Domingo, 18 de agosto de 2019

Religión en Libertad

La fiscalidad


por Enrique García-Máiquez

Opinión

Cuenta María Kodama que telefonearon a su marido Jorge Luis Borges desde Suecia para susurrarle que no ganaría el Nobel si recibía un doctorado honoris causa por una universidad del Chile de Pinochet. Borges contestó: «Hay dos cosas que un hombre no puede permitir: sobornar y dejarse sobornar». Fue a Chile. El Nobel no lo ganó. Y siempre me impresionó el quijotismo de la escena.

Sin embargo, hasta ahora no había caído en la hermosura simétrica de la frase. De las dos cosas que un ser humano no puede hacer, la primera es sobornar. No dejarse sobornar va después y de suyo. Pero el que soborna está insultando gravemente al otro, porque no sólo le dice que tiene miedo, sino que tiene precio.

Me lo ha recordado el juego que el Gobierno de Pedro Sánchez y, en concreto, Carmen Calvo está dando a la fiscalidad sobre los bienes de la Iglesia. Habrán leído la secuencia de los acontecimientos. El nuncio del Vaticano en España, Renzo Fratini, ha comentado que con tanta exhumación y memoria histórica han terminado resucitando [sic] a Franco, y que hubiese sido mejor dejarlo estar. Eso ha sentado fatal a Carmen Calvo que ha anunciado «una respuesta contundente». Y la ha dado. Porque ha confirmado a renglón seguido que el Ejecutivo trabaja ya en la revisión de la fiscalidad de la Iglesia.

"Fiscalidad" es una palabra terrorífica, y aún más, si cabe, en estas fechas. No contenta con eso, Calvo ha insistido: "La Iglesia tiene que pagar impuestos como lo hace en Francia o Italia porque es justicia social". Ojo, que "justicia social" tampoco son dos palabras muy tranquilizadoras.

Habrá quien diga que el tema de la fiscalidad de la Iglesia lleva mucho tiempo en el alero y que ha sido una simple coincidencia temporal. Lo cierto es que el chantaje siempre tiene que jugar por la zona de sombra. No puede ser demasiado explícito porque se le iría la fuerza por la boca. El mismo hecho de que el asunto esté en el alero es bastante sospecho de cierto aleteo de aquí para allá.

Más allá de Franco, de Carmen Calvo Poyato y de las declaraciones del nuncio, tampoco resulta exquisito que el Ejecutivo saque a relucir la fiscalidad y, encima, la justicia social cuando está tan contrariado. No es el momento. Es un arma demasiado potente y los recursos y la información de Hacienda son muy anchos y profundos como para permitirse la mínima sospecha de ninguna posibilidad de uso partidista o condicionado.

Publicado en Diario de Cádiz.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a poder seguir adelante

DONA AHORA