Martes, 12 de noviembre de 2019

Religión en Libertad

Farrell: «Francisco quiere promover laicos en todos los niveles de la administración de la Iglesia»

ReL

Kevin Farrell, llamado a implementar la Amoris Laetitia y a determinar el papel de los movimientos laicales.
Kevin Farrell, llamado a implementar la Amoris Laetitia y a determinar el papel de los movimientos laicales.
El nuevo prefecto de la congregación de Laicos, Familia y Vida, Kevin Farrell, obispo irlandés hasta ahora titular de la diócesis de Dallas (Estados Unidos), explica a la agencia Zenit cuáles van a ser sus prioridades y cuáles considera que son las prioridades de la Iglesia:

-¿Por qué fue necesario unir laicos y familia en un mismo dicasterio?
-Creo que se quiere coordinar este dicasterio con el espíritu de la Iglesia sobre estos tres diversos aspectos, los cuales tienen que ver con el mismo tema: la vida cotidiana del pueblo de Dios, sean laicos, solteros o casados.

»Es igualmente importante que en esta fase histórica nos concentremos fuertemente sobre el matrimonio y la familia. Y por ello creo que el Papa ha convocado dos sínodos sobre estos temas y ha subrayado ‘la alegría del amor’ en su exhortación apostólica Amoris Laetitia.

»Este documento es necesario difundirlo no solamente entre los laicos, sino de manera específica en las familias, o sea el lugar en donde generalmente los laicos encuentran su dimensión ideal. Rezo a Dios para que logremos hacer esto y nos empeñaremos en ello.

-¿Qué herencia dejan estos dos últimos sínodos?
-Considero que este documento orientará la labor del nuevo dicasterio durante muchos años. Pienso que continuará con el trabajo realizado por los dos pontificios consejos [Laicos y Familia, ahora fusionados y elevados a la categoría de congregaciones], pero con una nueva visión y una renovada energía.

»Mi objetivo será el de entender exactamente lo que cada una de estas diversas secciones hace y con la ayuda de los laicos de todo el mundo evaluar qué puede ser desarrollado mejor y con más eficacia en esta época, pensando en los medios de comunicación social.

-De otro lado el Papa Francisco sugirió que ha llegado el momento de los laicos…
-Sí, es justamente así. Al mismo tiempo el Santo Padre ha observado que este aspecto aún no es suficientemente relevante en la Iglesia.

-¿Cree que con la creación de este dicasterio quien desee una mayor presencia de los laicos estará satisfecho?
-Sobre todo creo que este es el tiempo de los laicos. El Papa Francisco quiere promover a los laicos en todos los niveles de la administración de la Iglesia. Todos los órganos consultivos, en el interior de la Iglesia o de la Curia, necesitan tener a laicos en roles especializados. Si se leen los estatutos del nuevo dicasterio, por la primera vez se ve que los subsecretarios de cada departamento deberán ser laicos; y los laicos tienen que estar presentes incluso en los órganos consultivos o en los que se ocupan de promover organizaciones internacionales, movimientos, estudios, etc.

»Esto nosotros ya lo habíamos hecho en nuestra diócesis de Dallas. Cuando llegué allí recogí todos los datos de los laicos que podían efectivamente realizar alguna labor. Mi deseo ha sido siempre el de promover al laicado para ayudarlo a obtene un espacio adecuado en la Iglesia.

-¿Piensa por lo tanto empujar en este sentido?
-Espero emplear mi tiempo para analizar y entender qué es necesario hacer exactamente. Y consultaré a los laicos para implementar todas las actividades que se puedan. Aquí en Estados Unidos las tareas están bien organizadas, pero aún no puedo hablar de la situación en Italia y en los otros países, pero sí que es mi deseo promover el matrimonio y la vida humana a todos los niveles y edades.

-¿Se abre ahora un nuevo capítulo de su vida?
-Como se podrá imaginar fue una gran sorpresa para mí el nombramiento, al punto que necesitaré algún tiempo para adaptarme a esta novedad… Estoy seguro que los fieles de Dallas, o al menos muchos de ellos, estarán tristes de perder a su obispo, como sucede en todas las diócesis.

»No veo la hora de estar en Roma, amo esta ciudad, he vivido allí casi nueve años y allí está mi hermano Brian, secretario del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.


Los hermanos Farrell, Kevin (izquierda) y Brian (derecha), ambos obispos, con algunos fieles en Dublín, tras concelebrar una misa en 2012.

»También esto será una novedad, porque como sacerdotes nunca nos sucedió tener que trabajar en la misma ciudad o país. Así están las cosas...

Santiago Martín explica la importancia de la labor que afrontará monseñor Farrell
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA