerios y lágrimas. Por eso todos somos un poco culpables.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA