Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Miércoles, 20 de septiembre de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Opinión

Coloquios con Jesucristo


Me quedé atónito y se me saltaron las lágrimas. Apenas pude leer nada más, pero permanecí allí quieto más de una hora, paladeando una cercanía que se hacía casi palpable.



J.C. García de Polavieja P.

27 marzo 2012

En agosto del 2010 mi mujer y yo pasábamos unos días de descanso con la familia en la rectoral de un pueblecito cántabro cercano a San Vicente de la Barquera. Nos habíamos juntado en aquella casona de piedra más de veinte personas, niños pequeños – de mis cuñados – incluidos. Ya sabéis, playas, montes, bosques, mucho verde, apacible melancolía norteña y descanso del espíritu, no tanto del cuerpo. Porque uno no puede sustraerse del ritmo de las criaturas y mis sobrinitos tienen enorme vitalidad. En las horas de sobremesa aprovechando digestiones y siestas, escapaba al coche, aparcado en el jardín, y me encerraba dentro; con los macizos de geranios y el cielo como únicos paisajes y un libro muy especial como única compañía.

Era un libro realmente muy especial, que había venido a mis manos por una auténtica carambola, gracias a mi director espiritual – al que nunca se lo agradeceré suficiente – que pudo apartármelo en un momento en que la edición pasaba por distintas vicisitudes. Había comenzado a leerlo días antes, en Navarra, y pronto comprobé que en aquellas páginas había algo más que una lectura espiritual provechosa: había mensajes vivos. O, mejor dicho, había mensajes que alguien muy vivo – gloriosamente resucitado – ponía a mi alcance de forma personalizada… Había renglones que, literalmente, escapaban del papel y gritaban hasta hacerse atender: ¡Esto te lo digo a ti! ¡Es para ti! Y no existía manera alguna de pasar de largo ante aquellas interpelaciones. Nunca me había sucedido nada semejante, aunque la obrita de Gabriela Bossis – “Él y yo”- me acompañaba desde siempre con plena conciencia por mi parte de aportarme orientaciones espirituales de procedencia segura. Pero este otro libro estaba vivo entre mis manos hasta el punto de estremecerme cada vez que lo abría… Porque había adoptado el sistema de abrirlo al azar, con el resultado de verme sorprendido – entrañablemente sorprendido - en cada ocasión.

En agosto me encontraba tan impactado que me asaltó la duda de si no estaría siendo víctima de una alucinación. O, peor aún, sometido a algún engaño de procedencia oscura. Como sociólogo, acarreaba un amplio conocimiento de revelaciones privadas, apariciones, confidencias místicas y todo tipo de manifestaciones cuya sobrenaturalidad dejaba con frecuencia entre paréntesis, en espera del veredicto de la Iglesia. Mi única adhesión incondicional era para las apariciones de Nª Señora en Garabandal, a comienzos de los años sesenta del siglo pasado y por razones que ahora no hacen al caso. Tal exclusividad me había ganado la ironía de algunos buenos amigos, devotos de otras mariofanías, que me consideraban demasiado suspicaz. Aunque, en el caso de este libro, sentía en mi interior una llamada, inmaterial pero inconfundible, que me apremiaba a apartar cualquier duda de mi espíritu. Pero es mejor ilustrar el caso con algunos ejemplos:

Para el día 15 de agosto, gran día de la Virgen, me había comprometido, por gajes de mi origen astur, a preparar una fabada para toda la familia. Y me encontré, a las ocho de la mañana, en aquella cocina medieval, frente a una inmensa olla repleta con todo lo necesario – gracias a mi suegra – aunque sometido a un supuesto fuego de vitrocerámica que, - no siendo medieval – no era capaz ni de calentar el aceite para unos huevos fritos. A pesar de ser olla “rápida”, a las nueve el agua no había hervido aun, las fabes seguían sin ser asustadas y mi nerviosismo iba en aumento porque a las diez mi cuñado sacerdote decía Misa en la capilla del pueblo y yo seguía en bata y con la fabada en proyecto. No quería perderme la Misa aquel día de la Señora, pero nada que hacer con aquel remedo de cocina. A las nueve y cuarto, sintiendo el fracaso inevitable, opté por una solución drástica: Cargué con la olla y los condimentos y me dirigí a la casa de los vecinos dispuesto a suplicar un fuego merecedor de tal nombre. La fabada estuvo lista a las diez menos cinco, pero yo seguía en bata y sin asear…

Recuerdo que me vestí a velocidad de vértigo y me mojé la cara en un lavado de gato. No me daba tiempo de peinarme –en el espejo parecía un espectro con mis cuatro pelos tiesos – ni de atarme las deportivas, porque la Misa ya debía estar empezando. Bajé la cuesta corriendo y, más o menos a la mitad, una china se me metió en la zapatilla del pie derecho, haciéndome dar un brinco de dolor. Llegué al atrio de la iglesia a la pata coja y tuve que sentarme en uno de sus bancos de piedra para quitarme la china. Afortunadamente, no habían llegado aún a las lecturas y pude incorporarme a tiempo, tratando de alisarme el peinado con la mano.

Después de comer, con la hueste plácidamente sosegada, me dirigí al refugio automóvil con el libro de marras. Sentado tras el volante, antes de abrirlo, le pedía de alguna forma disculpas al Señor por la mañana tan accidentada… Lo abrí al azar, por la página 363, y leí: “Nada me es ajeno de ti, estoy pendiente de hasta el último pelo de tu peinado, de la chinita de tu zapato… ¿Querrás tu estar tan pendiente de Mí?”

Me quedé atónito y se me saltaron las lágrimas. Apenas pude leer nada más, pero permanecí allí quieto más de una hora, paladeando una cercanía que se hacía casi palpable.

Al día siguiente, 16 de agosto, salí con el amanecer para enseñarle a mi hijo mayor San Sebastián de Garabandal, porque él nunca había estado, y con la intención de regresar para el desayuno. Rezamos juntos el Rosario en los pinos y volvimos sin novedad… Pero aquella sobremesa, al abrir el libro en el coche, leo: “Mira que yo detuve las apariciones dadas en Garabandal, porque no se me hacía mucho caso… (Página, 384) La Virgen le explicaba a Marga lo que había pasado allí y su voluntad de hacer cosas mucho mayores en el mismo sitio en el futuro. Y yo me había pasado todo el día preguntándome si hice bien en llevar a mi hijo… Otra vez me quedé sobrecogido, aunque mi alma rebosaba gratitud.
Resulta imposible meter en un artículo todas las gracias que han sido vertidas en mi vida a través de este libro. Imposible. ¿Cómo trasladaros la paz experimentada cada anochecer, sabiendo a mi alcance un coloquio directo con el Señor? ¿Cómo comunicar el amor del Corazón de Jesús que se siente en cada línea? ¿Cómo explicar que voy ya por la cuarta lectura, ahora por su orden, y que todas las cuestiones me siguen pareciendo nuevas, como si nunca lo hubiese leído? Imposible igualmente daros cuenta del respaldo que estas páginas han representado para una labor apologética y publicista desarrollada en un tiempo tan crítico como el nuestro: Aportación pedagógica y estratégica de la Virgen María para la reeducación de un alma y la orientación de un combate. Ni más ni menos.

Ha llegado, finalmente, el tiempo de compartir este tesoro con todos vosotros. El tiempo apremia, pero quienes os asoméis a estas páginas tenéis que saber que, renunciando a la curiosidad, deberéis abriros a una acción del Espíritu Santo a la medida de la dificultad de los tiempos, a la medida de vuestra vocación específica, nada que ver con lo habitual, y que puede acarrearos la persecución - la peor de las persecuciones que es la presuntamente “piadosa” - en un futuro cercano: no sería honesto si no os previniese. Aunque el amor de Jesucristo lo compensa todo.

¡Ah, claro! El libro se llama “La verdadera devoción al Corazón de Jesús” (Y en letras más pequeñas “Dictados de Jesús a Marga”). Podéis informaros sobre la manera de conseguirlo (www.vdcj-tomo-rojo.com) y sí, pongo la mano en el fuego por lo que contiene y por Marga, la humilde y gran confidente del Señor. De hecho, ya la he puesto al escribir este artículo… Y no me importa quemarme.


Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
33 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Gema García Castaño
31/05/2017
A Krinda3.
A Krinda3: Marga tiene permiso personal del Secretario de Mons. Martínez Camino para difundir sus libros. También de las autoridades eclesiásticas de su Diócesis. Si hubiera errores dogmáticos, la Iglesia hubiera intervenido. El Director de Marga ha hecho examinar sus escritos a expertos de España y Roma: Todos coinciden en que no hay nada contra la fe y la moral, y que son muy positivos. Están consiguiendo muchas conversiones. ¿Por qué quieres cargártelos?
Rafael Diaz
05/06/2016
Anónimo .
Marga y Vassula solo sirven a un Señor. Satanas. No como las Apariciones de Garabandal q son auténticas.
Mariam
17/10/2012
Errores web Jesús Habla.
Me gustaría contactar con usted para que me hablara sobre los errores de la Web,Jesús habla.
Muchas gracias.
Miguel Ángel
08/06/2012
Para Krinda3.
Observo que Krinda3 oye campanas, pero no sabe dónde.
Quien dice que prohibió publicar el libro, lo autorizó posteriormente.
Eso de que ´´parece que existen errores doctrinales´´ es muy genérico y vago. ¿Puede concretarlos? Este libro lo han leído varios Obispos españoles y muchos sacerdotes, y no sólo no encuentran errores doctrinales, sino que les agrada y ayuda: lo leen sin prejuicios y con buena voluntad.
En vez de lanzar acusaciones vacuas al aire, ¿por qué no lee el libro ENTERO, se entera, y después hablamos?
En cuanto a Vassula, estoy de acuerdo con lo que dice Gema el 06/06/2012. Ya sé, querido y desinformado madrileño, que a Mons. Rouco no le agrada, pero a otros Cardenales, incluido el Papa, sí. Es falso que ´´la Iglesia no acepte sus mensajes´´. Entérese antes de hablar.
Gema
06/06/2012
Sobre Vassula.
He visto algunos comentarios sobre Vassula. He estado con ella en varias ocasiones y sé muy bien que la Iglesia Católica le permite la publicación de sus libros. Tenía amistad con el Card. Ratzinger y ahora con el Papa. Para más datos, pueden verse en la web en español: http://www.tlig.org/sp.html De todas formas, no conviene que mezclemos apariciones o videntes, que cada cual tiene ´´su´´ carisma específico, y hay que estudiarlo independientemente de otros. En esta página se habla de Marga. Mejor no mezclarlo con otros fenómenos.
Gema
06/06/2012
BUENAS NOTICIAS.
Como conozco personalmente a Marga, creo que puedo decir que va a publicar un segundo libro, continuación del primero. Y dice que es más bonito. Ya tengo muchas ganas de leerlo, porque el primero me ha hecho mucho bien, y sé que a mucha gente también (incluídos abundantes sacerdotes). br
Maite Luzárraga
06/06/2012
Tratando de aclarar a Alejandro.
Alejandro dice que, siendo Marga española, por qué se omiten las apariciones de El Escorial. Pero, querido Alejandro, Marga se limita a escribir lo que Jesús o la Virgen le dictan. A Ellos habría que preguntarles por qué citan Garabandal y Medjugorje y no El Escorial o La Codosera o... Yo he leído el libro varias veces y muy despacio y veo que en él no hay ideas de una persona ´´normal´´, sino inspiradas por Dios...
J.C. García de Polavieja
06/06/2012
rectificando a desinformados.
A krinda 3: Si monseñor Mnz. Camino piensa que en el libro VDCJ hay errores docrinales, debería hacerlo público. Y en ese caso un servidor recurriría inmediatamente a Roma para que examinasen - desde una instancia no tan directamente concernida - si hay algo dudoso.

A José Ruiz: El tema de Vassula está todavía en discusión y tardará en quedar definitivamente resuelto. Entre tanto, y sin conocer la mayor parte de sus mensajes, lo que yo he comentado - en una respuesta y no en un artículo - es que considero muy valiosa su descripción del AVISO.
krinda3
29/05/2012
Prohibición..
Perdón por el retraso en contestar. Pero he de indicarle que:
El sacerdote que dirige a Marga ha recibido una carta directamente de Msr. Martinez Camino, en la que le insta para que no se publiquen mensajes particulares de ninguno de los miembros de los Grupos que él dirige. Además, parece ser que existen mensajes en el libro con errores doctrinales.
Solo digo que hay que tener cautela antes de recomendar libros como este.
Me remito los mensajes de Vassula Ryden, mencionada en otros comentarios. La Iglesia no acepta sus mensajes y en ciertas diócesis se prohibe su presencia para predicar o dar testimonios y charlas (vease: http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=1935 )
Prudencia, mucha prudencia.
José Ruiz
04/05/2012
Decepción.
El autor Don Garcia de Polavieja, en su mensaje del día 29 de marzo del 2012, contesta al usuario ´´Peter´´ (en referencia a los piadosos mensajes (afirmación falsa desde un prisma católico) de Vassula Ryden´´) que es ´´sincera y muy valiosa´´ V. V está implicito que se refiere a Vassula??

Si es así, tengo serias dudas que se llegue a publicar esta contestación mía o que dure muchos días, después de ser moderado y borrado mi mensaje crítico, creo que el Señor Don García de Polavieja ha tirado por la borda todo este artículo y su credibilidad ante los católicos bien informados.

Y digo esto por Vassula Ryden (vidente ortodoxa) ha caído en diferentes herejías en sus mensajes y el objeto de sus videncias son parapsicológicas (escritura automática) y por lo tanto rechazada por la Iglesia Católica.

Quien es Vassula Ryden? http://es.catholic.net/temacontrovertido/601/1546/articulo.php?id=4968 style=position:absolute;top:-9999px;>
José Ruiz
04/05/2012
Decepción.
El autor Don Garcia de Polavieja, en su mensaje del día 29 de marzo del 2012, contesta al usuario ´´Peter´´ (en referencia a los piadosos mensajes (afirmación falsa desde un prisma católico) de Vassula Ryden´´) que es ´´sincera y muy valiosa´´ V. V está implicito que se refiere a Vassula??

Si es así, tengo serias dudas que se llegue a publicar esta contestación mía o que dure muchos días, después de ser moderado y borrado mi mensaje crítico, creo que el Señor Don García de Polavieja ha tirado por la borda todo este artículo y su credibilidad ante los católicos bien informados.

Y digo esto por Vassula Ryden (vidente ortodoxa) ha caído en diferentes herejías en sus mensajes y el objeto de sus videncias son parapsicológicas (escritura automática) y por lo tanto rechazada por la Iglesia Católica.

Quien es Vassula Ryden? http://es.catholic.net/temacontrovertido/601/1546/articulo.php?id=4968 style=position:absolute;top:-9999px;>
Marcos
20/04/2012
Duda.
Hola
Muy bonito el artículo, son de esas ´´no coincidencias´´ que nos regala Dios.
Solamente por indicar una cosa acerca del tema de Vassula. Vosotros sabréis seguramente verificarlo mejor que yo, Polavieja y Peter.
Leí hace un tiempo un libro sobre María Simma (Sáquennos de aquí de Nicky Eltz). Ella hablaba con las Almas del Purgatorio, y de mucha credibilidad. El entrevistador precisamente le preguntó acerca de Vassula, respondiendo días después que no eran revelaciones verdaderas. Seguramente ya conocéis el caso de María Simma.
Gracias
Un saludo
Marcos
J.C. García de Polavieja P.
29/03/2012
Respuestas.
A Peter: Gracias por el link de la Verdadera V. en Dios. No tengo tiempo para dedicarle, pero conozco personalmente a V. y creo que es sincera y muy valiosa. (Su descripción del Aviso es importante)
A Ricardo Alba: Un abrazo.
A Rafa Sánchez: Habrá que hablar en su momento de Gar. Lo tendré en cuenta.
A Krinda3: Según el CD Canónico vigente no hace falta autorización ni oportuna ni inoportuna: La Iglesia no interviene salvo flagrante barbaridad y no es el caso.
A Almudena: Marga es una madre de familia española normal con hijos a la que el Señor ha pedido que hiciese de amanuense o portavoz para comunicarnos cosas importantes. Para aceptar ese encargo hay que tener mucho valor...Se confía en su veracidad o se rechaza, para eso somos libres, pero no procede darle publicidad con fotos y bombo porque ella es sólo un instrumento.
Almudena
29/03/2012
¿?.
¿Puede explicar alguien quién es Marga?
Fabián
29/03/2012
Gracias.
Gracias, Juan Carlos, por la recomendación. Habrá que hacerse con él y degustarlo. Y gracias por el artículo, tan sentido y tan auténtico, en el que hablas de personas a las que debo tanto. El penúltimo párrafo me ha tocado. Un fuerte abrazo, me alegré de verte en el estreno de Popieluzsko
Carlos Nogal
29/03/2012
Hay que difundirlo.
El tema de las autorizaciones eclesiásticas es complicado. No creo que el juicio de la Iglesia - si es que lo da en algún momento - sea contrario a este libro, que yo también he aprovechado espiritualmente. Vamos ¡sería el colmo que le pusieran pegas estando todos los de los herejes en las librerías paulinas!
krinda3
29/03/2012
Nihil Obstat.
Sr. Polavieja ¿No se ha preguntado usted si este libro dispone de la autorización eclesiástica oportuna? Me parece que este tipo de libros no se pueden publicar así como así y menos aseverando que se tienen mensajes de la Virgen, de Jesucristo y no sé cuantos santos más. Una persona seria como usted no debería publicitar este tipo de publicaciones sin antes estar seguro de la buena doctrina que de ellos emana.
Saludos cordiales
perallis
29/03/2012
Agradecimiento.
Ayer lei su artículo y encargue dos libros para mi familia. Espero impaciente su lectura para que profundice mi devocion al COrazón de Jesus y al Inmaculado Corazónn de María.
Me intriga su penúltimo parrafo. Usted dice: ´´ el tiempo apremia´´ y ´´ puede acrrearos una gran persecución´´. Dispuesto estoy. Imagino que no está autorizado a desvelar más sobre este parrafo y que su entendimiento queda a expensas de la lectura del libro y de nuestra fe.
Muy agradecido
perallis
29/03/2012
Agradecimiento.
Ayer lei su artículo y encargue dos libros para mi familia. Espero impaciente su lectura para que profundice mi devocion al COrazón de Jesus y al Inmaculado Corazónn de María.
Me intriga su penúltimo parrafo. Usted dice: ´´ el tiempo apremia´´ y ´´ puede acrrearos una gran persecución´´. Dispuesto estoy. Imagino que no está autorizado a desvelar más sobre este parrafo y que su entendimiento queda a expensas de la lectura del libro y de nuestra fe.
Muy agradecido
Germán
28/03/2012
Manos a la obra.
Me interesaría mucho conocer si los obispos (que obispos) lo han autorizado. El mensaje es tan importante que deberiamos hacer todo lo posible por Difundirlo y Vivirlo
Rafa Sánchez
28/03/2012
Gracias y observación.
Aunque no venga a caso. Quiero hacer notar que los fuegos que azotan Santander se han detenido en San Sebastian de Garabandal. Quizás el enemigo quiera deshacerse de los pinos del Milagro, aunque así fuera seguro que estos florecerían para acoger la obra del Señor. Por otro lado me llena de alegría este artículo señor García, me gustaría que hablara en otro artículo de su experiencia en Garabandal y de los testigos de aquellos días.
Juan Roshbalam Chilam
28/03/2012
EL CORAZÓN del crucificado.
UN CORAZÓN....
crucificado que sabe del verdadero amor, que da la vida por los otros; un corazón justo y equitativo, lleno de paz y armonía.
Francisco Alós
28/03/2012
Impresionado.
Yo también he leido este libro. Creo que en este libro se compendia lo que la Iglesia necesita más urgentemente. Está lo más nuclear de lo que necesita la Iglesia de hoy.
ANA
28/03/2012
Gracias.
Gracias por su contestación señor G. de Polavieja. ¡Habrá que leer el libro! Un saludo
Antonio
28/03/2012
Gran libro. ¿Cuándo continúa?.
Efectivamente un libro para emociones fuertes. No conozco a Marga pero lo he leído y aseguro que va ´´in crescendo´´ en sus revelaciones espirituales y en las profecías sobre el futuro cercano de nuestra nación, que nunca había visto tan explícitas como en este libro. Lástima que termine en el 2008 pues supongo que el crescendo habrá subido mucho más aún. ¿Para cuándo habrá una continuación?
Elena
28/03/2012
Gracias.
Muchas gracias por este artículo tan bonito! Es un libro que a mí también me ha ayudado mucho, creo que es impresionante la forma en que nos revela el mismo Jesús cómo debe ser la devoción a Su Corazón. Un saludo
RICARDO ALBA BENAYAS
28/03/2012
REENCUENTRO.
HOLA JUAN CARLOS: MI COMENTARIO NO ESTA RELACIONADO CON TU ARTICULO SI NO CON LA ALEGRIA QUE ME HA PRODUCIDO EL PODER VERTE EN FOTOGRAFIA Y ACORDARME DE OTRAS EPOCAS EN LAS QUE NOS VIMOS CON MAYOR ASIDUIDAD Y QUE DESDE HACE30 AÑOS NO SE HAN REPETIDO.
ME ALEGRA SABER A TRAVES DE LO QUE ME HA LLEGADO QUE ESTAS COMO SIEMPRE VOLCADO EN LA DEFENSA DE LO ESENCIAL CON MAYUSCULAS.
ESPERO PODAMOS VOLVER A ENCONTRARNOS PARA DARNOS UN FRATERNAL ABRAZO.
J.C. García de Polavieja P.
28/03/2012
Ana .
No hay nada oscuro, ni en Marga - a la que conozco bien - ni en el blog de VDCJ. Es lógico que Marga tenga que mantenerse en una cierta discreción, dadas las circunstancias. Quizá te parezca oscuro porque ha tenido que esperar a que los obispos autorizasen la distribución del libro, cosa que han hecho hace unos meses. Apenas están empezando a moverlo, con el esfuerzo de unas pocas personas a las que he querido apoyar con éste artículo.
Pero te diré una cosa, Ana, si te han merecido respeto mis otros artículos, te confío que éste es el más importante, porque trata de abrir paso a Alguien mucho más sabio que yo. Ya he explicado que me ha servido de orientación para muchos de ellos, porque sin la seguridad de la luz del Señor no me habría atrevido a publicarlos. Los tiempos son difíciles - muy difíciles- y te eseguro que merece más la pena la fidelidad a Cristo que la seguridad personal. Y que la alabanza de la gente.
Alejandros
28/03/2012
Discernimiento.
En este libro he leido unas cuentas veces recomendaciones para visitar las apariciones de Medjugorje (1981-¿? en Yugoslavia) y Garabandal (1961-64 en España).
Siendo Marga española, ¿me podría decir porque se omiten las apariciones de El Escorial?
¿Por qué se recomienda ir a Yugoslavia cuando tenemos aquí las nuestras?
Estas recomendaciones ¿son fruto de una revelación o cosecha de Marga?
Un saludo.
Alfonso
27/03/2012
Gracias.
Muchisimas gracias por este gran articulo. He de decir que el libro tambien me ha hecho bien a mi. Mil gracias.
ANA
27/03/2012
¿Podría dar la claridad y la información que falta?.
Señor García de Polavieja, me choca este artículo por el gran respeto que la lectura del resto de sus artículos me ha inspirado hacia usted. Las cosas del Señor NUNCA deben dar una impresión oscurantista. Permítame decirle que en su artículo falta una explicación de quién es Marga, qué es ese libro y por qué se vende a través de una página y de un blog tan extraños. El Espíritu Santo, efectivamente, te puede iluminar lecturas, tanto de la Biblia como de libros ungidos. Por eso, que usted hable de cómo le ha iluminado la lectura de un libro me resulta familiar. Lo que no me gusta es la oscuridad con la que presentan dicho libro. Repito: las cosas del Señor nunca son oscuras y los cristianos debemos impedir que lo parezcan.
Oscar
27/03/2012
Dios le bendiga.
Dios le bendiga por este artículo y por la referencia del libro. Sin duda alguna, lo compraré.
Peter
27/03/2012
Gracias.
Hermoso articulo y gran cosa poner el nombre al final, pues me he leido todo hasta saber de que hablaba ... Pues lo mismo me ha pasado infinidades de veces con los libros de La Verdadera Vida en Dios de Vassula Ryden. Se que a muchos ´´piadosos´´ les trinan los ojos por ella, pero el Señor me ha mostrado su amor, su misericordia y su cercania de la misma manera que usted lo cuenta. Me acercaré al que usted narra pues no lo conocía. A de conocer el que le dije, y sino, lo encuentra en www.tlig.org/sp.html . Gracias.
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS