Sábado, 02 de marzo de 2024

Religión en Libertad

Blog

Leyes contra razón y justicia

por Piedras vivas

El TC ha rechazado el recurso presentado por el PP hace 13 años: durante ese dilatado tiempo ha dormido el sueño de los justos, y ahora en unos días ese Tribunal lo rechaza sin presentar por ahora las razones. Después, el jueves 16 de febrero el Congreso ha aprobado la reforma de la ley del aborto de Zapatero y Aído, de infeliz memoria nada democrática, estableciéndolo libre hasta las 14 semanas, incluso para niñas de 16 años. Esta vez sus señorías, por mayoría de 185 votos a favor contra 154, aprueba la ampliación de esa ley: un progresismo que dura 13 años. El mismo día aprueba la «ley trans» sin atender a las observaciones de los expertos juristas, pedagogos, psicólogos, psiquiatras.

Deconstruir la sociedad

Este Gobierno acelerado aprueba leyes para deconstruir la sociedad y especialmente a la familia y a los jóvenes. Es una vorágine sin atender a la sociedad, a los expertos, ni a la oposición. Parece que se han vuelto locos. Pero no es así, saben bien lo que hacen, son responsables de sus actos, es decir, actúan con irresponsabilidad porque tienen en un puño el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial, y la mayoría de los medios de comunicación.

Quienes tienen la buena costumbre de ir a Misa entre semana han escuchado las siguientes lecturas del Viernes de la 6ª semana del Tiempo Ordinario:  pura coincidencia, que invitan a pensar, y tener la esperanza de ganar una larga batalla.

Una antigua historia

Vamos a ello con la primera de ellas del libro del Génesis (11,1-9): «Toda la tierra hablaba una misma lengua con las mismas palabras. Al emigrar los hombres desde oriente, encontraron una llanura en la tierra de Senaar y se establecieron allí. Se dijeron unos a otros: “Vamos a preparar ladrillos y a cocerlos al fuego”. Y emplearon ladrillos en vez de piedras, y alquitrán en vez de argamasa. Después dijeron: “Vamos a construir una ciudad y una torre que alcance el cielo, para hacernos un nombre, no sea que nos dispersemos por la superficie de la tierra”. El Señor bajó a ver la ciudad y la torre que estaban construyendo los hombres. Y el Señor dijo: “Puesto que son un solo pueblo con una sola lengua y esto no es más que el comienzo de su actividad, ahora nada de lo que decidan hacer les resultará imposible. Bajemos, pues, y confundamos allí su lengua, de modo que ninguno entienda la lengua del prójimo”. El Señor los dispersó de allí por la superficie de la tierra y cesaron de construir la ciudad. Por eso se llama Babel, porque allí confundió el Señor la lengua de toda la tierra, y desde allí los dispersó el Señor por la superficie de la tierra».

Una observación: Dios no se complace en fastidiar a los hombres. El Génesis con su modo sencillo de presentar la historia de la salvación atribuye a Dios la confusión de lenguas, pero en realidad son los mismos hombres los que promovieron la confusión y falta de unidad. Y ahora, con los medios de masas, el poder juega con las palabras para cambiar las ideas y las conductas inoculando la interrupción voluntaria del embarazo, el derecho al aborto, la salud sexual y reproductiva, los derechos de las personas LGTBI, y la eutanasia. 

Jesucristo lo dijo con más claridad hablando de aquel hombre tan listo que empezó a construir su casa sobre arena mientras otro lo hacía sobre roca; éste tardaba más pero cuando vinieron mal dadas, la tormenta con rayos y centellas, su casa aguantó, mientras que la del exitoso se derrumbó con gran estrépito y fue grande su ruina. (Matero 7, 24-27). Conclusión: las leyes pergeñadas con tanta prisa acaban mal.

Ganar el mundo pero perder el alma

Vayamos con el salmo, 32,10-11 ss:  « R/ Dichosa la nación cuyo Dios es el Señor, el pueblo que él se escogió como heredad./ El Señor deshace los planes de las naciones, frustra los proyectos de los pueblos; pero el plan del Señor subsiste por siempre; los proyectos de su corazón, de edad en edad. /El Señor mira desde el cielo, se fija en todos los hombres./ Desde su morada observa a todos los habitantes de la tierra: él modeló cada corazón, y comprende todas sus acciones».

Y el Evangelio recoge las siguientes palabras de Jesús (Marcos (8,34–9,1). En aquel tiempo, llamando a la gente y a sus discípulos, Jesús les dijo: «Si alguno quiere venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz y me siga. Porque, quien quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio, la salvará. Pues ¿de qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero y perder su alma? ¿O qué podrá dar uno para recobrarla? Quien se avergüence de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga con la gloria de su Padre entre sus santos ángeles»./Y añadió: «En verdad os digo que algunos de los aquí presentes no gustarán la muerte hasta que vean el reino de Dios en toda su potencia».

La gente de bien, los que trabajan por la paz, los que viven las Bienaventuranzas, no tienen éxito de momento pero deben de seguir construyendo sobre roca. Van creando y desarrollando las estructuras de virtud: caridad, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, mansedumbre, fe, modestia, continencia, castidad, solidaridad, defensa de la vida, colegios y universidades para una educación integral, asociaciones profesionales con liderazgo ético, presencia en las redes sociales (y si puede ser con algo más de salero).

Y debemos recordar también la parábola de los talentos para no enterrar en tierra el tesoro de la fe, de los principios morales, de la ley natural, de las leyes justas. Debemos seguir trabajando en los parlamentos, la universidad, los colegios, las empresas, la política, los hospitales, las familias, y las parroquias. Y Dios pondrá el incremento.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda