Domingo, 26 de mayo de 2019

Religión en Libertad

Sentencia: curas y religiosos no tienen relación laboral con su obispo, ni contrato ni salario 

ReL

TAGS:
El obispo de Zamora, España, ordena un nuevo sacerdote - su relación no es laboral, dice la ley
El obispo de Zamora, España, ordena un nuevo sacerdote - su relación no es laboral, dice la ley
Un cura no firma ningún contrato laboral con su obispo, ni un religioso con su congregación. Lo que cobran no es un salario, sino "un medio de subsistencia". Su relación no es laboral y no se le puede aplicar el derecho laboral.

Sólo en un aspecto el derecho español hace una analogía, en lo que respecta a la Seguridad Social, para garantizar protección social, pero sin que se le aplique realmente una condición laboral. 

Un clérigo "despedido" fue a los tribunales
Estas son las conclusiones de una sentencia reciente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid, resultado de la denuncia de un clérigo reducido al estado laical por el Arzobispado de Madrid y la Archidiócesis de Getafe. Los obispados consideraron probados unos actos delictivos de este hombre y le desvincularon del sacerdocio. Él lo llevo a los tribunales como si fuera una injusticia laboral. Pero el TSJ de Madrid deja claro que no tiene nada que ver con lo laboral.  

La subordinación y la retribución del clérigo, dice la sentencia, “no derivan de un contrato ni de la inclusión en el ámbito de organización y dirección de una empresa, sino de la incorporación de índole espiritual a una organización de vivencia y difusión de creencias religiosas”. 

Si no hay contrato alguno, resulta superfluo divagar sobre la ajenidad, la dependencia o la retribución, que son los presupuestos que han de concurrir en un contrato para que pueda calificarse de laboral”, afirma la sentencia, citada por Cinco Días. 



Tres causas por las que no es tema laboral
La relación del sacerdote con el obispo no tiene rasgos laborales porque:

1) No existe contraposición entre los intereses de trabajador y empresario (ajenidad). Al contrario, hay “una comunión entre el actor y su superior jerárquico, derivada de la profesión de una misma fe”.

2) Tampoco hay salario, tal y como lo entiende el derecho laboral. El sacerdocio “se presta por vocación, dedicación o entrega a los demás, y no a los superiores jerárquicos, que no espera recompensa o contraprestación alguna”, asevera la justicia. Por ello, la retribución que perciben no es salario, sino un “medio de subsistencia”.

3) La subordinación o dependencia que puede darse entre religiosos y su diócesis responde más a necesidades organizativas del centro o la estructura en la que desempeñe su labor.

Solo a efectos de garantizar la protección social, el legislador ha asimilado a clérigos y religiosos ante la Seguridad Social a los trabajadores por cuenta propia o por cuenta ajena, sin que ello permita presumir la existencia de una relación laboral.

Con otro contexto, sí puede haber contrato laboral
Un caso distinto se da cuando el religioso o sacerdote establece una relación laboral con otra entidad, como es el caso del sacerdote que trabaja como capellán en un hospital público y se le remunera laboralmente. Dicho de otra forma, ser religioso no implica la automática deslaboralización de cualquier otra actividad profesional del clérigo. 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA