Lunes, 23 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Séptimo mandamiento

ReL

EL SÉPTIMO MANDAMIENTO: No robarás.

426 ¿Qué regula el séptimo mandamiento: «No robarás» (Éx 20,15)?

El séptimo mandamiento no sólo prohíbe quitarle algo a alguien, sino que exige también la justa administración y el reparto de los bienes de la tierra, regula las cuestiones de la propiedad privada y del reparto de los rendimientos del trabajo humano. Igualmente se denuncia en este mandamiento el reparto injusto de las materias primas. [2401]

En principio el séptimo mandamiento sólo prohíbe tomar para sí de modo injusto la propiedad de otro. Pero recoge también la aspiración humana de organizar el mundo de forma social y justa y de preocuparse de su correcto desarrollo. El séptimo mandamiento nos dice que estamos obligados por la fe a luchar por la protección de la Creación y la preservación de sus recursos naturales.

 

427 ¿Por qué no hay un derecho absoluto a la propiedad privada?

No hay un derecho absoluto, sino sólo relativo, a la propiedad privada, porque Dios creó la tierra y sus bienes para todos los hombres. [2402-2406, 2452]

Antes de que bienes de la realidad creada puedan «pertenecer» a personas individuales, porque han sido trabajados, heredados o donados legalmente, los propietarios deben saber que no hay propiedad sin compromiso social. Al mismo tiempo, la Iglesia se opone a quienes deducen de la obligación social de la propiedad que no debería existir la propiedad privada, y afirman que todo debería pertenecer a todos, o al Estado. El propietario privado que administra, cuida y aumenta un bien según la finalidad de su Creador, y comparte las ganancias de modo que cada uno reciba lo suyo, actúa sin duda siguiendo el mandato divino de la Creación.

428 ¿Qué es el robo y qué incluye el séptimo mandamiento?

El robo es la apropiación indebida de un bien ajeno. [2408-2410]

Apropiarse injustamente del bien ajeno es una falta contra el séptimo mandamiento, aun cuando el hecho no pueda ser denunciado según la Ley civil. Lo que es una injusticia ante Dios, es una injusticia. Pero el séptimo mandamiento no es válido únicamente para el robo, sino también para la retención injusta del salario justo, quedarse con objetos encontrados que se pueden devolver, y los engaños en general. El séptimo mandamiento denuncia también las siguientes prácticas: dar trabajo a empleados en condiciones contrarias a la dignidad humana; no mantener los contratos suscritos; despilfarrar las ganancias sin tomar en consideración la obligación social; elevar o bajar artificialmente los precios; poner en peligro el puesto de trabajo de compañeros que están bajo la tutela de uno; el soborno y la corrupción; inducir a los subordinados a cometer actos ilegales, hacer mal el trabajo o exigir honorarios desproporcionados; derrochar o administrar con descuido las propiedades sociales comunes; falsificar dinero, contabilidades o balances; el fraude fiscal.

Por tanto, la propiedad privada no es un derecho necesario e ilimitado para nadie. PABLO VI, Populorum Progressio

Tener y no dar nada es, en algunas ocasiones, mucho peor que robar. MARIEVON EBNERESCHENBACH

En su encíclica social Populorum Progressio el papa Pablo VI estableció el principio de que «la economía debe servir exclusivamente a la persona» (PP 3.26). Rechaza todas las ideas según las cuales «el beneficio es el verdadero motor del progreso económico, la competencia es la ley suprema de La economía, la propiedad de los medios de producción es un derecho absoluto, sin límites, y sin las obligaciones correspondientes frente a la sociedad».

PLAGIO (del lat. plagium = robo de personas): Un plagio es el uso no autorizado y oculto de la propiedad intelectual ajena, que se presenta como realización intelectual propia.

Jesús alaba expresamente la promesa del publicano Zaqueo: «Y si he defraudado a alguno, le restituyo cuatro veces más» (Le 19,8).

Amo el dinero, pues me da la posibilidad de ayudar a otros. BLAISE PASCAL

Un hombre rico es con frecuencia un pobre hombre con mucho dinero. ARISTÓTELES

429 ¿Qué normas regulan la propiedad intelectual?

También es robo la sustracción de la propiedad intelectual. [2408-2409] No sólo el PLAGIO es robo. El robo de propiedad intelectual comienza copiando en el colegio, continúa con la descarga ilegal de contenidos de Internet, afecta a la realización de copias no autorizadas o la grabación en diferentes medios de reproducción y llega hasta el extremo de negociar con conceptos e ideas robados. Todo uso de La propiedad intelectual ajena exige el acuerdo libre y la remuneración apropiada del autor intelectual o la participación del mismo en los beneficios que se generen.

430 ¿Qué se entiende por justicia conmutativa?

La justicia conmutativa regula los intercambios entre las personas en el respeto exacto de sus derechos. Se preocupa de que se respete el derecho de propiedad, se paguen las deudas, se cumplan las obligaciones libremente contraídas, de que los daños causados obtengan una reparación proporcionada y de que se restituyan los bienes robados. [2411-2412]

431 ¿Se pueden emplear trucos en el pago de impuestos?

La inventiva en relación con sistemas complejos de impuestos no se puede objetar moralmente. Es inmoral el engaño y el fraude fiscal, es decir, falsificar, silenciar o tapar hechos para impedir una evaluación fiscal correcta. [2409]

Mediante el pago de impuestos, los ciudadanos contribuyen, según su capacidad, a que el Estado pueda llevar a cabo su misión. Por eso el fraude fiscal no es un delito de poca importancia. Los impuestos deben ser justos y proporcionados y deben ser cobrados por vía legal. 

432 ¿Puede un cristiano especular en la bolsa o en Internet?

Un cristiano puede especular en la bolsa o en Internet mientras se mantenga en los límites de las costumbres normales de una negociación hábil con dinero propio o ajeno y no incurra en faltas contra otros preceptos morales.

La especulación en bolsa se vuelve inmoral cuando se emplean medios deshonestos (como, por ejemplo, información privilegiada); cuando el negocio pone en peligro los medios de vida propios o ajenos, en lugar de asegurarlos; cuando la especulación, como en el juego, adquiere caracteres de adicción. 

433 ¿Cómo se debe tratar la propiedad común?

El vandalismo y los daños deliberados en equipamientos públicos y en bienes comunes son formas de robo y deben ser reparados. [2409]

434 ¿Puede un cristiano participar en apuestas y juegos de azar?

Las apuestas y los juegos de azar son inmorales y peligrosos cuando el jugador arriesga su sustento. Sobre todo cuando pone en peligro lo necesario para la vida de otras personas, especialmente cuando están a su cargo. [2413]

Es muy cuestionable moralmente jugarse grandes sumas de dinero en juegos de azar, mientras a otros les falta lo necesario para vivir. Además las apuestas y los juegos de azar pueden crear adicción y esclavizar a las personas.

Quien ama el dinero nunca se sacia. Ecl 5,9

Le posee a él su dinero más que ser él quien posee el dinero. SAN CIPRIANO DECARTAGO

Al comprar o utilizar un objeto considera que es un producto del trabajo humano y que tú , al consumirlo, destruirlo o dañarlo, destruyes ese trabajo y con ello consumes vida humana. LEÓN T0LSTÓI (1818-1910, escritor ruso)

 

435 ¿Es lícito «comprar»y «vender» personas?

Ninguna persona ni partes de una persona pueden ser convertidas en mercancía, tampoco nadie puede ofrecerse a sí mismo como mercancía. El hombre pertenece a Dios, que le ha otorgado libertad y dignidad. Comprar y vender personas, como sucede hoy en día de forma habitual, no sólo en la prostitución, es un acto absolutamente reprobable. [2414]

En el tráfico de órganos y de embriones, en la biotecnología, en el tráfico de niños para la adopción, en el reclutamiento de niños soldado, en la prostitución, en todas partes aparece de nuevo la antigua injusticia del tráfico de seres humanos y la esclavitud. Se priva a personas de su libertad, de su dignidad, de su autodeterminación, en realidad, de su misma vida. Se las humilla convirtiéndolas en objetos con los que el propietario puede hacer negocios. Hay que distinguir del tráfico de seres humanos en sentido estricto, las prácticas del fútbol y otros deportes. También en esos casos se habla de «comprar» y «vender», pero se trata de procedimientos en los que se puede presuponer el libre consentimiento de los jugadores. 

Ante Las crueldades de un capitalismo que degrada a la persona a la categoría de mercan da, comprendemos de manera nueva lo que quería decir Jesús con la advertencia ante la riqueza, ante el ídolo Mammón que destruye a la persona, estrangulando con sus manos una gran parte del mundo. BENEDICTO XVI, Jesús de Nazaret

Aproximadamente 12,3 millones de personas viven esclavizadas en trabajos forzados.

Unos 2,4 millones de ellas son víctimas de la trata de seres humanos.

La suma de las ganancias asciende a cerca de 10 mil millones de dólares USA. Cálculos estimados de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) para el año 2005

La experiencia muestra que todo tipo de falta de respeto frente al medio ambiente causa daños a la convivencia humana y viceversa. Cada vez se manifiesta con más claridad la relación inseparable de la paz con la creación y con la paz entre los hombres. BENEDICTO XVI, 01.01.2007

 

436 ¿Cómo debemos tratar la Creación?

Cumplimos el designio creador de Dios cuando cuidamos la tierra con sus leyes vitales, su variedad de especies, su belleza natural y sus riquezas renovables, y la conservamos eficazmente como ámbito de vida, de modo que también las futuras generaciones puedan vivir bien en la tierra. [2415]

En el libro del -> GÉNESIS se dice: «Sed fecundos y multiplicaos, llenad la tierra y sometedla; dominad los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se mueven sobre la tierra» (Gen 1,28). Lo de «someted la tierra» no significa un derecho absoluto a poder disponer arbitrariamente de la naturaleza viva y muerta, de animales y plantas. Estar creado a imagen y semejanza de Dios significa que el hombre se ocupa de la Creación de Dios como pastor y guardián. Porque también se dice: «El Señor Dios tomó al hombre y lo colocó en el jardín de Edén, para que lo guardara y lo cultivara» (Gen 2,15). -> 42-50,57

437 ¿Cómo debemos tratar a los animales?

Los animaLes son criaturas de Dios como nosotros, a las que queremos y con las que debemos alegrarnos, como Dios se alegra de su existencia. [2416-2418, 2456-2457]

También Los animaLes son criaturas sensibLes creadas por Dios. Es pecado torturarlos, hacerles sufrir y matarlos inútilmente. Sin embargo una persona no debe anteponer el amor a los animales al amor a los seres humanos.

438 ¿Por qué tiene la Iglesia una Doctrina Social propia?

Dado que todas las personas, creadas a imagen de Dios, poseen una dignidad única, la Iglesia, con su Doctrina Social, aboga a favor de que esta dignidad de la persona se realice en el ámbito social también para todas las personas. No pretende tutelar la política o la economía. Pero cuando en la política y en la economía se ataca la dignidad de las personas, la Iglesia debe intervenir. [2419-2420, 2422-2423]

«Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo» (Concilio Vaticano II , GS 1). En su Doctrina Social, la Iglesia concreta esta frase. Y se pregunta: ¿Cómo podemos hacernos responsables del bienestar y el trato correcto para todos, también para los no cristianos? ¿Cómo debe ser la forma justa de la convivencia humana, de Las instituciones políticas, económicas y sociales? En su acción a favor de la justicia la Iglesia es llevada por un amor que se mira en el amor de Cristo por los hombres.

439 ¿Cómo se desarrolló la Doctrina Social de la Iglesia?

Con la DOCTRINA SOCIAL la Iglesia dio su respuesta a la cuestión social de los trabajadores en el siglo XIX. Ciertamente la industrialización había llevado a un aumento del bienestar, pero de ello se beneficiaban ante todo los dueños de las fábricas, mientras muchas personas se quedaban en la miseria como trabajadores casi sin derechos. De esta experiencia, el comunismo sacó la conclusión de que existía una oposición irreconciliable entre el trabajo y el capital, que debía decidirse mediante la lucha de clases. Por el contrario, la Iglesia abogó por un equilibrio justo entre los trabajadores y los dueños de las fábricas. [2421]

La Iglesia defendió que no sólo se beneficiaran algunos pocos, sino todos, del nuevo bienestar propiciado por la industrialización y la competencia. Por eso recomendó la creación de sindicatos y luchó para que los trabajadores fueran protegidos de la explotación mediante leyes civiles y seguros para que ellos y sus familias estuvieran asegurados en casos de enfermedad y necesidad.

Tú cuidas la tierra, la riegas y la enriqueces sin medida; la acequia de Dios va llena de agua, preparas los trigales. Rezuman los pastos del páramo, y Las colinas se adornan de alegría; las praderas se cubren de rebaños, y los valles se visten de mieses, que aclaman y cantan. Sal 65,10.13-14

Pregunta a las criaturas: ¡Oh bosques y espesuras,/ plantadas por la mano del Amado!/ ¡Oh prado de verduras,/ de flores esmaltado!,/ decid si por vosotros ha pasado. Respuesta de las criaturas: Mil gracias derramando/ pasó por estos sotos con presura,/ e, yéndolos mirando,/con sola su figura/ vestidos los dejó de hermosura. SAN JUAN DE LA CRUZ

El capital no puede existir sin el trabajo, como tampoco el trabajo sin el capital. LEÓN XIII, Rerum Novarum, 1891

Y en esto conviene subrayar el papel preponderante que cabe a los laicos, hombres y mujeres [...]. A ellos compete animar, con su compromiso cristiano, las realidades y, en ellas, procurar ser testigos y operadores de paz y de justicia BEATO JUAN PABLO II , Sollicitudo rei socialis

Así como es sumamente bueno que alguien haga buen uso del poder en el gobierno de muchos, igualmente es extremadamente reprobable el abusar del mismo. SANTO TOMÁS DE AQUINO

 440 ¿Están obligados los cristianos a comprometerse en la política y en la sociedad?

Es una misión especial de los fíeles LAICOS comprometerse en la política, la sociedad y la economía, según el espíritu del Evangelio, la caridad, la verdad y la justicia. Para ello la DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA les ofrece una orientación clara. [2442]

La participación activa en la política de partidos no es compatible con el ministerio de los  OBISPOS, PRESBÍTEROS y religiosos. Deben estar disponibles para todos.

441 ¿Qué dice la Iglesia de la democracia?

La Iglesia apoya la democracia porque, entre los sistemas políticos, es el que ofrece las mejores condiciones para que se realicen la igualdad ante la ley y los derechos humanos. Pero, para ello, la democracia debe ser algo más que un mero dominio de la mayoría. Una verdadera democracia es posible únicamente en un Estado de derecho que reconozca los derechos fundamentales de todos y, en caso necesario, los defienda contra la voluntad de la mayoría. [1922]

La historia nos enseña que tampoco La democracia ofrece una protección absoluta frente a los ataques a la dignidad humana y los derechos humanos. Está siempre en peligro de convertirse en la tiranía de la mayoría sobre una minoría. La democracia vive de presupuestos que ella misma no puede garantizar. Por eso especialmente los cristianos deben estar atentos a que no se socaven los valores sin los que una democracia no es duradera.

Una democracia sin valores se convierte fácilmente, como demuestra La historia, en un totalitarismo abierto o disimulado. BEATO JUAN PABLO II , Centesimus annus

442 ¿Cuál es la postura de la Iglesia ante el capitalismo y ante la economía de mercado?

Un capitalismo que no esté insertado en un ordenamiento jurídico sólido corre el riesgo de desvincularse del BIEN COMÚN y de convertirse en un mero instrumento del afán de lucro de algunos. A esto se opone la Iglesia decididamente. Por el contrario, aprueba una economía de mercado que esté al servicio del hombre, evite los monopolios y garantice a todos el suministro de los bienes y el trabajo necesarios para vivir. [2426]

La  DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA valora todas las organizaciones sociales en función de su servicio al bien común, es decir, en la medida en que «los hombres, las familias y las asociaciones pueden Lograr con mayor plenitud y facilidad su propia perfección» (Concilio Vaticano II , GS). Esto es válido también para la economía que, en primer lugar, tiene que estar al servicio del hombre.

443 ¿Cuál es la función de los responsables de las empresas?

Los empresarios y los directivos se esfuerzan por el éxito económico de sus empresas. Pero junto a los legítimos intereses de beneficio existe también para ellos una responsabilidad social: tener en cuenta los justos intereses de los empleados, los proveedores, los clientes y de toda la sociedad, y también del medio ambiente. [2432]

Un capitalismo sin humanidad, solidaridad y justicia carece de moral y también de futuro. CARDENALREINHARD MARX (*1953, arzobispo de Munich y Freising)

La obtención de recursos, la financiación, la producción, el consumo y todas las fases del proceso económico tienen ineludiblemente implicaciones morales. Así, toda decisión económica tiene consecuencias de carácter moral. BENEDICTO XVI, CiV

El trabajo es un bien del hombre —es un bien de su humanidad—, porque mediante el trabajo el hombre no sólo transforma la naturaleza, adaptándola a las propias necesidades, sino que se realiza a sí mismo como hombre, es más, en un cierto sentido «se hace más hombre». BEATO JUAN PABLO II , Laborem Exercens (LE)

Nunca estará el hombre de acuerdo en trabajar como un Sfsifo. TEILHARD DE CHARDIN (1881-1955,jesuíta francés e investigador de la naturaleza)

444 ¿Qué dice la Doctrina Social de la Iglesia acerca del trabajo y el desempleo?

El trabajo es un mandato de Dios a los hombres. En un esfuerzo común debemos mantener y continuar la obra de la Creación: «El Señor Dios tomó al hombre y lo colocó en el jardín de Edén, para que lo guardara y lo cultivara» (Gen 2,15). El trabajo es para la mayoría de los hombres su medio de sustento. El desempleo es un mal grave que debe ser combatido con decisión.

Mientras que hoy en día muchas personas a quienes les gustaría trabajar no encuentran un puesto de trabajo, existen «adictos al trabajo» que se entregan de tal modo al trabajo que no encuentran tiempo para Dios ni para el prójimo. Y, mientras que muchas personas apenas pueden alimentarse a sí mismas y a sus familias con su sueldo, otros ganan tanto que pueden llevar una vida con un lujo inimaginable. El trabajo no es un fin en sí mismo, sino que debe servir a la realización de una sociedad que corresponda a la dignidad del hombre. La DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA aboga por ello a favor de un orden económico en el que todos los hombres colaboren activamente y puedan participar del bienestar alcanzado. Defiende un salario justo, que haga posible para todos una existencia digna, y exhorta a los ricos a practicar las virtudes de la moderación y el compartir solidario. 47, 332

445 ¿A qué se refiere el principio del «trabajo sobre el capital»?

La Iglesia siempre ha enseñado «el principio de la prioridad del trabajo sobre el capital» (beato Juan Pablo II, LE). El dinero o el capital lo posee la persona como una cosa. El trabajo, por el contrario, no se puede separar del hombre que lo realiza. Por eso las necesidades elementales de los trabajadores tienen prioridad sobre Los intereses del capital.

Los propietarios del capital y los inversores tienen también intereses legítimos, que tienen que ser protegidos. Pero es una injusticia grave que los empresarios y los inversores intenten aumentar su propio beneficio a costa de los derechos elementales de los trabajadores y empleados.

446 ¿Qué dice la Iglesia acerca de la globalización?

La globalización en principio no es buena ni mala, sino la descripción de una realidad a la que se debe dar forma. «Surgido en los países económicamente desarrollados, este proceso ha implicado por su naturaleza a todas las economías. Ha sido el motor principal para que regiones enteras superaran el subdesarrollo y es, de por sí, una gran oportunidad. Sin embargo, sin la guía de la caridad en la verdad, este impulso planetario puede contribuir a crear riesgo de daños hasta ahora desconocidos y nuevas divisiones en la familia humana» (Benedicto XVI, CiV).

Cuando nos compramos unos vaqueros baratos no nos deben dejar indiferentes las circunstancias en las que han sido producidos, si los trabajadores han recibido o no un salario justo. El destino de todos es importante. No nos puede dejar indiferente la necesidad de ninguna persona. En el nivel político es necesaria una «verdadera autoridad política mundial» (Benedicto XVI, CiV), que se preocupe de que se alcance un equilibrio justo entre los hombres de los países ricos y los de los países subdesarrollados. Con mucha frecuencia estos últimos están excluidos de las ventajas de la globalización económica y sólo les toca soportar las cargas.

Todo lo que está contenido en el concepto de «capital»—en sentido restringido— es solamente un conjunto de cosas. El hombre como sujeto del trabajo, e independientemente del trabajo que realiza, el hombre, él solo, es una persona. BEATO JUAN PABLO II , Laborem exercens

Es desconcertante contemplar una globalización que hace cada vez más difíciles las condiciones de vida de los pobres, que no contribuye en absoluto a sanar el hambre, la pobreza y la desigualdad social, y que pisotea el medio ambiente. Estos aspectos de la globalización pueden conducirá reacciones extremas: al nacionalismo, al fanatismo religioso, incluso al terrorismo. BEATO JUAN PABLO II, 2003

La economía globalizada parece privilegiarla primera lógica, la del intercambio contractual, pero directa o indirectamente demuestra que necesita a las otras dos, la lógica de la política y la lógica del don sin contrapartida. BENEDICTO XVI, CiV

La sociedad cada vez más globalizada nos hace más cercanos, pero no más hermanos. La razón, por sí sola, es capaz de aceptar la igualdad entre los hombres y de establecer una convivencia cívica entre ellos, pero no consigue fundar la hermandad. BENEDICTO XVI, CiV

La «economía de la comunión» se ha desarrollado para que un día podamos dar este ejemplo: un pueblo en el que no hay gente que sufre ni pobres. CHIARALUBICH (1920-2008, fundadora del Movimiento de Los Focolares)

  447 ¿Es la globalización una tarea sólo de la política y la economía?

Antes existía la idea de un reparto de funciones: la economía debía ocuparse de aumentar la riqueza, y la política, de su justa distribución. En la era de la globalización, sin embargo, los beneficios se logran a nivel global, mientras que la política queda limitada a las fronteras de los Estados. Por eso hoy no sólo es necesario el fortalecimiento de las instituciones políticas supraestatales, sino también la iniciativa de personas y grupos sociales que se dediquen a la economía en las regiones más pobres del mundo, no en primer lugar a causa del beneficio, sino partiendo de un espíritu de solidaridad y de caridad. Junto al mercado y al Estado es necesaria una sociedad civil fuerte.

En el mercado se intercambian prestaciones equivalentes y contraprestaciones. Pero en muchas regiones del mundo las personas son tan pobres que no pueden ofrecer nada para el trueque y así son cada vez más dependientes. Por eso son necesarias iniciativas económicas que no estén regidas por la «lógica del intercambio» sino por la «lógica del don sin contrapartida» (Benedicto XVI, CiV). En ellas no se trata de dar a los pobres una mera limosna, sino, en el sentido de la autoayuda, de abrirles caminos para la libertad económica. Existen iniciativas cristianas, como, por ejemplo, el proyecto «economía de la comunión» del Movimiento de los Focolares, que tiene en todo el mundo más de 750 empresas. También hay «empresarios sociales» (social entrepreneurs) no cristianos, que, aunque se orientan al beneficio, trabajan en el espíritu de una «cultura del don» y con la finalidad de mitigar la pobreza y la exclusión.

448 ¿Son la pobreza y el subdesarrollo un destino ineludible?

Dios nos ha confiado una tierra que podría ofrecer suficiente alimento y espacio para vivir a todos los hombres. Sin embargo hay regiones enteras, países y continentes, en los que muchas personas apenas tienen lo necesario para poder vivir. Esta división del mundo tiene razones históricas complejas, pero no es irreversible. Los países ricos tienen la obligación moral de ayudar, mediante la ayuda al desarrollo y la creación de condiciones económicas y comerciales justas, a que los países subdesarrollados salgan de la pobreza.

En nuestro mundo viven 1.400 millones de personas que tienen que arreglarse diariamente con menos de 1 euro. Carecen de alimento y a menudo también de agua potable limpia, con frecuencia no tienen acceso a la educación y a la asistencia médica. Se calcula que  diariamente mueren más de 25.000 personas a causa de la desnutrición. Muchas de ellas son niños.

Los pueblos que sufren el hambre piden, con urgencia e insistencia, ayuda a los pueblos que viven en el bienestar. La Iglesia se estremece ante este grito del miedo y solicita a cada uno que responda en el amor al grito de auxilio de su hermano. PABLO VI, PP

No hacer participara los pobres de los propios bienes es robarles y quitarles la vida. Lo que poseemos no son bienes nuestros, sino los suyos. SAN JUAN CRISÓSTOMO

449 ¿Qué importancia tienen los pobres para los cristianos?

El amor a los pobres debe ser en todos los tiempos el distintivo de los cristianos. A los pobres no les corresponde sin más algún tipo de limosnas; tienen derecho a la justicia. Los cristianos tienen un deber especial de compartir sus bienes. Cristo es un ejemplo en el amor a los pobres. [2443-2446]

Porque quien da, recibe; quien se olvida a sí mismo, encuentra; quien perdona, recibe el perdón y quien muere, resucita a la vida eterna. Oración del movimiento franciscano en Francia, 1913

«Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos» (Mt 5,3) es la primera frase de Jesús en el sermón de la montaña. Hay pobreza material, intelectual, cultural y espiritual. Los cristianos deben cuidar con atención, caridad y constancia de los necesitados de la tierra. Pues en ningún otro aspecto son tan claramente medidos por Cristo como en la forma en la que tratan a los pobres: «Cada vez que lo hicisteis con uno de estos mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis» (Mt 25,40). -» 427

450 ¿Cuáles son las «obras de misericordia corporales»?

Dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, vestir al desnudo, dar techo a quien no lo tiene, visitar a los enfermos y a los presos y enterrar a los muertos. [2447]

451 ¿Cuáles son las «obras de misericordia espirituales»?

Las obras de misericordia espirituales son: enseñar a quien no sabe, dar consejo al que lo necesita, consolar al afligido, corregir al pecador, perdonar al ofensor, sufrir la injusticia con paciencia, rezar por vivos y difuntos.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Si tu nos ayudas, podremos continuar evangelizando con noticias como ésta

DONA AHORA