Jueves, 22 de octubre de 2020

Religión en Libertad

Blog

Ha resucitado

Christos Anesti. ¡Cristo ha resucitado!

por La divina proporción

En esta noche de Sábado a Domingo Cristo resucita y con Él nuestra Esperanza vuelve a cobrar nueva vida. No seguimos a un hombre sino al mismo Hijo de Dios.

Nuestro Señor Jesucristo ha ascendido hoy al cielo; ascienda con él nuestro corazón. Escuchemos al Apóstol que dice: Si habéis resucitado con Cristo, gustad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la derecha del Padre; buscad las cosas de arriba, no las de la tierra. Como él ascendió sin apartarse de nosotros, también nosotros estamos ya con él allí, aunque aún no se haya realizado en nuestro cuerpo lo que tenemos prometido. Él ha sido ensalzado ya por encima de los cielos; no obstante, sufre en la tierra cuantas fatigas padecemos nosotros en cuanto miembros suyos. Una certificación de esta verdad la dio al clamar desde lo alto: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Y al decir: Tuve hambre y me disteis de comer. ¿Por qué nosotros no nos esforzamos en la tierra por descansar ya con Él en el cielo, sirviéndonos de la fe, la esperanza, la caridad, que nos une a Él? Él está allí con nosotros; igualmente, nosotros estamos aquí con él. Él lo hace por su divinidad, su poder y su amor; nosotros, aunque no lo podemos en virtud de la divinidad como él, lo podemos por el amor, pero amor hacia él. Él no se alejó del cielo cuando descendió de allí hasta nosotros, ni tampoco se alejó de nosotros cuando ascendió de nuevo al cielo. Que estaba en el cielo mientras se hallaba en la tierra, lo atestigua él mismo: Nadie -dijo- subió al cielo sino quien bajó del cielo, el hijo del hombre que está en el cielo. No dijo: «El hijo del hombre que estará en el cielo», sino: El hijo del hombre que está en el cielo. (San Agustín. Sermón 263A,1)

Como dice San Agustín, debemos esforzamos por descansar con Él en el cielo, sirviéndonos de la fe, la esperanza, la caridad, que nos une a Él. Sin esperanza, la fe se marchita. Sin fe, la caridad se reduce a solidaridad, que sólo llega a a ser filantropía sin afectado. Cristo nos ofrece su mano en estos momentos que nos ha tocado vivir. Momentos llenos de temor, incertidumbre y dolor. Oremos para que la resurrección de Cristo nos quite todos los temores a abrir la puerta de nuestro corazón a Dios.

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA