Domingo, 29 de mayo de 2022

Religión en Libertad

Blog

¿Es la Virgen medianera de todas las gracias?

¿Es la Virgen medianera de todas las gracias?

¿Es la Virgen medianera de todas las gracias?

por Convertidos Católicos

Estamos en el mes de Mayo, este mes se dedica especialmente a la Virgen María. Dentro de los muchos títulos que le damos a la Bendita Madre de Dios tenemos el de "Mediadora de todas las gracias",  pero ¿alguna vez te has preguntado el motivo por el cual la llamamos así? ¿Tiene apoyo bíblico este título? ¿La llamaban así los primeros cristianos? En este artículo responderemos todas estas preguntas.

¿Que ha enseñado la Iglesia sobre el titulo de María como Mediadora?

Esta pregunta se responde con el Catecismo, concretamente con el numeral 969:

"Esta maternidad de María perdura sin cesar en la economía de la gracia, desde el consentimiento que dio fielmente en la Anunciación, y que mantuvo sin vacilar al pie de la cruz, hasta la realización plena y definitiva de todos los escogidos. En efecto, con su asunción a los cielos, no abandonó su misión salvadora, sino que continúa procurándonos con su múltiple intercesión los dones de la salvación eterna [...] Por eso la Santísima Virgen es invocada en la Iglesia con los títulos de Abogada, Auxiliadora, Socorro, Mediadora" (LG62). CIC-969

Este numeral del catecismo nos enseña como se llama a la Virgen: Abogada, Auxiliadora, Socorro y Mediadora, profundicemos más en este último titulo:

Decimos que María es mediadora de todas las gracias, porque todas las gracias Dios distribuye a los hombres y pasan a través de ella, ella es el puente por el que la gracia llega a los hombres. Es así, que un mediador es una persona que se encuentra entre otras dos, en este caso María sería la persona que se encuentra entre nosotros y Cristo.

Argumentos bíblicos para mediadora:

 En las escrituras podemos encontrar que María, la Madre de Dios y llena de gracia, siempre que visita a otras personas, les distribuye gracias, es decir, cuando María visita a alguien, actúa el Espíritu Santo:

Y aconteció que cuando oyó Elisabeth la salutación de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabeth fue llena del Espíritu Santo, Lucas 1,41

 En este texto, la criatura esto es San Juan Bautista quedo lleno del Espíritu Santo, y también su madre Elisabeth, con tan solo escuchar el saludo de la Virgen, podemos entonces afirmar que derramó la gracia de Dios sobre estas dos personas con solo saludarlas. Esto es en resumen mediar entre Dios y los hombres, para distribuir su gracia. Este texto lo usará Orígenes para probar como por María pasan todas las gracias que Dios derrama a los hombres.
Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos. Hechos 1,14

María estaba con la Iglesia naciente, rezando, y al poco tiempo viene el Espíritu Santo sobre la Iglesia, esta adquiere la gracia y la valentía para predicar a Cristo. Nuevamente María comunica las gracias a la Iglesia a través de la venida del Espíritu Santo, por ello la presencia de María es significativa aquí. En definitiva María derrama  la gracia de Dios sobre la primera comunidad cristiana. Alguno podría objetar que Dios no usa a los hombres para administrar o distribuir su gracia, esto pues es totalmente falso, la propia Escritura nos enseña lo contrario:

si es que habéis oído de la administración de la gracia de Dios que me fue dada para con vosotros; Efesios 3,2

Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. Efesios 4,29

San Pablo enseña que el es administrador de la gracia de Dios y la da a los oyentes, de esta forma, se podría decir que San Pablo es un mediador de las gracias, pues esta entre Dios y los hombres y se encarga de distribuir las gracias a los hombres a través de los Sacramentos. Esto demuestra como Dios usa a los hombres para que le ayuden en la distribución de las gracias.  Pues bien si esto pasa con San Pablo, ¿acaso no debería de pasar con la "llena de gracia"? Aquella que esta rebosante de la gracia de Dios, puede fácilmente distribuirla a todos los hombres, lo hizo con San Juan Bautista, con Santa Isabel y con la primera comunidad cristiana, y hoy lo hace con nosotros.

¿Que enseñaron los Santos Padres sobre la Mediación de María?

Es una constante clara que a lo largo de la historia de la Iglesia siempre se le ha llamado a María, "Mediadora", veamos algunos textos patrísticos que demuestran este postulado:

Orígenes de Alejandría (200d.C): “La voz del saludo de María al llegar a los oídos de Isabel, penetró hasta el propio Juan, por lo cual él dio saltos y la madre, hablando como por boca del hijo y como profetisa, exclamó a grandes voces: bendita tu entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre (Luc 1,42) .Ahora podemos comprender en plenitud el significado del presuroso viaje de María hacía la región montañosa, así como el de su entrada en casa de Zacarías y de su saludo a Isabel. Todo esto sucedió a fin de que María hiciera a Juan, partícipe del poder que ella había recibido de  aquel a quien había concebido, Juan a su vez, haría partícipe a su madre del don de profecía que él había recibido”. ( Comentario al Evangelio de san Juan Vi, 49 PG 14,285)

San Metodio de Olimpo (305 d.C):“ El pecador que toca este arca se hace justo, la meretriz que se acerca a ella recobra su virginidad, el leproso que la toca sana  a nadie rechaza a ninguno abomina ella siempre repara la salud “  (PG 18, 350 Oración a Simeón y Ana)

San Efrén el Sirio: Dios te salve, perfecta mediadora de Dios y de los hombres. Dios te salve, conciliadora eficacisima de todo el orbe. Dios te salve, Señora nuestra, que consigues a tus fieles la alianza y la paz (Or ad Dei Genitr. Ag III 575,576)

Basilio Seleucia: Dios te Salve, llena de gracia, mediadora entre Dios y los hombres, para que roto el muro de la enemistad se unan las cosas celestiales a las terrenas. El señor es contigo, puesto que tú eres un templo verdadero digno de Dios, perfumado con aromas de castidad en ti mora el gran Pontífice según el orden de Melquisedec…. ( Homilía sobre la Madre de Dios PG 85, 444)

San Agustín de Hipona: Tanto Isabel como María concibieron a un hombre cada una. Isabel fue la madre de Juan, y María, la madre de Cristo. Pero Isabel concibió a quien es sólo hombre, mientras que María a quien es Dios y hombre. ¡Cosa admirable, que una criatura haya podido concebir al Creador! ¿Qué hemos de entender, hermanos míos, sino que el mismo que hizo al primer hombre sin padre ni madre, se hizo su propia carne de sólo la madre? Nuestra primera caída tuvo lugar cuando la mujer de quien hemos heredado la muerte concibió en su corazón el veneno de la serpiente. La serpiente, en efecto, la persuadió a que pecase, y ese mal consejero encontró oídos abiertos en ella. Si nuestra primera caída tuvo lugar cuando la mujer concibió en su corazón el veneno de la serpiente, no ha de extrañarnos que nuestra salud haya tenido lugar cuando otra mujer concibió en su seno la carne del Todopoderoso. Uno y otro sexo habían caído, uno y otro tenían que ser reparados. Por una mujer fuimos arrojados a la muerte y por una mujer se nos devolvió la salud.(Sermón 289,2)

Teoktenos de livias: Ella ha partido para el cielo como nuestra Mediadora ... y porque ciertamente es aceptada por Dios, ella obtiene gracias espirituales para nosotros. Durante su tiempo en la tierra ella nos cuidó; ella era como una providencia universal para todos sus súbditos. Ahora en el cielo, ella sigue siendo una defensa inexpugnable, intercediendo por nosotros con su Hijo y Dios " (Homilía sobre la Asunción , n. 9, )

San Sofronio de Jerusalen: Verdaderamente "eres bendita entre las mujeres", porque has mudado en bendición la maldición recaída sobre Eva, porque has hecho que por ti fuese bendito Adán, el cual antes yacía bajo el peso del anatema. Verdaderamente eres bendita entre las mujeres, porque por tu mediación, la bendición del Padre celestial brilló sobre los hombres y los libró de la antigua maldición.(Homilía de la Anunciación a la Madre de Dios).

San Ildefonso de Toledo: Ahora vengo a ti, única Virgen y Madre de Dios; me pongo de rodillas ante ti único medio de la encarnación de mi Dios. Me humillo frente a ti, la única que es Madre de mi Señor; te ruego, única sierva de tu Hijo, que obtengas el perdón de mis pecados, que me hagas amar la gloria de tu virginidad, que me hagas conocer la abundancia de la dulzura de tu Hijo, que hagas que yo pueda hablar y defender la pureza de la fe de tu Hijo. Que me concedas que me adhiera a Dios y a ti; que sea siervo de tu Hijo y también tuyo; que sirva a tu Señor y a ti; a El como Señor de todas las virtudes, y a ti como Esclava del Señor de todas las cosas. A El como Dios, y a ti como Madre de Dios; a El como mi Redentor, y a ti como medio de mi redención. (De Virginitate 1630-1661; 1710-1716).

San Andrés de Creta: “Dios te salve, mediadora de la ley y de la gracia, refrendadora del viejo y nuevo Testamento” (Or 4 in nativ Dei genitricis) 

San German de Constantinopla: Nosotros hemos recibido abundantemente en ti una prenda insigne y hemos alcanzado una mediadora que de entre los hombres ha subido a Dios (Laud in Dormit or 3). 

Nosotros alejados de Dios por la multitud de los pecados, a través de ti hemos buscado a Dios y lo hemos hallado, y hallándolo hemos sido salvados. Poderosa es tu ayuda para la salvación, oh Madre de Dios, y no necesita de otro mediador delante de él. Sabiendo esto y habiendo experimentado muchas veces tu bondadoso auxilio, ……Nadie es salvado, sino a través de ti, oh toda santa, nadie recibe un don sino por medio de ti, oh castísima, a nadie se le otorga de ser compadecido sino a través de ti, oh venerabilísima ( Homilía sobre el cíngulo y los santos pañales BPa 13, 147).

San Juan Damasceno: Cuando Jacob vio la escalera unir el cielo con la tierra ... tú también, cumpliendo el papel de mediadora, se convirtió en una escalera para Dios que desciende a nosotros para que pueda suponer nuestra naturaleza débil y únete y únete a él. (Homilía 1 Sobre la Dormición de la BV María, 8, PG 96, 712bc-713).

 Para conocer más de este tema os invito a adquirir mi libro aqui

 Jesus Urones-Evangelizador Católico.

 

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda