Lunes, 26 de febrero de 2024

Religión en Libertad

El obispo Báez y EE.UU piden la liberación «inmediata» del obispo Rolando... y Ortega lo exhibe

obispo rolando
Álvarez lleva 500 días encarcelado por su condena a 26 años de prisión por la supuesta comisión de delitos de conspiración.

G. de A.

El régimen sandinista de Daniel Ortega ha desatado una auténtica ola de secuestros de sacerdotes en los últimos días en Nicaragua. Por este motivo, Silvio José Báez, obispo auxiliar de Managua y exiliado en Estados Unidos, ha hecho un llamado a la Iglesia en todo el mundo: "No nos dejen solos".

En un vídeo difundido el 30 de diciembre, Báez afirma: "A la Iglesia del mundo entero, les rogamos, les pedimos que vuelvan los ojos hacia Nicaragua. No nos dejen solos, ofrezcan su oración por nuestro pueblo oprimido y alcen su voz profética en favor de esta Iglesia perseguida".

Desprecio "flagrante" a los derechos humanos

Entre el 28 y 30 de diciembre, la dictadura secuestró a nueve sacerdotes. El 21 de diciembre, el régimen arrestó al obispo de Siuna, Isidoro Mora, en la que es la ofensiva más agresiva del régimen contra la Iglesia Católica desde febrero, cuando condenó a más de 26 años de prisión a Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa, acusándolo de "traición a la patria". Actualmente hay 12 clérigos, entre obispos y presbíteros, detenidos por la dictadura, además de dos seminaristas.

Báez, que tuvo que abandonar Nicaragua en medio de amenazas de la dictadura en abril de 2019, pidió "a la comunidad internacional que sea más eficaz en la presión contra la dictadura sandinista de Ortega, que exija la libertad de todos los presos políticos y la restauración del orden democrático en el país".

El prelado denunció que "la decisión arbitraria e ilegal de la dictadura sandinista en Nicaragua de mantener a dos obispos encarcelados y de secuestrar a varios de sacerdotes en pocos días, evidencia una vez más su desprecio flagrante hacia los derechos humanos, su falta absoluta de respeto hacia la libertad religiosa y su inquebrantable y permanente odio hacia la Iglesia".

"Los tiranos son conscientes de que el pueblo nicaragüense ama a su Iglesia y a sus pastores, y les aterra la existencia de un pueblo consciente y movilizado por la fe cristiana, porque es un pueblo crítico, libre y sujeto de su propia historia", dijo Báez.

Puedes ver aquí el mensaje íntegro del obispo Báez.

El obispo exiliado subrayó que a pesar de la persecución "la Iglesia seguirá viviendo y celebrando; seguirá denunciando las injusticias y agachándose como buen samaritano para auxiliar a las víctimas de los poderes inhumanos; seguirá al lado de los últimos como Jesús llevando luz a las mentes y consuelo a los corazones. Por más que los injustos y violentos le hagan la guerra a la Iglesia, a sus ministros y a todo el pueblo de Dios, ella continuará su misión hasta el final de los tiempos".

"Los malvados podrán hacer alarde de fuerza bruta en medio de la noche para secuestrar a nuestros sacerdotes, podrán torturarlos y maltratarlos en sus calabozos, podrán interrogarlos para humillarlos, podrán incluso estar pensando en negociar con ellos o desterrarlos o desnacionalizarlos como han hecho con muchos de nosotros. Sin embargo, con dignidad y valentía y diciendo la verdad sin temor, ellos ya están dando testimonio de Jesús y lo seguirán haciéndolo", comentó el obispo.

Liberación "inmediata y sin condiciones"

En este sentido, el Gobierno de Estados Unidos ha pedido de nuevo a Nicaragua la liberación "inmediata y sin condiciones" del obispo Rolando Álvarez, que lleva 500 días encarcelado "injustamente" por su condena a 26 años de prisión por la supuesta comisión de delitos de conspiración, propagación de noticias falsas, obstrucción de funciones y desacato a la autoridad.

Las autoridades han mantenido aislado al obispo, han bloqueado la evaluación independiente de las condiciones de su encarcelamiento y han publicado vídeos y fotografías que solo aumentan las preocupaciones sobre su bienestar", reza un comunicado del Departamento de Estado estadounidense.

El portavoz de esta oficina, Matthew Miller, ha denunciado que además de Álvarez, "muchos líderes religiosos siguen detenidos injustamente en Nicaragua", incluido el obispo Isidoro Mora y varios sacerdotes. "El régimen continúa imponiendo severas restricciones a las comunidades religiosas y negando a los ciudadanos nicaragüenses la capacidad de practicar libremente sus religiones y expresar sus creencias", ha criticado.

Puesta en escena del régimen

Por su parte, el gobierno sandinista ha vuelto a exhibir en televisión al obispo Álvarez, horas después de que EEUU exigiera su liberación. En las fotografías hechas públicas por el aparato de propaganda de Daniel Ortega, el obispo recibe atención médica y se muestra sonriente.


Es la tercera vez que el régimen intenta aparentar cierta normalidad. En la puesta en escena participaron el médico internista Yesser Rizo, que le tomó las constantes vitales y le realizó un electrocardiograma, junto a los generales de la Policía Nacional Zhukov Serrano y Luis Barrantes. El gobierno informó que la tensión arterial de Álvarez era de 120/60.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda