Martes, 19 de marzo de 2019

Religión en Libertad

Blog

Libertad

Libertad

por En Espíritu y Verdad

Hablemos de libertad, pero de libertad verdadera, de la auténtica, que no es lo mismo que hacer lo que nos venga en gana. Pocos términos han sido tan mal utilizados, tan profanados y manipulados como la palabra libertad.
Si hay algo que yo valoro y por lo que lucho en mi vida es por la libertad auténtica, porque creo que es la base sobre la que se sustenta cualquier principio de dignidad humana. Lo que distingue al ser humano del resto de seres creados es la voluntad y el libre albedrío. Si se limita -o se elimina de alguna manera- la libertad de la persona, eliminamos aquello que la constituye esencialmente y nos quedamos con un ser racional no libre que ya no es persona. Esto que acabo de afirmar… es muy gordo y a mí me pone los pelos de punta, pero es una triste y frecuente realidad. ¿Puede existir un ser racional (creo que eso es el hombre) que no sea persona? Desgraciadamente sí.
Por eso hemos de luchar con valor y coraje contra todo aquello que aliena y limita la libertad de las personas y las robotiza y esclaviza, pero luchar eficazmente, no con slogans absurdos, campañas y pancartas en plan reivindicativo. Eso no sirve para nada por una sencilla razón: la libertad verdadera, la que nace y se sustenta en una conciencia recta, sólo se puede conquistar desde el interior de la persona. ¿Y cómo? Pues… lo primero para dar en la diana con cualquier asunto es centrar bien el tiro: nada de fuera -ninguna persona, ideología o circunstancia- pueden quitarme la libertad, eso para empezar.
Desde el exterior podrán oprimirme, hacerme daño, pisotear los derechos humanos más básicos… pero nunca nada ni nadie podrá penetrar en el santuario íntimo que es mi conciencia, donde se guarda mi capacidad de optar entre el bien y el mal, entre el amor y el odio, el perdón y la venganza… No echemos balones fuera: si no soy libre es porque no me lo he propuesto y no me lo he tomado en serio. Lo exterior puede influir y dificultarlo, pero no hace imposible mi libertad.
La libertad no es hacer lo que nos de la gana; consiste en ser capaces de decidir y optar sin condicionamientos. Para esto hay que luchar por salvaguardar el propio interior y protegerlo de las múltiples agresiones externas que atentan contra la libertad de nuestra conciencia. La libertad implica -entre otras cosas- coherencia de vida y… ¡eso sí que es una planta exótica en la selva social en que nos movemos! Me preocupa mucho el miedo a no atreverse a tener un criterio recto por el miedo al “qué dirán o al qué pensarán de mí”. Conozco personas que por ser fieles a sus principios son juzgadas negativamente y dejadas de lado cuando intentan salvaguardar su libertad de conciencia y ser coherentes con lo que libremente han decidido en su interior. ¿Dónde está el respeto hacia la libertad del otro que tanto se cacarea?
Resumo, porque tendría tanto que decir… pero no quiero cansaros y prefiero dejar algo para otro día: la libertad no es algo superfluo y externo, sino íntimo. Y supone lucha sí, pero no en la calle con pancartas ni manifestaciones, sino pelear por conquistarse uno a sí mismo cada día siendo dueño de sus impulsos, sentimientos y decisiones. Implica siempre respetar la libertad de los demás, sin juicios ni agresiones de ningún tipo y marginar o discriminar… ¡es agredir! Termino con unos versos que leí hace poco y me parecieron hermosos: "Libertad, que mueres cuando te gritan. Que por vivirte hay que morir. No matar."
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda no podremos seguir haciendo noticias como ésta

DONA AHORA