Lunes, 16 de diciembre de 2019

Religión en Libertad

El futuro por la espalda


por Enrique García-Máiquez

Opinión

TAGS:

Les traigo un trío de ases encadenados, con su tesis, antítesis y síntesis. Empecemos por el estupendo columnista José F. Peláez, que ha dicho: "La derecha lista estaría produciendo 50 series distópicas acerca del mundo tras el auge de estos populismos. Y otros 50 documentales sobre el comunismo. Pero nada. Están a sus cosas".

Olivier Rey, matemático y filósofo francés, autor de Engaño y daño del transhumanismo, ofrece la antítesis. Sostiene que dar una patada para delante a la pelota de la atención hacia un futuro, ya lo pinten idílico, ya terrorífico, es un truco del transhumanismo (y de todos los otros -ismos, siempre entreverados de futurismo). No quieren que recapacitemos sobre lo que está aquí: el transexualismo dogmático -véase el libro de Braunstein La filosofía se ha vuelto loca (Ariel, 2019)-, el aborto terapéutico, la mercantilización de la procreación humana, la ideologización de la tecnología, la pérdida de la identidad cultural y hasta biológica, etc.

La síntesis la hace Fabrice Hadjadj, que se ha marcado una obra de teatro sorprendente: Juana y los poshumanos (Homo Legens, 2019). Aúna ambos extremos, porque la historia es una distopía que cumple los parámetros del género… ¡denunciando lo que está pasando ahora mismo! Hadjadj lo avisa: "No me he inventado nada. Ni siquiera he escrito este drama -más bien, lo he transcrito. Me ha bastado con […] subir un par de niveles el indicador de las mutaciones que ya están en curso".

Por ejemplo, explica cómo los teléfonos móviles fueron el arma definitiva contra la familia, que había superado tantos embates de lobbies y doctrinas. Allí, la rebeldía suprema es quedarse embarazada del hombre al que se ama, como empieza a serlo aquí. Los niños con discapacidad son los salvadores de un mundo donde rige (con mano de hierro) la eficacia y el hedonismo. Hay un mercado negro de carne sin adulterar. Impera este mantra: "Ni un segundo sin flujo multimedia". Allí se dicen: "Nosotros no hablamos de suicidio, como los reaccionarios detractores de la DeMo. Hablamos de la culminación de la libertad".

En general, estamos muy preocupados con el futuro y, en estos días, más; por eso creo que la lección que dan entre estos tres escritores hay que tenerla presente. Necesitamos, como advierte Peláez, muchas más distopías, más que nada para ver bien que las tenemos encima. Cuidado, que el futuro ha empezado a atacarnos por la espalda.

Publicado en Diario de Cádiz.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA