Lunes, 09 de diciembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Recibir y dar perdón

Gestionando el duelo, con el P. Mateo Bautista, MI

por Echad vuestras redes...

 

La Orden de los Ministros de los Enfermos (MI), más conocidos como Religiosos Camilos, son un grupo de hombres que quieren seguir las huellas de San Camilo sirviendo a los enfermos en la globalidad de su ser persona. A ellos intentan dar respuestas de cuidados en función de sus necesidades. (De camilos.es)

Al P. Mateo Bautista, MI le conozco desde hace más de treinta años, durante mi etapa de seminarista claretiano de 1984 a 1987, puesto que tuve compañeros seminaristas camilos (como el P. José Carlos Bermejo, MI) en el Estudio Teológico Claretiano de Colmenar Viejo (Madrid). Colaboré con ellos, y con el P. Mateo, trabajando como auxiliar en el Hospital Residència Sant Camil de Sant Pere de Ribes, en Barcelona. Fue una experiencia muy enriquecedora. Visité también en alguna ocasión el Centro de Humanización de la Salud, en Tres Cantos, Madrid.  

 

En el 2000, P. Mateo, publicaste en San Pablo "Renacer en el duelo. Cuando muere un ser querido". ¿Qué conexión o continuidad tiene ese título con estas novedades actuales "El duelo del perdón. Relatos para recibir y dar perdón" y "El duelo de los hermanos", aparte de la misma editorial? ¿Cómo ha evolucionado tu vivencia y comprensión del duelo en estos 18 años?

Hace 25 años (12-X-1993) fundamos "Resurrección", Grupo parroquial de mutua ayuda en duelo por muerte de seres queridos, abiertos para todos, sin excepción. Emprendimos un camino respetuoso, competente y continuado de acompañamiento a los dolientes en las seis dimensiones de la persona (corporal, emocional, mental, social, valórica y espiritual-religiosa) por un tiempo de al menos un año, arropado por el vínculo comunitario de la comunidad creyente, con el fin de coadyuvar a la sana y madurativa elaboración del duelo.

Para apoyar esta tarea, tan humana y pastoral, se abrió una página web (pastoralduelo.org), un portal en Facebook, uso del WhatsApp y se publicaron varios libros: "Renacer en el duelo, Sanar la muerte de un ser querido, relación de ayuda ante el suicido, el duelo del perdón, Duelos para la esperanza, El duelo del hermano... Todos escritos en colaboración con personas que han pasado por la muerte de seres queridos han emprendido un camino de elaboración e incluso han coordinado un Grupo "Resurrección" para apoyar a otros dolientes.

 

¿Puede un relato tener la propiedad de dar las pistas para vivir adecuadamente el proceso del duelo? ¿cómo ha de ser utilizado y cómo no? ¿tus relatos han sido pensados para ser reflexionados solamente en una comunidad cristiana? Por ejemplo, ¿qué relato aconsejarías a alguien que ha tenido una experiencia de dolor consecutivo o acumulado, casi al mismo tiempo, en su familia, y que no se explica por qué tanto dolor en tan poco tiempo?

El proceso de elaboración de duelo es multidimensional, vincular personal-comunitario, se "trabaja a fuego lento" y lleva su tiempo. Es un proceso transversal de querer ayudarse y dejarse ayudar, implica una crisis y una voluntad de superación y crecimiento; una actitud positiva para no caer en el victimismo, yoísmo, narcisismo, ensimismamiento del propio sufrimiento.

Los relatos son un instrumento más dentro de un contexto positivo de elaboración. De hecho, hay personas que leen mucho en su duelo y nunca lo terminan de elaborar. Otras no leen nada o casi nada y otras son analfabetas, pero están muy bien vinculadas con su familia y comunidad y tienen una actitud de aceptación, superación y humildad para dejarse ayudar y salen de su duelo y hasta ayudan a sus compañeros de duelo....

Lo bueno de las publicaciones es que llegan mucho más lejos que nuestra presencia y palabra..., y para todo un continente de lengua hispana. Con 62 publicaciones, ya he superado el millón de ejemplares publicados. Tenemos libros sobre el duelo hasta con 17 ediciones.

 

La Misericordia divina tiene el poder de regenerar a toda la persona, algo que no sucede cuando entre nosotros somos capaces de perdonar, porque nuestra capacidad de amar es mucho más pequeña, sobre todo cuando muchas veces decimos perdonar y no olvidar.  ¿Cómo pueden hoy los ministros de los enfermos (camilos) hacer llegar este Evangelio de la Misericordia en el mundo de la Salud?

Sin perdón, no hay paz. Sin perdón no hay aceptación ni crecimiento. Sin perdón no hay salud integral e integrada. Sin perdón no se hace comunidad. sin perdón no hay madurez. sin perdón no hay futuro. Sin perdón bloqueamos la Gracia sanante y salvífica de Dios. Por eso, el perdón es una inteligencia, una actitud, una decisión, espiritualidad... Sin perdón (tan divino y tan humano), pedido, aceptado y ofrecido, no cierra ningún duelo.

 

¿Cuáles pueden ser las claves para no caer en el neopelagianismo en temas de salud, es decir en un individualismo centrado en el sujeto autónomo que tiende a ver al hombre como un ser cuya realización (o salud, bienestar o sanación, en este caso) depende únicamente de su fuerza?

El individualismo y narcisimo han llevado a un analfabetismo de la muerte y del duelo, a des-ritualizar y des-comunitarizar, a tabuizar los procesos de elaboración.

Tres son las palabras que son fuente de salud holística: comunidad, comunicación, comunión.

 

¿Y cuáles serían las claves correspondientes a evitar el neognosticismo en la salud, es decir una salvación o sanación meramente interior, la cual tal vez suscite una fuerte convicción personal, o un sentimiento intenso, de estar unidos a Dios, pero no llega a asumir, sanar y renovar nuestras relaciones con los demás y con el mundo creado?

Si la depresión, la crisis de sentido vital, la soledad relacional, las rupturas familiares, el exacerbado individualismo, la violencia e inseguridad, la desconfianza hacia el otro, el consumo de medicamentos ansiolíticos y el materialismo están al orden del día es que están indicando un camino equivocado que hay que corregir.

El endiosamiento personal (tantas veces disfrazado de "espiritualidad") es una enfermedad mortal que mata poco a poco y siembra de sal toda la vida comunitaria y la relación personal-comunitaria con la trascendencia divina.  Los antiguos ya hablaban del pecado de "hybris".

 

Muchas gracias, P. Mateo, sabemos que estás ahora muy ocupado con tu tesis doctoral, y no queremos quitarte más tiempo. Solamente, preguntarte por último: ¿Cuáles son los destinatarios en los que has pensado al escribir cada una de estas dos novedades?, ¿cómo aconsejas su lectura y reflexión? y ¿en qué lugar situarías la oración, y de qué tipo, para sacar un mayor fruto de estos libros y reflexiones sobre los mismos?

Escribo sobre estos temas después de treinta años de ejercer la pastoral del duelo y la pastoral de la salud. Yo mismo soy huérfano de madre, con 11 años, siendo el más pequeño de 9 hermanos. Soy capellán de hospitales donde se agoniza y muere cada día. He fundado teléfonos de la esperanza para la prevención del suicidio y acompañar a los que lo intentan. He abiertos Grupos para acompañar a padres con hijos muertos por suicidio, homicidio, torturados, desaparecidos o muertos por accidente ocasionados por los mismos padres... Por otro lado, suelo escribir los libros con coautores que han pasado directamente por muerte de seres queridos... 

Para personas concretas, con situaciones de duelo concretas procuro escribir cosas concretas que ayuden a elaborar los duelos.

Son relatos escritos desde la experiencia, la vinculación comunitaria, la elaboración multidimensional (corporal-emocional-mental-social-valórica-espiritual-religiosa), la actitud de altruismo y mutua ayuda ("Hay que dar y darse hasta desde el dolor"), que invitan a elaborar el duelo desde esa misma actitud.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA