Miércoles, 22 de mayo de 2019

Religión en Libertad

Fue concebida en una violación y así es cómo responde cuando alguien justifica abortar por esto

ReL

TAGS:
Jenni Mass fue concebida en una violación y da gracias cada día porque su madre no le abortara
Jenni Mass fue concebida en una violación y da gracias cada día porque su madre no le abortara

Jenni Maas fue concebida después de que su madre fuera violada cuando tan sólo tenía 18 años. Pese a que la recomendaran abortar no lo hizo. Ahora, esta joven da gracias todos los días por la valentía de su madre.

Sin embargo, si existe un argumento en el que el aborto concita mayor aceptación en la social es cuando el embarazo se produce tras una violación. Ella responde a los que así piensan a través de este artículo en Salvar el 1:

La historia de Jenni Maas

Vi que debía contar mi historia cuando asistía a una escuela secundaria pública en Forest Lake, MN. Con frecuencia, el tema del aborto salía en las conversaciones con amigos y, en ocasiones, los maestros hablaban sobre por qué el aborto debería ser legal.

Siempre me avergonzaba un poco cuando decían: “No me gusta el aborto. Creo que es un error… excepto en casos de violación e incesto" o "Realmente, tenemos que mantener el aborto legal en casos de violación e incesto ".

Mi madre se había esforzado durante años en contarme poco a poco las circunstancias de mi concepción y, cuando tenía 13 años, entendí y comprendí la realidad de que mi padre era, esencialmente, un violador.

Él tenía 18 años, al igual que mi madre, en el momento de mi concepción. Lo más probable es que él estuviera haciendo una especie de apuesta con sus amigos y había violado a mi madre contra su voluntad.

Descartar al "producto de la concepción"

Cuando mi madre se enteró de que estaba embarazada de mí, el único consejo que le dieron fue que descartara al "producto de la concepción". Explica que nunca se le ofreció apoyo para que me cuidara, aunque, aquí, su corazón la guió.

No hace falta decir que estoy eternamente agradecida de que ella obedeciera a esa pequeña voz en su corazón que le dijo que el hijo que esperaba tenía un propósito y que no merecía la muerte.

Cuando surgía el tema de la violación y el incesto en la escuela secundaria y preparatoria, por lo general, primero intentaba apelar a la razón diciendo: "¿Por qué no te gusta el aborto? ¿Qué tiene de malo?” Cuando respondían “porque es una vida”, algunos reconocen de inmediato el doble estándar y se arrepienten.

Sin embargo, la mayoría de las veces, incluso cuando se enfrentan a sus propias declaraciones ilógicas, persisten con argumentos emocionales: "No se puede hacer que una mujer sufra un embarazo así".

¡Dios tiene un plan para todos!

Aunque es un escenario injusto y desgarrador, hay que abordarlo, y así les cuento nuestra historia. Sólo una vez en la escuela secundaria una persona que la escuchó la ignoró con frialdad. Todas las personas se emocionaron y su corazón se vio tocado ante la verdad del asunto: ¡Dios tiene un plan para todos!

Como mi esposo y yo nos adelantamos en el nacimiento de nuestro propio bebé, continuamente estoy descubriendo el magnífico plan de Dios, no sólo para mi vida, sino también para cada vida que él llama a la existencia.

Es crucial que los ciudadanos se den cuenta de que la dignidad de una persona no se basa en si se quiere o no sino en la realidad de que las personas son creadas a imagen y semejanza de Dios. La circunstancia de mi concepción o la tuya no determina la calidad de nuestras vidas.

Los jóvenes en todo el país y en todo el mundo están reconociendo cada vez más los dobles estándares de la retórica del aborto. Ven que todas las promesas de la llamada "revolución sexual" están saliendo mal. Los jóvenes se están uniendo al movimiento pro-vida con entusiasmo para crear una "Cultura de la vida".

Por la gracia de Dios, mi madre (y yo) nos ahorramos la agonía directa y de por vida que trae el aborto. Sin embargo, cuando se considera la estadística espeluznante de Planned Parenthood de que el 40% de todas las mujeres en los EE. UU habrán abortado a los 40 años (madres, hijas, tías, abuelas, nietas, primas, esposas) se deduce que, de algún modo, todos los ciudadanos estadounidenses han sido tocados por el dolor del aborto directa o indirectamente. Por lo tanto, cada uno de nosotros tiene la obligación de pararlo. Estoy encantada de ser parte de la generación que cambiará el rumbo cultural para que las siguientes generaciones se salven de este sufrimiento injusto.

La historia de Jenni Maas: Concebida en violación, publicada con el permiso de Human Life International.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas han leído esta misma noticia. Sólo con tu ayuda podremos seguir adelante

DONA AHORA