Viernes, 19 de abril de 2024

Religión en Libertad

Son los jovencísimos productores ejecutivos de «El cielo no puede esperar»

Borja e Inés Zavala: «Carlo Acutis nos despierta el alma y nos dice que esta vida es de paso»

El equipo de Custodian Movies, al completo.
El equipo de Custodian Movies, al completo. En primer término, Borja Zavala se dirige a los asistentes a la 'première' de 'El cielo no puede esperar', el pasado viernes. A su izquierda (derecha en la foto), Inés Zavala, Paloma Fernández Gasset y José María Zavala.

Carmelo López-Arias

Todo está a punto para el estreno, el viernes 24 de febrero, de El cielo no puede esperar, la película sobre el Beato Carlo Acutis (1991-2006) con guión y dirección José María Zavala.

Para llegar a este punto, en el equipo de la productora, Custodian Movies, cada cual activó su función con el entusiasmo propio de una iniciativa familiar y la eficacia de un equipo bien sincronizado, con Paloma Fernández Gasset como directora de producción, Borja e Inés Zavala como productores ejecutivos, Miguel Gilaberte como director de fotografía, Luis Mas a cargo de la música, Rod Reego en el montaje y Picnic Studios como responsables del sonido.

Destaca la juventud de Borja e Inés, que han afrontado todo un desafío desde un puesto que es el centro neurálgico de los engranajes de una película.

-A las puertas del estreno, al echar la vista atrás, ¿cómo ven el camino recorrido? ¿Ha sido más o menos complicado de lo previsto?

-(Inés) El camino ha sido duro, muy duro, lleno de obstáculos y de caídas y hasta en ocasiones pensábamos que no podíamos continuar. Llegar al estreno ha sido un auténtico “parto” cinematográfico.

-¿Vendrán ahora las alegrías, como tras todo parto?

-(Inés) Hay una ecuación que no falla: a mayor sufrimiento, mayor fruto. Esto resume con claridad la dinámica de este tipo de proyectos. No los consideramos nuestros, sino instrumentos de Dios que sirven a las almas para dar un sentido a sus vidas, para ser felices en medio del sufrimiento del que nadie se libra.

-Custodian Movies parece haber echado el resto con esta película...

-(Inés) Hemos aprendido mucho de lo importante que es trabajar en equipo. Hemos conocido personas excepcionales que han hecho más que su trabajo y se han dejado la piel en muchas ocasiones para que esta película saliera adelante. Pero, sin duda, una vez más hemos sido testigos de cómo Dios actúa, en este caso a través de Carlo Acutis, para que una película con miles de vicisitudes vea por fin la luz este 24 de febrero en la gran pantalla de los cines españoles. El Señor nos pone personas en el camino que nos dan muchas lecciones y de las que podemos aprender mucho.

-¿Algún momento particularmente complicado?

-(Inés) Me es difícil escoger momento que haya sido especialmente duro porque son muchos, pero si tuviera que quedarme con uno que me haya marcado es sin duda cuando tuvimos que calificar la película en el Ministerio de Cultura. Fue una gran prueba.

-¿Qué pasó?

-(Inés) Estábamos de viaje y en medio del traqueteo del coche, con más de diez horas por delante de carretera, pegada al ordenador y al teléfono, me disponía a completar cada uno de los pasos necesarios para calificar la película, pero todo eran problemas. Estábamos al límite. Nos arriesgábamos a no estrenar por diversas cuestiones. En esos momentos de angustia agarré la estampa de Carlo Acutis con un trozo de reliquia suyo y lo dejé todo en sus manos. Cuando llegamos a nuestro destino, en mitad de la oscuridad más absoluta, recibí una llamada de la persona que nos echaba una mano en este tema diciéndome que ya estaba arreglado, que todo estaba entregado correctamente.

La madre de Carlo Acutis recorrerá ocho ciudades españolas para la promoción de la película. Pincha aquí para conocer su programa.

-¿Qué les mueve a afrontar estos desafíos?

-(Borja) Custodian Movies es una productora que nace de la necesidad que la sociedad tiene del cine con valores. La mayoría de las series y películas que encontramos en grandes plataformas están bien para pasar un buen rato y luego ¿qué?

»Pretendemos así hacer llegar a las personas un tipo de cine que además de entretener y de formar, suscite en ellas el deseo de ser mejores, de no conformarse con lo mínimo, sino de vivir una vida plena. Así es como hemos detectado que podemos ayudar a tantas almas que necesitan un remanso de paz y de esperanza.

-¿Cómo se ha canalizado su camino profesional hasta el ámbito de la creación artística y de la comunicación audiovisual?

-(Borja) Desde pequeños nuestro padre nos ha inculcado el gusto por el cine. Recuerdo aquellas tardes inolvidables viendo películas en blanco y negro, en color, en 3D… el cine es apasionante. Es un arma muy poderosa con la que llegas a mucha gente, lo que se convierte en una gran responsabilidad. Si trabajas en lo que te gusta y encima lo haces con tu familia y además ayudas a terceros con ese esfuerzo, se convierte en un plan perfecto.

-La película les habrá obligado a un estudio a fondo de su protagonista. ¿Qué destacarían de él?

-(Inés) La vida de Carlo es apasionante. Está repleta de mensajes para cada uno de nosotros con independencia de la edad que tengamos. Se trata de un chico que, efectivamente pese a su corta edad, tuvo una vida super intensa. Carlo estaba entregado a los demás, a los más necesitados. Era un apóstol de la caridad. Su vida giraba en torno a la Eucaristía que él decía que es la autopista para ir al cielo. Tenia un profundo amor a la Virgen María. Un chico que murió con 15 años de una leucemia fulminante ofreciendo todo su sufrimiento por el Papa y por la Iglesia.

-(Borja) Pero en medio de esta aureola de santidad, encontramos en Carlo Acutis un ejemplo de sencillez en la manera de actuar. Era espontáneo, alegre y divertido. Un joven cotidiano, que vestía vaqueros, calzaba Nike y le encantaba la Nutella. El mensaje central de Carlo es para nosotros un llamado contundente a todos diciéndonos que podemos ser santos en medio del mundo. Que no hace falta hacer grandes cosas, porque la santidad está precisamente en hacer lo pequeño, lo cotidiano, por amor a Dios y a nuestros hermanos. Nos ofrece sencillas claves para gozar del amor de Dios, y nos hace ver lo que tiene preparado para los que le aman.

La canción de Luis Mas para 'El cielo no puede esperar' suma casi 700.000 visionados solamente en Youtube. Todo un anticipo del éxito que espera al film.

-¿Qué aporta su personalidad a la Iglesia de hoy?

-(Inés) Carlo Acutis aporta luz, alegría, juventud de espíritu, sencillez… podría seguir. Carlo Acutis es la figura que necesitan muchos jóvenes para darse cuenta de que la santidad no está fuera de su alcance, que todos estamos llamados a ser santos. Carlo nos dice que despertemos, que espabilemos y que nos dejemos amar por aquel que nos espera y que está en la Eucaristía, Nuestro Señor Jesucristo

»¿Para qué estamos, si no, en este mundo? Todos tarde o temprano pasamos por esa puerta que es la muerte y que conduce a dos caminos muy distintos. Es decisión nuestra si llenamos nuestras manos aquí en esta vida como nos enseña Carlo y por tanto escogemos el camino de la santidad, o por el contrario nos dejamos llevar por los becerros de oro que ofrece este mundo y nos convertimos así en meros espectros mundanos, sin rumbo ni ilusión.

»Carlo nos despierta el alma y nos dice que esta vida es de paso y que no nos aferremos a este mundo, porque nosotros no somos de este mundo.

-Es importante esto, se habla de la ausencia de modelos para los jóvenes...

-(Borja) Más que importante, yo diría que es esencial para una juventud que parece estar anestesiada. Hay futbolistas, actores, escritores que muchos tienen por referentes idolatrados, pero que poco o casi nada enseñan para vivir una vida en plenitud. Para eso tenemos que acudir a los “superhéroes” de la santidad, aquellas personas de carne y hueso como nosotros que vivieron con una heroicidad que ya a muchos les gustaría.

»Carlo Acutis rompe los esquemas en dos aspectos, el primero, que se trata de un joven que para sorpresa de muchos vivía con la mirada puesta en Dios, y por tanto en el hermano y segundo porque tendemos a imaginar a un santo como un monje, una persona retirada del mundo incluso algo huraña, pero lejos de eso Carlo Acutis que ya está con certeza en el cielo, nos hace ver que la santidad no es para unos pocos, sino que jóvenes y mayores, altos y bajos, guapos y feos, estamos llamados todos a la santidad.

-¿Qué papel juegan en todo esto los sufrimientos que padeció por su enfermedad?

-(Borja) Carlo aporta a la juventud el espíritu, el anhelo de vivir felices haciendo felices a los demás, de vivir felices en medio del sufrimiento, porque nadie se libra de los obstáculos de la vida. Observando con perspectiva la vida de Carlo nos damos cuenta que el sufrimiento tiene un sentido purificador, para nuestra alma y para todas aquellas almas que necesitan de oraciones. El sufrimiento es una gran herramienta que Dios nos da para fortalecernos en la Fe y para nuestra propia salvación.

-¿Sigue vivo su recuerdo entre quienes le conocieron?

-(Inés) Carlo esta más vivo que nunca, y lo digo con conocimiento de causa. Lo hemos podido comprobar con nuestros propios ojos.  A lo largo del proceso de la película El cielo no puede esperar, la intercesión de Carlo ha estado siempre presente. Nos ha acompañado durante los malos momentos y nos ha apoyado siempre. Es impresionante cómo se han formado cientos de grupos de Carlo Acutis y como ha hecho mella en los corazones de aquellos que han conocido su historia.

-¿Eso les incluye a ustedes?

-(Inés) Para mí es un gran amigo y un hermano que me entiende y con el que puedo hablar.

Borja e Inés Zavala, con imágenes de Carlo Acutis.

Borja e Inés Zavala, dos jóvenes en la sala de máquinas de 'El cielo no puede esperar' como productores ejecutivos.

-Antes mencionaron la Eucaristía, porque Carlo Acutis es, sobre todo, un santo "eucarístico"...

-(Borja) El mayor milagro que todos los días tiene lugar en cada rincón de la tierra, en cada iglesia, hasta en la más pequeña de las capillas perdida en el campo, es que Dios se hace hombre una vez más, pero se hace hombre de verdad, hasta el punto de que ese trozo de pan ya no es harina sino el cuerpo de Cristo, con su sangre, alma y divinidad. Es un gran misterio, pero es así lo creas o no.

-¿Y si lo creemos?

-(Borja) Entonces la Eucaristía debe ser el centro de nuestra vida, la fuente a la que acudamos a beber de esa agua que sacia por completo, que da sentido hasta al más doloroso de nuestros sufrimientos. Cristo sana nuestras heridas si nosotros le dejamos. Carlo Acutis le dejó hasta el punto de que aceptó la muerte con una paz que solo se explica de una persona que está totalmente enamorada de Dios.

-¿Cómo esperan que sea recibida "El cielo no puede esperar" por parte de los espectadores? 

-(Inés) Creemos que va a tener un gran impacto en los jóvenes y no tan jóvenes. Es una película que aporta esperanza y ganas de vivir como lo hizo Carlo. Es también una llamada de atención a aquellas personas que aún están dormidas y no se han dado cuenta que están en esta vida por algo y para algo.

-(Borja) Nos muestra la belleza del alma que es fiel a Dios como lo fue Carlo durante su vida. No podemos perdernos el regalo que Dios nos tiene preparado. Debemos dejar que Dios coja las riendas de nuestra vida y cabalgar hacia la santidad, porque el cielo no puede esperar para nadie. Tenemos que vivirlo aquí en la tierra, como lo vivió Carlo, con gran amor y con una felicidad que solo se alcanza cuando uno está con Dios.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda