Lunes, 23 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Señalan que es incompatible con la enseñanza de Cristo

8 teólogos desmontan las tesis de Kasper sobre la comunión a los divorciados que no viven castamente

Llueven las críticas sobre la propuesta del cardenal Kasper -en la foto- de dar la comunión a quien vive maritalmente con quien no es su cónyuge ante Dios
Llueven las críticas sobre la propuesta del cardenal Kasper -en la foto- de dar la comunión a quien vive maritalmente con quien no es su cónyuge ante Dios

ReL

Ocho teólogos, siete de ellos dominicos, han elaborado un documento de 21 páginas (en su versión española) señalando los peligros e incoherencias que implicaría dar la comunión a personas que viven maritalmente con quien no es realmente su cónyuge ante Dios, como sugieren algunas propuestas del cardenal Kasper.

Los autores son Kurt Martens y los dominicos John Corbett, Andrew Hofer, Paul J. Keller, Dominic Langevin, Dominic Legge, Thomas Petri y Thomas Joseph White. Dan clase en la Facultad Pontificia de la Inmaculada Concepción en la Casa Dominicana de Estudios (Washington, DC, EE.UU.), el Athenaeum de Ohio (Mount St. Mary’s of the West), Cincinnati, Ohio; y la Facultad de Derecho Canónico, Universidad Católica de América.

Los autores recuerdan que: "la Iglesia insiste (incluso frente a una gran presión) en que allí donde existe un vínculo válido no es posible un segundo matrimonio durante la vida del primer cónyuge."

"Cristo sí permite la separación de los esposos “cuando hay fornicación” [mê epi porneia, en griego], pero la Iglesia, la intérprete infalible de las Sagradas Escrituras, siempre ha interpretado que esto se refiere a la posibilidad de separarse en casos de adulterio, no a la de volver a casarse.

Reconocen que "la proclamación de las enseñanzas de Cristo sobre el adulterio y el divorcio siempre ha sido difícil y llama a la conversión en todas las épocas."

La castidad es exigente para todos
Además, señalan que el tema de la castidad es exigente para todos, no sólo para los divorciados.

"La cultura actual asegura que la castidad es imposible e incluso dañina. Este dogma secular es diametralmente opuesto a las enseñanzas del Señor. Si lo aceptamos, es difícil entender por qué debería ser aplicado solamente a los divorciados. ¿Acaso no es igual de ilusorio pedirle a las personas solteras que se mantengan castas hasta el matrimonio? ¿No debería dejárseles también a ellos el discernir si han de ser admitidos o no a la Sagrada Comunión? Los ejemplos se multiplican".

Aprecian el ejemplo de aquellos divorciados que viven en castidad y lo contraponen a los que ni siquiera lo intentan ni pretenden.

"Algunas parejas vueltas a casar civilmente sí tratan de vivir en castidad como hermanos. Tal vez les sea difícil, y por momentos caigan, pero, movidos por la gracia, se vuelven a levantar, se confiesan y vuelven a comenzar. Si la propuesta actual fuera aceptada, ¿cuántos de ellos renunciarían al esfuerzo de seguir siendo castos?"

"Por supuesto, muchos divorciados y vueltos a casar no viven en castidad. Lo que los distingue de aquellos que intentan vivir en la castidad es que no reconocen aún que la ausencia de castidad es un grave error, o al menos no tienen aún la intención de vivir en castidad. Si se les permite recibir la Eucaristía, incluso habiéndose confesado antes, mientras que continúan teniendo la intención de vivir al margen de la castidad (una contradicción radical), existe un peligro real de que sean confirmados en su vicio actual."

El divorcio en oriente: inaceptable
Sobre la práctica de las Iglesias ortodoxas que permiten un segundo o tercer matrimonio (aunque celebrado bajo otros rituales), comentan que es inaceptable para el catolicismo y la lógica cristiana y que es fruto de presiones mundanas y políticas.

"Con el tiempo, y bajo presión de los emperadores bizantinos que ejercían una autoridad agresiva sobre la Iglesia oriental, los cristianos orientales terminaron identificando los “segundos matrimonios” después de la muerte de un esposo con el divorcio y un nuevo matrimonio, y releyendo los textos patrísticos bajo esta luz. En el s. X, el emperador bizantino León VI forzó efectivamente a los ortodoxos a que aceptaran divorciarse y volverse a casar. Su forma de proceder en la actualidad les permite, por la práctica de la “economía”, segundos y terceros matrimonios después de un divorcio, aunque con ritos matrimoniales por fuera de la Eucaristía".

Recuerdan que ya en el Segundo Concilio de Lyon (en 1274) la Iglesia latina analizó y rechazó esa práctica de la Iglesia griega.

Advierten que lo que parece un pequeño cambio tendría un grave efecto sobre todo el edificio teológico católico... y contradice elementos definidos claramente también en el Concilio Ecuménico de Trento.

"No es posible en absoluto admitir a la Sagrada Comunión a quienes persisten en el adulterio y a la vez afirmar estas doctrinas conciliares. Se cambiarían las definiciones de Trento sobre el adulterio, sobre la justificación (que implica la caridad así como la fe), o sobre el sentido y el significado de la Eucaristía. Tampoco puede la Iglesia tratar el matrimonio como un asunto privado, ni como uno que deba ser juzgado por el Estado, ni como algo que deba decidirse por juicios individuales de la conciencia. Después de largos debates, estos temas fueron claramente resueltos por un Concilio ecuménico de la manera más solemne. Aquellas declaraciones han sido reiteradas en repetidas ocasiones por el Magisterio contemporáneo, incluido el Concilio Vaticano Segundo y el Catecismo de la Iglesia Católica".

Este es el esquema de su documento:
A. Resumen de las presentes propuestas.

B. Principios generales
1. El matrimonio sacramental es indisoluble
2. La historia de la definición del adulterio y de las enseñanzas de la Iglesia sobre el divorcio
3. El matrimonio es esencialmente un hecho público

C. Análisis de propuestas para la administración de la Sagrada Comunión a los divorciados y vueltos a casar
1. ¿Habrá que desesperar de la castidad?
2. Los precedentes de los primeros concilios y de los Padres de la Iglesia
3. La práctica de las iglesias ortodoxas
4. Estas cuestiones se decidieron durante las controversias de la Reforma
5. El precedente de la comunión anglicana moderna: ¿terreno resbaladizo?
6. ¿Comunión espiritual o sacramental para los divorciados y vueltos a casar?
7. El perdón es imposible sin arrepentimiento y firme propósito de enmienda
8. Consecuencias de acercarse a la Sagrada Comunión en estado de pecado grave
9. ¿Se reactiva una teoría moral ya rechazada?
10. Admitir que comulguen las personas vueltas a casar causaría grave escándalo

D. Análisis de propuestas para cambiar el proceso de anulación
1. ¿Se necesita una fe auténtica para que el matrimonio sea considerado válido?
2. No se pueden conceder nulidades sin experiencia canónica y procedimientos canónicos
3. Imposibilidad de juicios subjetivos o personalizados en los casos matrimoniales

E. Elementos de una propuesta positiva para los sínodos

Se puede leer en español en PDF en:
http://nvjournal.net/files/essays-front-page/Propuestas-recientes-Apreciacion-teologica.pdf
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA