Jueves, 08 de diciembre de 2022

Religión en Libertad

El Centro de Estudios Judeo-Cristiano cumple 50 años: una institución fructífera, única en España

El centro de Estudios Judeo-Cristianos cumple 50 años y ambas comunidades lo celebran juntas
El centro de Estudios Judeo-Cristianos en Madrid cumple 50 años y ambas comunidades lo celebran juntas

ReL

El Centro de Estudios Judeo-Cristiano, con sede en Madrid, es una institución peculiar: fundada por el arzobispado de Madrid, se dedica a fomentar las relaciones entre el mundo católico y el judío en España, y profundizar en el estudio de las raíces judías del cristianismo. Cumple ahora 50 años.

En los años 60 en España hubo un gran despertar científico y religioso de interés por la cultura hebrea y la religión judía. Por ejemplo, nació en 1965 el Instituto Benito Arias Montano de Estudios Hebraicos, y se consolidó la fama internacional de la prestigiosa revista de estudios hebraicos Sefarad que publica el CSIC desde 1960. En estas instituciones, sus investigadores y científicos eran católicos devotos (como explicamos aquí en ReL). 

En 1960, dos religiosas, Sor Esperanza y Sor Ionel, iniciaron los contactos con la Comunidad Israelita de Madrid y con intelectuales y profesores para trabajar contra el antisemitismo que se manifestaba con fuerza en algunos medios de comunicación. Esos contactos conducirían a crear, con aprobación del arzobispado, una iniciativa, Amistad Judeo-Cristiana.

Más adelante, a partir de esa experiencia, las religiosas de Nuestra Señora de Sión y el presidente cristiano de la Amistad Judeo-Cristiana, el Padre Vicente Serrano, comprendieron que más allá de trabajar las buenas relaciones entre judíos y cristianos había que estudiar más las raíces judías del cristianismo.

Buenas relaciones, pero también más estudio

El 2 de agosto de 1969, tras diversas reuniones estudios y consultas, el arzobispado de Madrid dio su aprobación para iniciar un "Centro de Estudios sobre Judaísmo", que en 1972 se oficializaría como el Centro de Estudios Judeo-Cristianos, confiado a las religiosas de la Congregación de Nuestra Señora de Sión, como una institución diocesana de estudios. El cardenal Tarancón lo relacionó con la declaración "Nostra Aetate" del Concilio Vaticano II.

Entre sus primeras actividades, el centro revisó exhaustivamente libros de texto que mantenían viejas expresiones peyorativas sobre el judaísmo. También realizó muy pronto cursos de Biblia en parroquias y comunidades religiosas. Difundió con conferencias la cultura sobre el Antiguo Testamento, fiestas judías y otros elementos de cultura judía en el periodo de Jesús. Durante 30 años, ese formato se consolidó, con cursos anuales (24 clases al año), que suelen tener unos 40 estudiantes presenciales al año. Desde 1970 el centro imparte también cursos de hebreo moderno y a veces algún curso de hebreo bíblico.

En 1977 empezó a publicar la revista "El Olivo", revista de documentación y estudios para el diálogo entre judíos y cristianos, artículos científicamente cuidados, con gran difusión en España y en el extranjero. El centro también ha editado libros sobre el pensamiento judío y su relación con el cristianismo.

El rabino Bendazán, el cardenal Osoro y el presidente de las comunidades judías españolas en el aniversario del centro de estudios Judeo Cristianos

El rabino Moshé Bendahán, el cardenal Osoro y el presidente de las comunidades judías españolas, Isaac Benzaquén, en el aniversario del Centro de Estudios Judeo Cristiano.

Acto celebrativo con la Federación de Comunidades Judías

Al cumplir 50 años esta institución, en la tarde del jueves 27 de octubre, autoridades y representantes católicos y judíos se dieron cita para celebrar el aniversario en la Sala Capitular de la Catedral de Santa María la Real de la Almudena.

El cardenal Osoro llamó a la fraternidad, al mutuo conocimiento y "a comportarnos, judíos y cristianos, como verdaderos hermanos".

El Presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, Isaac Benzaquén destacó la gran labor de unión que realiza el CEJC que se ha manfestado en un acercamiento real y frecuente.

El hermano Elio Pasetto, en nombre de la Congregación de Nuestra Señora de Sión, destacó el espíritu del Concilio Vaticano II que siempre ha presidido la gestión del CEJC y que ha sido el espíritu rector de las Hermanas de Sión.

La Directora General del CEJC, Mayte Rodriguez, agradeció a todas las personas, cristianas y judías que durante estos 50 años han ayudado a establecer los puentes entre ambas comunidades y se ha comprometido a seguir trabajando como el eslabón de la Iglesia que conecta con el mundo judío.

El acto se abrió con la lectura de un salmo por parte del Presidente de la Conferencia Rabínica de España, el rabino Moshé Bendahan y el cardenal Carlos Osoro.

Al acto también acudieron el Nuncio del Vaticano en España, Bernardito Auza, el Arzobispo de Toledo, Francisco Cerro, el nuevo Delegado para el diálogo interreligioso del Arzobispado de Madrid, Aitor de la Morena, el Vicario General del Arzobispado, Avelino Revilla, el Rector de la Universidad Eclesiástica de San Dámaso, Javier Mª Prades, el Rector de la Universidad de Comillas, Enrique Sanz Giménez-Rico, la Embajadora de Israel, Rodica Radian-Gordon, la Presidenta de la Comunidad Judía de Madrid, Estrella Bengio y el Presidente de la Comunidad Masortí Bet El de Madrid, Gastón Roffe.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda