Jueves, 23 de mayo de 2019

Religión en Libertad

Blog

La Exhortación de Francisco sobre la santidad

Santos en el mundo

por Piedras vivas

En la reciente Exhortación sobre la llamada a la santidad en el mundo actual el Papa Francisco destaca que ese camino avanza con las Bienaventuranzas que centran el corazón en Dios y en el servicio a los demás. La podemos encontrar en los santos de “la puerta de al lado”.

Es una invitación para mirar a lo alto teniendo los pies en la tierra, para adquirir la medida de las personas y acontecimientos según los “ojos de Dios”. Me viene a la mente la figura de san Josemaría, “el santo de ordinario”, en palabras de san Juan Pablo II.

El santo de lo ordinario
En junio de 1946 un sacerdote recién llegado a Roma, permanece recogido en oración durante la noche, frente a los apartamentos pontificios: se llama José María Escrivá. Ofrece su oración y sacrificio por el Santo Padre Pío XII. Muchos años después, en el 2002, la plaza de San Pedro está abarrotada de gentes de todos los continentes, razas, lenguas y condición social: se celebra la canonización de san Josemaría ¿Qué ha ocurrido durante más de cincuenta años? Que el Opus Dei se ha extendido por todo el mundo -son miles de fieles- y ha sido erigido como Prelatura Personal, después de pasar por otras aprobaciones pontificas.

San Juan Pablo II en su homilía calificó a san Josemaría como «el santo de lo ordinario». Porque ha sido el instrumento fiel para acoger la vocación y misión recibida, y difundir la llamada a la santidad en medio del mundo; en este caso con una vocación específica para buscar la santidad en las ocupaciones ordinarias: la familia, el trabajo, y las relaciones sociales. La «Prelatura del Opus Dei y de la Santa Cruz» es camino para vivir una misma vocación, adecuada a las condiciones personales de la vida. Tiene un espíritu bien definido, unos medios de discernimiento y de acompañamiento personal, y unos cauces para llevar a cabo su apostolado personal de amistad en todos los ambientes.

Hoy día preocupa a la Iglesia el descenso de quienes viven la fe católica, así como el papel de los fieles laicos en la sociedad. Porque no se trata sólo de practicar la fe sino de actuar con unidad de vida que puede -siempre con la gracia de Dios- elevar los trabajos y las estructuras humanas con la luz del evangelio.

Del mundo sin ser mundanos
Según el Papa Francisco dos sutiles enemigos podemos encontrar: el gnosticismo -una ideología sin Dios real y sin Jesucristo encarnado-, y el pelagianismo que desconoce la necesidad de la gracia para la salvación. En ambos casos se da un antropocentrismo que confía en sus propias fuerzas y en el devenir humano hacia la plenitud.

Más que una tarea “a lo Superman” es desarrollar, con la ayuda de Dios, las potencialidades del Bautismo según los medios de santificación en la Iglesia mencionados por el Santo Padre: la oración, los sacramentos de la Eucaristía y la Reconciliación, la ofrenda de sacrificios, la dirección espiritual, y tantos otros. Con más brevedad: ser y estar en el mundo, sin ser mundanos.

Era la exhortación de san Juan Pablo II a los fieles del Opus Dei y acompañantes en aquella jornada de la canonización de san Josemaría: «Elevar el mundo hacia Dios y transformarlo desde dentro: he aquí el ideal que el Santo Fundador os indica, queridos hermanos y hermanas que hoy os alegráis por su elevación a la gloria de los altares… Esforzaos por ser santos vosotros mismos en primer lugar, cultivando un estilo evangélico de humildad y servicio, de abandono en la Providencia y de escucha constante de la voz del Espíritu».

San Josemaría se esforzó siempre por ocultarse y desaparecer para que sólo Jesús se luzca en la vida de miles de cristianos, que viven el espíritu específico del Opus Dei. Consideraba que la vida del cristiano debe ser como en un bello tapiz, para la gloria de Dios y bien de las almas, en el que lucen figuras variadas en medio de la creación buena de Dios; pero el reverso está lleno de nudos sin apariencia, hombres y mujeres pecadores que rectifican y se levantan muchas veces porque cuentan con la gracia de Dios y la sanación de la Iglesia santa
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda, seguramente mañana no podremos hacer noticias como esta

DONA AHORA