Jueves, 18 de julio de 2019

Religión en Libertad

Firme manifiesto de entidades católicas y provida italianas a favor de los cuidados paliativos

9 puntos contra la eutanasia: médicos, psicólogos y familias católicas piden proteger la vida

En muchos países, los graduados de medicina hacen su juramento hipocrático con bata blanca: Jamás daré a nadie medicamento mortal, por mucho que me lo soliciten
En muchos países, los graduados de medicina hacen su juramento hipocrático con bata blanca: Jamás daré a nadie medicamento mortal, por mucho que me lo soliciten

ReL

Seis grandes asociaciones italianas que representan a los médicos católicos, los psicólogos católicos, a asociaciones familiares y a asociaciones provida han firmado un manifiesto conjunto para pedir mejores cuidados paliativos, decir un "no" rotundo a la eutanasia y oponerse "a la lógica del descarte que amenaza a las personas menos eficientes". Expresan además su apoyo a los profesionales sanitarios que no quieren que se mate a los pacientes. Y piden a la Cámara (el Congreso de los Diputados en Italia) que defienda legalmente estos valores.

Desde el punto de vista médico, se enraízan en la tradición médica occidental y su juramento hipocrático, que aún se jura en muchos países y dice en su versión original: "Jamás daré a nadie medicamento mortal, por mucho que me soliciten, ni tomaré iniciativa alguna de este tipo; tampoco administraré abortivo a mujer alguna".

En la víspera de un congreso que tuvo lugar en Roma el jueves 11 de julio sobre las decisiones del final de la vida, organizado por más de treinta organismos, seis asociaciones católicas directamente implicadas en la promoción de la vida humana se posicionaron claramente. Scienza & Vita, Forum delle Associazioni Familiari, Movimento per la Vita, Associazione Medici Cattolici, Forum delle Associazioni Socio-sanitarie, Psicologi e Psichiatri Cattolici son las 6 grandes asociaciones que resumen en 9 puntos sus posiciones sobre la eutanasia, el suicidio asistido, los cuidados paliativos y las decisiones en el último tramo de la vida.

Lo hacen "ante la imminente decisión" del Tribunal Constitucional italiano sobre el tema del final de la vida, pidiendo que "el Parlamento, consciente de las propias responsabilidades institucionales, ejerza plenamente y a tiempo su función legislativa en materia". Lo hacen partiendo del "convencimiento" del "profundo respeto hacia cada ser humano, sobre todo si es débil y vulnerable" y de que "cada vida humana individual es un bien en sí misma, más allá de las circunstancias que, de hecho, marcan su parábola existencial" y recordando que "la peculiar dignidad humana que distingue a cada persona individualmente, desde el primer instante de su existencia hasta su muerte, une a toda la familia humana y nos hace iguales en valor".

Recientemente, también la Asociación Médica Americana votó, por un 65% de sus miembros, que "el suicidio asistido por un médico es fundamentalmente incompatible con el papel del médico como persona que cura, sería difícil o imposible de controlar y plantearía serios riesgos para la sociedad".

Recordaban que la Asociación Médica Mundial deja claro que “la eutanasia, que es el acto de terminar deliberadamente con la vida de un paciente, incluso a petición del paciente o a petición de parientes cercanos, no es ética”.

cuidar_no_matar

La ética médica pide cuidar, no matar, y la eutanasia es matar pacientes

Comunicado conjunto de entidades italianas: "nuestro más firme rechazo a todo acto de eutanasia"

1. En vista de la inminente decisión del Tribunal Constitucional sobre el tema del fin de la vida, pedimos que el Parlamento, consciente de las propias responsabilidades institucionales, ejerza plenamente y a tiempo su función legislativa en materia. Por nuestra parte, deseamos volver a afirmar brevemente nuestro convencimiento, en nombre del cual nos sentimos impulsados a dar nuestra contribución efectiva a la sociedad actual, para la construcción de una renovada convivencia civil marcada por el respeto a cada ser humano, sobre todo si es débil y vulnerable.

2. Reconocemos que cada vida humana individual es un bien en sí misma, más allá de las circunstancias que, de hecho, marcan su parábola existencial; la peculiar dignidad humana que distingue a cada persona individualmente, desde el primer instante de su existencia hasta su muerte, une a toda la familia humana y nos hace iguales en valor. En consecuencia, reconocemos que para cada ser humano subsiste el deber moral de cuidar de la vida y de la salud propia y de la de los demás, en un clima de solidaria reciprocidad.

3. Somos plenamente conscientes del hecho que, a veces, la enfermedad y el sufrimiento irrumpen de manera implacable en nuestro camino, "hiriendo" profundamente nuestra historia personal y cargando sobre nuestros hombros pesos sumamente gravosos. Estamos convencidos de que en dichas circunstancias la persona "vulnerable" tiene derecho a no permanecer sola con su propia carga humana, sin que debe recibir de la comunidad (en la medida de las responsabilidades propias de cada rol) la ayuda necesaria para curar la enfermedad y aliviar el sufrimiento, en nombre del vinculo de solidaridad y el carácter común inherente a nuestro "ser humanos".

4. Consideramos que, aun disfrutando de un continuo y deseable progreso, la medicina actual aplicada a los casos clínicos concretos muestra a veces límites insuperables en lo que atañe a la curación; en dichos casos, con plena convicción consideramos que es obligatorio para el médico abstenerse de insistir en tratamientos que se demuestran clínicamente ineficaces o desproporcionados.

5. En especial, deseamos llamar la atención y relanzar la urgente exigencia de aumentar los esfuerzos y recursos para que se implementen aún más los cuidados paliativos, con el fin de garantizar el acceso a los mismos a todas las personas que los necesiten en todo el territorio nacional, como por otra parte ha sido ratificado por la ley 38/2010. La enfermedad, el dolor y el sufrimiento, con su cruda y gravosa realidad, exigen una respuesta auténticamente "humana" construida sobre el amor.

6. Con la misma convicción, en nuestra sociedad a menudo marcada por formas de utilitarismo y eficientismo, rechazamos enérgicamente toda "logica del descarte", que tiende a considerar a las personas marcadas por enfermedades u otras vulnerabilidades irresolubles (edad avanzada, discapacidad, patologías psiquiátricas, etc...) como un "peso inútil" para la comunidad, hasta el punto de considerar oportuno reducir (o incluso anular) los recursos y las ayudas para ellas, prescindiendo de sus necesidades efectivas.

7. A la luz de todo esto, deseamos por último expresar conjuntamente nuestro más firme rechazo a todo acto de eutanasia, en todas sus formas y modalidades, es decir, a cualquier decisión intencionada y directa finalizada a anticipar la muerte con el fin de interrumpir cualquier sufrimiento. De hecho, estamos convencidos de que la enfermedad, el dolor y el sufrimiento, en su cruda y gravosa realidad, exigen una respuesta auténticamente "humana" construida, no sólo en la ayuda de la mejor medicina, sino también en el amor, el compartir y el servicio; nunca merecen recibir como respuesta la violencia apresurada y engañosa de la eutanasia, falsamente humana, que daña la integridad de la vida y ofende la dignidad humana.

8. Miramos con suma aprobación la reciente toma de posición pública por parte de la Federazioni degli Ordini dei medici e degli Infermieri, que consideran que implicarse en posibles prácticas eutanásicas está en plena contradicción con las finalidades y los valores originario del arte de la medicina, expresados y confirmados en los actuales códigos deontológicos. Miramos con igual favor a otras iniciativas y tomas de posición que compartan nuestro punto de vista y valores.

9. Deseamos, por tanto, que una tal violación de la vida humana como es la eutanasia no encuentre nunca el aval y la justificación en el ordenamiento jurídico de nuestro país.

A este propósito, desde ahora invitamos a las personas que estén interesadas al evento del próximo 11 de septiembre en Roma, para una jornada de reflexión y profundización de estos temas (se proporcionará más información sobre dicho evento a la mayor brevedad posible).

FIRMAN

Associazione Scienza & Vita 

Forum delle Associazioni Familiari 

Movimento per la Vita 

Associazione Medici Cattolici Italiani 

Forum Associazioni Socio-Sanitarie 

Associazione Italiana Psicologi e Psichiatri Cattolici 

(Traducción del manifiesto desde el italiano por Elena Faccia Serrano)

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Necesitamos tu ayuda económica para seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA