Viernes, 23 de octubre de 2020

Religión en Libertad

Blog

Vivir la Cuaresma

por Creo, Señor, aumenta mi fe

En la Eucaristía del miércoles de Ceniza, el papa Francisco, en presencia de más de 700 Misioneros de la Misericordia, ha pronunciado una homilía extraordinariamente sencilla y al mismo tiempo extraordinariamente eficaz para vivir el sentido cuaresmal.
    Inicia su homilía el Papa con una palabra muy evangélica: <>. La usa el profeta Isaías en capítulo 5 y el evangelio en diversa ocasiones. Sobre todo San Juan el capítulo 15. Arrastramos muchas ramas inútiles y con frecuencia chupones que nos dejan escuálidos. No nos gusta la poda; pero sin ella, todo serán apariencias y no produciremos los frutos que el Señor espera. “El papa Francisco ha deseado que la cuaresma sea un tiempo de una benéfica de la falsedad, de la mundanidad, de la indiferencia: para no pensar que todo va bien si yo estoy bien; para entender que lo que cuenta no es la aprobación, la búsqueda de éxito o del consenso, sino la limpieza del corazón y de la vida. Para encontrar de nuevo la identidad cristiana, es decir, el amor que sirve, no el egoísmo que se sirve”.
   En las lecturas de este miércoles se perciben dos invitaciones importantes para vivir la cuaresma.
   Primera. La invitación de san Pablo para que nos reconciliemos con Dios. No es una sugerencia, sino una súplica en nombre de Cristo. Él sabe que somos frágiles y pecadores y conoce la debilidad de nuestro corazón. El sabe que necesitamos sentirnos amados para hacer el bien.
   En este camino de volver al Señor mediante el Sacramento de la reconciliación, señala el papa tres obstáculos que pueden impedir un acercamiento profundo a Jesucristo: “El Santo Padre ha advertido que puede haber algunos obstáculos, que cierran la puestas del corazón. Está la tentación de . Y así, ha advertido, se cierran las cerraduras del alma y se permanece cerrados dentro, prisioneros del mal.
   Otro obstáculo del que ha hablado e papa Francisco es la . Pero en realidad, ha precisado, la vergüenza es un buen síntoma porque.
   Un tercer obstáculo es el . Esto sucede  cuando . Por eso, Francisco ha recomendado .
   Segunda. Nos viene del Profeta Isaías en la primera lectura: <>. Es necesario volver porque nos hemos alejado. Jesús no solo quiere curarnos en esta cuaresma, sino llevarnos a la intimidad con Él. Para eso el Papa propone tres remedios: “En primer lugar la oración, . Rezar, ha indicado el Papa, es decir En segundo lugar la caridad, . El verdadero amor ha explicado, no es un acto exterior, no es dar algo de forma paternal para calmar la conciencia, sino aceptar a quien necesita nuestro tiempo, nuestra amistad, nuestra ayuda. Y en tercer lugar el ayuno, la penitencia, < para liberarnos de las dependencias de lo pasajero y entrnarnos para ser más sensibles y misericordiosos”.       
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA