Lunes, 04 de julio de 2022

Religión en Libertad

Inglaterra legalizó el envío de abortivos a domicilio con la pandemia: datos de complicaciones

«Caían trozos de mí en la ducha»: 11.000 inglesas hospitalizadas por el aborto químico legal en casa

Una mujer triste, foto de Eric Ward en Unsplash
El aborto daña a la mujer y el aborto químico casero, aunque sea legal, la pone en peligro

ReL

Tradicionalmente los defensores del aborto insistían en que debía realizarse bajo estrecha supervisión "médica" y que por eso debía ser una práctica legal.

Pero una vez legalizado en muchos países, diversos grupos feministas y lobbies abortistas han querido difundir mucho más el aborto "en casa", con fármacos abortivos que a veces envían por correo. Ahorra costes a la patronal, los abortistas no tienen que soportar llantos, crisis o quejas de la mujer y ayuda a difundir la práctica.

(Al respecto, lea aquí: ¿Por qué ahora las feministas ocultan su signo de la percha?)

Pero ¿es seguro el aborto químico a domicilio para la embarazada?

Ahora los datos de Inglaterra muestran que al menos 1 de cada 17 mujeres que recurren a él tendrán complicaciones serias que las llevarán al hospital.

Inglaterra es todo un campo de experimentación porque en plena pandemia y confinamiento, el 30 de marzo de 2020, el Gobierno inglés aprobó el aborto en domicilio, o más en concreto, el envío de fármacos abortivos para que la propia mujer los tome sola en casa.

11.000 inglesas hospitalizadas tras abortos caseros legales

Desde entonces, al menos 11.000 mujeres en Inglaterra han tenido complicaciones que requerían ir al hospital por esta práctica, según un reciente estudio (FOI Investigation into Medical Abortion Treatment Failure, en Percuity.Blog) que ha consultado a 127 centros hospitalarios ingleses y ha recibido respuestas con datos de 85, "que cubren al 80% de la población".

Destaca la Society for the Protection of Unborn Children (SPUC) que con estos datos no se puede hablar de casos aislados. Son muy frecuentes. Según el estudio, las complicaciones más comunes tras estos abortos caseros, por muy legales que sean, son:

hemorragias 
- fuertes dolores 
- y retención de partes de bebés en el interior de la mujer

Esas 11.000 mujeres necesitaron de tratamiento hospitalario debido a estas y otras graves dolencias.

En concreto, del total de mujeres que han hecho un aborto químico legal en casa se detecta que:

-un 5,9% fueron a un hospital del Sistema Nacional de Salud por complicaciones al retener restos 
- otro 3% requirió cirugía para retirarle los restos del embarazo y aborto provocado
- un 2,3% de las que tomaron esos fármacos acudieron al hospital por hemorragias

Es decir, casi el 6% del total de mujeres que se someten a este procedimiento son tratadas posteriormente por problemas derivados de abortos incompletos, de los que suele quedar partes del bebé en su interior

Una mujer llora ante un cristal - foto de Danny G. para Unsplash

En realidad, las mujeres dañadas serían aún más

Hay que tener en cuenta que estos datos no recogen toda la realidad, que es más grave, porque:

- muchas mujeres con complicaciones no van a los hospitales, sino a las clínicas abortistas que les vendieron los fármacos o con las que han tratado antes, de la cadena Mary Stopes o la cadena BPAS; esas mujeres no figuran en este estudio

- hay mujeres que acuden con complicaciones y sangrando al hospital y no dicen que se hicieron un aborto casero, aunque fuera legal, sino que declaran que era un aborto natural

Por lo tanto, el número de mujeres dañadas y con complicaciones por el aborto casero químico legal es aún mayor de lo que señala este estudio.

Según datos del Departamento de Salud y Atención Social, entre abril de 2020 y septiembre de 2021, 180.000 mujeres han practicado abortos caseros usando píldoras abortivas, misoprostol y mifepristona.

"En la ducha lloraba porque salían trozos de mi"

Una de ellas contó su propia historia a SPUC, ante la preocupación “por haber cruzado la puerta del aborto casero”.

“Salían grandes trozos de mí. Rompía a llorar en la ducha porque salían trozos de mí. Era absolutamente horrible”, explica Sophie a la asociación provida. “Sé que [el aborto casero] no le afecta de la misma manera a todas las mujeres, pero la mayoría estarán de acuerdo en que no es agradable ver esto salir de ti”.

Desde entonces, la joven repite una y otra vez que no quiere que nadie sufra como ella lo hizo el día de su aborto.

Y esta es solo una más de las múltiples complicaciones derivadas de esta práctica. Estrechamente relacionada se encuentra la necesidad de evacuar los restos del feto abortado para evitar infecciones. Suelen necesitarlo un 3% de las mujeres que practican el procedimiento casero. Solo en Inglaterra, casi 6.000 mujeres han tenido que someterse a esta medida entre abril y septiembre de 2021.

Otra de las complicaciones más frecuentes son las hemorragias y sangrados graves que también requieren hospitalización. Estos últimos afectan al 2,3% de las mujeres que realizan los abortos caseros. Es decir, 4.100 mujeres solo en Inglaterra.

Kevin Duffy, uno de los impulsores del estudio, concluye que “las complicaciones derivadas del fracaso de este tratamiento abortivo” no solo “son comunes”, sino que “no se informa sobre ellas”, lamenta.

Esta es la inquietante verdad de la atención del aborto casero que los proveedores [de los medicamentos] han mantenido oculta a los gobiernos”, explica Duffy.

El correo filtrado del NHS: "riesgo creciente"

En agosto de 2020 se filtró un correo electrónico del Servicio Nacional de Salud que ya exponía que las píldoras abortivas del gobierno emitidas por correo afectaban gravemente a las mujeres. SPUC difundió el correo.

El mensaje reconocía 13 incidentes tras el consumo de los fármacos abortivos, que suponen un “riesgo creciente” al no exigir una consulta médica previa para su obtención.

Entre los casos, que se encuentran bajo investigación, destacan el caso de un bebé que nació vivo tras el intento de aborto casero y al que habrían matado después, o la administración de medicamentos abortivos a mujeres con embarazos de más de 10 semanas, el límite recomendado para esta técnica.

Los incidentes van desde mujeres que acuden al servicio de urgencias con dolor y sangrado significativo relacionados con el proceso hasta rotura ectópica, reanimación mayor para hemorragias graves y el parto de bebés que tienen hasta 30 semanas de gestación

Puede leer aquí el informe completo sobre las consecuencias del aborto casero a partir de los datos ingleses

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda