Jueves, 29 de octubre de 2020

Religión en Libertad

¿Vida en Venus? Prueba de que Dios es más grande de lo que pensamos, dice un astrónomo del Vaticano

Venus, visto desde la sonda Akatsuki de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón
Venus, visto desde la sonda Akatsuki de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón

ReL

Sopesando la discusión sobre el posible descubrimiento de vida en Venus, el hombre más importante del Vaticano en todo lo relacionado con el espacio exterior, el jesuita Guy Consolmagno, advirtió contra la especulación excesiva, pero dijo que si existe algo vivo en el planeta, no cambia el cálculo en términos de la relación de Dios con la humanidad.

“La vida en otro planeta no es diferente a la existencia de otras formas de vida aquí en la Tierra”, dijo a la periodista Elise Ann Allen de la web Crux, señalando que tanto Venus como la Tierra, “y todas las estrellas que podemos ver en nuestros telescopios, son parte del mismo universo hecho por el mismo Dios”.

De hecho, la existencia de otros seres humanos no significa que Dios no me ama”, y agregó que “Dios nos ama a todos, individualmente, de manera única, completamente; Él puede hacer eso porque Él es Dios ... eso es lo que significa ser infinito”.

“Quizás sea algo bueno que algo como esto nos recuerde a los humanos que debemos dejar de hacer a Dios más pequeño de lo que realmente es”, explicó.

El director del Observatorio Vaticano, Consolmagno, hizo estas declaraciones después de que un grupo de astrónomos publicara una serie de artículos el lunes pasado, 14 de septiembre, en los que afirmaban que, a través de poderosas imágenes telescópicas, pudieron detectar la fosfina química en la atmósfera de Venus, y determinaron a través de varios análisis que un organismo vivo era el único explicación de la fuente de la sustancia química.

Algunos investigadores disputan el argumento, ya que no hay muestras o especímenes de microbios venusinos, argumentando en cambio que la fosfina podría ser el resultado de un proceso atmosférico o geológico inexplicable.

La diosa de la belleza

Nombrada en honor a la diosa romana de la belleza, Venus en el pasado no se ha considerado un hábitat para algo vivo debido a sus sofocantes temperaturas y la gruesa capa de ácido sulfúrico de la atmósfera.

Se ha prestado más atención a otros planetas, como Marte. La NASA ha estado forjando planes para una posible misión a Marte en 2030 para estudiar la habitabilidad pasada del planeta mediante la recopilación de rocas y suelo para su análisis.

La fosfina, dijo Consolmagno, es un gas que contiene un átomo de fósforo y tres átomos de hidrógeno, y su espectro distintivo, agregó, “hace que sea relativamente fácil de detectar en los telescopios de microondas modernos”.

Lo intrigante de encontrarlo en Venus es que “si bien puede ser estable en una atmósfera como la de Júpiter, que es rica en hidrógeno, en la Tierra o Venus, con sus nubes ácidas, no debería sobrevivir mucho tiempo”.

Aunque no conoce los detalles específicos, Consolmagno dijo que la única fuente natural de fosfina que se encuentra en la Tierra proviene de ciertos microbios.

“El hecho de que se pueda ver en las nubes de Venus nos dice que no es un gas que haya existido desde la formación del planeta, sino algo que debe estar produciéndose ... de alguna manera ... tan rápido como las nubes ácidas pueden destruir eso. Por lo tanto, posibles microbios. Tal vez.”

Dadas las altas temperaturas en Venus, que se elevan a alrededor de 471 grados celsius, nada puede vivir en su superficie, dijo Consolmagno, y señaló que los microbios donde se encontró la fosfina estaría en las nubes, donde las temperaturas tienden a ser mucho más frías.

“Así como la estratosfera de la atmósfera de la Tierra es muy fría, también lo es la región superior de la atmósfera de Venus”, dijo, pero señaló que para Venus, “muy frío” es equivalente a las temperaturas que se encuentran en la superficie de la Tierra - un hecho que fue la base de las teorías científicas hasta hace 50 años que sugieren que podría haber microbios en las nubes de Venus.

Sin embargo, a pesar del gran entusiasmo por la posible confirmación de la existencia de estos microbios, Consolmagno advirtió que no se deje llevar demasiado rápido, diciendo que “los científicos que hicieron el descubrimiento son ellos mismos muy, muy cautelosos acerca de no sobreinterpretar su resultado”.

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA