Jueves, 14 de noviembre de 2019

Religión en Libertad

Elecciones a la presidencia del carisma fundado por el P. Ángel Ayala SJ

«La ACdP debe renovarse para volver a ser Iglesia en salida», señala Alfonso Bullón de Mendoza

Alfonso Bullón de Mendoza fue el que más votos consiguió en la primera vuelta de las elecciones de la ACdP
Alfonso Bullón de Mendoza fue el que más votos consiguió en la primera vuelta de las elecciones de la ACdP

Álex Rosal / ReL

La Asociación Católica de Propagandistas, propietaria de las universidades y colegios San Pablo-CEU, entre otras obras corporativas, y con un carisma claro de evangelización, por parte de los seglares, de los ámbitos públicos, tiene que elegir un nuevo presidente el próximo 21 de julio. Hay dos candidatos que se disputan la presidencia: Alfonso Bullón de Mendoza, que ganó la primera vuelta de la elecciones celebradas con 111 votos; y Juan Luis Jarillo, con 102 apoyos a su favor.

Religión en Libertad quiere ofrecer el programa y las líneas de acción de los dos candidatos que se disputan la presidencia de la ACdP. Hoy publicamos un extenso diálogo con Alfonso Bullón de Mendoza, ganador en la primera vuelta de las elecciones celebradas el pasado 23 de junio y, en los próximos días, publicaremos una entrevista con Juan Luis Jarillo, actual Secretario General de la Fundación San Pablo CEU.

Alfonso Bullón de Mendoza es catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad CEU San Pablo, y ha sido rector de las Universidades Cardenal Herrera de Valencia y San Pablo de Madrid, y posteriormente puso en marcha el Instituto CEU de Estudios Históricos. También fue el primer director del prestigioso Congreso Católicos y Vida Pública.

- El Papa Francisco dice que necesitamos una “Iglesia en salida”. ¿Cómo debería plasmarse ese concepto en la ACdP?

- Creo que es una idea fundamental en la que el santo Padre no ha dejado de insistir en estos últimos años. Y si he entendido bien lo que el Papa quiere decir con esta expresión, lo que está haciendo es un llamamiento para que los católicos dejemos de mirarnos a nosotros mismos para empezar a mirar más a aquellos que están en una situación de necesidad, del tipo que fuere. O como diría también el Papa, estemos menos en la autorreferencialidad y más en la acción evangelizadora.

acdp

De izquierda a derecha los cinco candidatos que comparecieron en la primera vuelta: José Manuel Otero Novas, Juan Luis Jarillo, Alfonso Bullón de Mendoza, Francisco Rico y Antonio Franco.

Una exhortación que para el caso de la ACdP resulta decisiva, pues nuestra Asociación nació a principios del siglo XX justamente para esto, para llevar el mensaje social de la Iglesia al conjunto de la sociedad. Jóvenes congregantes de los Luises, inspirados y animados por el padre Ayala, decidieron salir de sus pequeños círculos y reuniones para llegar a todos los ámbitos de la vida social española. Jóvenes que, literalmente, dejaron sus casas y sus “zonas de confort”, arriesgando muchas cosas, incluso sus vidas, para hacer llegar la propuesta cristiana a todos los sectores de la sociedad, a los más próximos pero también a los más hostiles.

Por eso, para la ACdP ser “Iglesia en salida” no es una cuestión más, es una cuestión decisiva, porque, o es eso, o sencillamente no es nada. Y, sí, la ACdP debe renovarse para volver a ser Iglesia en salida.

 - La ACdP siempre ha tenido un carisma de evangelizar la cultura y los medios de comunicación. En su momento impulsó El Debate, el YA y la BAC, entre otras iniciativas. Ahora, ¿qué debería hacer la ACdP para ayudar a evangelizar a través de los mass-media?

- La importancia de la presencia en el mundo cultural es difícilmente exagerable, como ya planteó Gramsci. Creo que la ACdP debe recuperar su papel en el mundo de los medios aprovechando las facilidades que para ello dan las nuevas tecnologías y el hecho de contar con tres facultades de Ciencias de la Comunicación. Hay que estar presentes en youtube, twitter, facebook, etc., dar más amplitud a iniciativas ya tiene en marcha, como El debate de hoy, un digital dirigido por Justino Sinova, desarrollar nuestra presencia en el mundo de la radio y la televisión por internet, plantearse la posibilidad de coproducir series de televisión, moverse en el mundo de los comics y las publicaciones infantiles…

- La presencia de los católicos en la vida pública es otro de los carismas de la institución fundada por el Padre Ángel Ayala SJ. Sin embargo, los católicos están ausentes o arrinconados en la política en España. ¿Qué puede aportar la ACdP para revertir esta situación?

- El drama de nuestra época no ha sido tanto que no haya habido católicos en política, que los ha habido y aún los hay, como la ausencia de una forma católica de estar en política. El mensaje de la Doctrina Social de la Iglesia consiste precisamente en la convicción de que la vida social y política se ve enriquecida y se vuelve más humana cuando es vista desde una mirada transcendente fundada en el Evangelio. Es más, estoy convencido que en la grave crisis por la que en estos momentos atraviesa no sólo España, sino también Europa e incluso todo Occidente, la presencia católica en la vida política es una cuestión de vida o muerte. Cuando los pueblos olvidan o reniegan de la verdad del hombre, y eso es lo que Cristo nos ha traído, la desgracia está garantizada, como la Historia más reciente se ha empeñado en demostrarnos.

bullon

Alfonso Bullón de Mendoza es catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad CEU San Pablo

Ciertamente, la gente es libre de acoger el mensaje cristiano o de no acogerlo, pero nosotros los católicos, y más en concreto la ACdP no es “libre” de proponerlo o no proponerlo. Proponer el Evangelio como una luz imprescindible para la vida del hombre es más que una obligación, es nuestra razón de ser. En un contexto, además, donde el pluralismo está dando paso a un monismo de lo políticamente correcto cada vez más asfixiante y cerrado, una presencia católica en la vida pública sería verdaderamente liberadora y enriquecedora. Lo que hace falta es no tener miedo a salir a las plazas públicas de este principio del siglo XXI al igual que hicieron los primeros Propagandistas a principios del XX. Quiero potenciar los congresos Católicos y Vida Pública, que llevamos haciendo cerca de veinte años, y sobre todo las jornadas del mismo nombre, haciendo que se celebren en todas las provincia españolas para hacer presente en la sociedad la vitalidad y energía de los católicos en España.

- Si hoy viviera el Ángel Herrera Oria, figura clave de los Propagandistas, ¿qué cree que haría en la encrucijada en la que se encuentra España?

- Creo que haría lo mismo que hizo en su tiempo, es decir, buscaría a católicos sinceros con deseo de servir a los hombres y mujeres de su tiempo para asociarlos a la gran empresa de llevar el Evangelio a la sociedad. ¿Qué creo que cambiaría? Sin duda los medios.Herrera no desdeñaría los nuevos instrumentos que ahora existen para amplificar su capacidad de comunicación, lo que por cierto nadie como él supo aprovechar en su momento para el bien de España. En suma, creo que sería absolutamente fiel en cuanto a los fines y extraordinariamente pragmático y flexible en cuanto a los medios, buscando siempre en ellos la mayor eficacia.

- A veces se ha dicho que las obras de la ACdP son como una losa que no dejan crecer a esta espiritualidad laical. ¿Qué propone para que la ACdP se pueda expandir y convertirse así en un instrumento de evangelización potente?

- Las obras de la ACdP lejos de ser una losa son un auténtico regalo de Dios. Ahora bien, es un regalo que conlleva una responsabilidad enorme. Que tantos miles de niños y jóvenes pasen por nuestras aulas en colegios y universidades para ser educados por nosotros entraña un desafío de una magnitud extraordinaria. Un desafío para el que sólo cabe una respuesta: es necesario proporcionarles la mejor educación posible. Y cuando hablo de la mejor educación posible no lo digo sólo desde un plano puramente técnico, instrumental, que también. Lo digo fundamentalmente desde un plano humanístico, desde el más escrupuloso respeto a la integridad de lo que es el ser humano, de la naturaleza humana que es razón, libertad y afecto.

El hombre ha sido hecho para la verdad, para el bien y para el amor, y sólo en ellos encuentra su felicidad y cumplimiento. La buena educación es la que sabe que sin estos aspectos esenciales de la vida la educación queda reducida a mero adiestramiento, pero no será desde luego una verdadera tarea educativa a la altura de lo que es el hombre.

- La formación del laicado en la Doctrina Social de la Iglesia también era una seña de identidad de la ACdP, sin embargo, parece que ha perdido fuelle con los años. ¿Con el clima de corrupción que hay en nuestro país, cree que sería una buena contribución al bien común formar seglares en la DSI?

- Me temo que tiene razón cuando en su pregunta afirma que la formación de los laicos para el compromiso social ha perdido fuelle. Es un hecho. Y me temo que no es sólo una cuestión de la ACdP, sino más general. Hay, en efecto, un enorme déficit de formación. Y sin formación no puede existir una forma católica de estar en política o de contribuir a la difusión y realización de la DSI, a la que antes aludíamos. En cierto modo, nuestra tarea podría resumirse en esto: formar, formar y formar. No hay otra alternativa.

- ¿Sigue teniendo hoy sentido el carisma de la ACdP?

- Después de todo lo dicho creo que no puede caber la más mínima duda. Recuerdo oír a uno de nuestros mayores que si la ACdP no existiera habría que inventarla. Gracias a Dios la ACdP existe, no hay que inventarla, lo que hay que hacer es, eso sí, trabajar para su renovación y fortalecimiento. Algo que sólo será posible, y en esto tenemos que ser muy realistas y, por tanto, humildes, más como una gracia y no tanto como resultado de un esfuerzo voluntarista. En nosotros está pedirlo y poner todos los medios naturales y sobrenaturales a nuestro alcance para que Dios favorezca este instrumento, que tan valioso ha sido en la historia de España, para que vuelva a serlo en nuestros días.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA