Martes, 17 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Habla de la muerte de su esposa, la enfermedad, el laicismo agresivo en España...

El juez Calatayud más íntimo: «Rezo todos los días, en mi vida la fe me ha ayudado para ser feliz»

Emilio Calatayud lleva décadas dedicado a la Justicia, especialmente en los menores, cuyas ejemplares sentencias le han hecho un personaje conocido
Emilio Calatayud lleva décadas dedicado a la Justicia, especialmente en los menores, cuyas ejemplares sentencias le han hecho un personaje conocido

J.L. / ReL

Emilio Calatayud no deja a nadie indiferente. El juez de menores de Granada es amado u odiado, escuchado o despreciado. Sus sentencias ejemplares llenas de sentido común, su defensa de la autoridad paterna y de una educación más “tradicional” y sus innumerables advertencias sobre las consecuencias de las nuevas tecnologías en adolescentes y niños han encontrado gran repercusión durante estos años.

Lo que era menos conocido sobre este mediático juez es su faceta como católico practicante, el papel que tiene Dios en su vida y cómo se agarró a la fe cuando su mujer falleció debido a un cáncer. Por ello, sin complejos y alejado de la corrección política, Calatayud hace una defensa directa de la Iglesia Católica en un momento de gran dificultad para la institución.

El intento de destruir la familia

En una entrevista con la revista Misión, el juez denuncia el intento de imponer a los padres cómo tienen que educar a los hijos, un aspecto que lo relaciona con el laicismo agresivo y el ataque a los católicos.

Resultado de imagen de emilio calatayud juez

“Los hijos son de los padres, aunque no sean de su propiedad. Desde luego, a quien no pertenecen es al Estado. Detrás de esto hay un intento de cargarse a la familia. Se busca deshumanizar las relaciones y derribar cualquier institución que huela a católico. Nos dicen que los hijos son de la sociedad, de la tribu, pero no es verdad. Es como el tema del aborto”, agrega.

Según asegura el magistrado, “hoy no se habla del nasciturus, que es el concebido pero no nacido, y que fíjate si tiene derechos que puede hasta recibir una herencia. Que te puedas cargar a un niño que tiene derecho a herencia pero no tiene derecho a nacer es una contradicción. Hay debates que tenemos que abrir y revisar, como el del aborto o la eutanasia”.

La pérdida del miedo de los católicos

El juez Calatayud se ha convertido en la voz pública de lo que muchos dicen en privado. Y por ello cree que hay que perderá el miedo. Asegura que le “han llamado facha, carca… Pero me da igual. Es como lo de católico. Ha habido un tiempo en que a la gente le daba miedo decir públicamente que es católica”.

Habla en pasado porque está convencido de que “la gente se ha cansado de tener que ocultar que es católica”.

Con el estilo directo y desenfadado que le caracteriza, el juez Calatayud indica que él siempre dice lo que piensa: “me cabreo con la Iglesia, porque creo que es hora de dar un puñetazo en la mesa con el tema del laicismo. Ante el ataque que hay contra los católicos, yo cerraría tres meses todos los servicios que sostiene la Iglesia. ¿Que los católicos somos todos corruptos de menores y no podemos decir lo que pensamos? Pues ale, que todos los pobres que atiende Cáritas, San Juan de Dios, las monjas  de tal y cual, vayan a los Ayuntamientos o comunidades autónomas. ¿La Semana Santa? ¡A pasear los santos dentro de la iglesia! ¡Verás qué alegría para el turismo, los bares y los hoteles! Ve a San Juan de Dios en Granada, a ver quién atiende a los pobres. ¿Y en Valencia, dónde está la gente que llegó en el barco aquel? En Cáritas. Los católicos tenemos que decir que la Iglesia es muy buena, con ‘hijoputas’ como en todos los gremios, pero que ya está bien de tomarnos el pelo”.

Resultado de imagen de ‘Sentencia’ de Granada semana santa

Emilio Calatayud es cofrade en Granada y cada año acompaña en procesión el paso de la 'Sentencia'

Fe probada en la muerte de su esposa

Yendo a un aspecto más personal de su fe, Emilio Calatayud confiesa que reza todos los días. “Al morir mi mujer, el cura que celebró el funeral, al que conozco desde hace mucho, dijo: ‘si Dios no existiera, la vida sería una faena muy gorda. Pero Dios existe’. Por eso rezo”, afirma.

Por ello, se considera muy afortunado a pesar de las desgracias que ha tenido que padecer porque “en mi vida, mi fe me ha ayudado mucho para ser feliz”.

Su mujer, Azucena, falleció en 2008 debido a un cáncer, y él mismo ha padecido otro de próstata. Sobre esta experiencia, el juez de menores explica que “con el cáncer, estás en manos de la ciencia y en manos de Dios. Y ya está".

Sobre la enfermedad de su mujer, recuerda que “durante los dos años que estuve cuidando de Azucena fui muy feliz. Las dos únicas bajas que he cogido en mi vida han sido para cuidar de ella. Pero también gracias al cáncer conocí a Magdalena, mi mujer actual, que me sacó del pozo”.

"Lo que más me importa es el sacramento"

Sobre esta experiencia de gran sufrimiento, Calatayud asegura que ha aprendido a “valorar las cosas en su medida, a que merece la pena hacer el bien, y a hacer lo posible para estar tranquilo contigo mismo. Al morir Azucena me preguntaron de qué me arrepentía. Y dije que de haberle dicho poco que la quería. Ya no cometo ese error.  Hay que demostrarlo, pero también hay que decir ‘te quiero’ todos los días”.

Sobre su nueva pareja cuenta que “el amor a mi edad no es como el de los años jóvenes, pero he encontrado mi complemento perfecto. Es profesora de Filosofía y con una formación católica muy grande. Es muy buena persona, pero ha tenido muy mala suerte en la vida. Estamos esperando que nos confirmen la nulidad de su anterior matrimonio para casarnos por la Iglesia, porque lo que más me importa es el sacramento”.

“Cuando le den la nulidad, nos casaremos por la Iglesia, como Dios manda. Aunque tenemos que tener un reconocimiento del Estado, lo que nos importa de verdad es la bendición de Dios”, concluye.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA