Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Religión en Libertad
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Jueves, 23 de octubre de 2014 | 2:00 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar

No sólo de pan vive el hombre


Prescindir de Dios y de los valores morales, lleva no sólo al empobrecimiento espiritual, sino también al empobrecimiento material, como nos muestra la actual experiencia española.


Actualizado 18 marzo 2011
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 11
  
Algo a lo que estoy acostumbrado es que los contrarios a la Iglesia, si hablas de cuestiones que tengan que ver con la sexualidad, te salen con cosas como ésta en un artículo mío sobre cohabitación juvenil: “mientras tanto más de mil millones de personas hambrientos en el mundo, mueren miles de niños al día por falta de agua potable, por enfermedades curables con un euro, hay explotación sexual-laboral, maltrato, dictaduras, guerras”. Y si por el contrario intentas hablar de lo relacionado con la pobreza y la corrupción, te hablan de los curas pederastas, olvidándose del pequeño detalle que la ideología de género sí promueve la corrupción sexual y en consecuencia la pederastia.
Hoy voy a hablar sobre la primera tentación (Mt 4,1-4). En ella el diablo dice a Jesús: “Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan”. Jesús le responde: “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. El sentido es muy claro: no basta sólo con el pan, sino que si queremos vivir necesitamos también de la ayuda de la palabra de Dios. Es lo que afirma Benedicto XVI cuando dice: “Se podrían enumerar muchos problemas que existen en la actualidad y que es preciso resolver, pero todos ellos sólo se pueden resolver si se pone a Dios en el centro, si Dios resulta de nuevo visible en el mundo”. Y es que al prescindir de Dios, nos encontramos con la puerta abierta a toda clase de disparates, como hace nuestro ateo presidente del Gobierno, cuando afirma: “En la medida en que he ido evolucionando y madurando, creo que la religión más auténtica es el hombre. Es el ser humano el que merece adoración, es el vértice claro del mundo tal como se nos ha mostrado, tal como lo hemos llegado a comprender”, y por si acaso remacha el asunto al afirmar lo siguiente sobre los principios morales: “La idea de una Ley Natural por encima de las leyes que se dan los hombres es una reliquia ideológica frente a la realidad social y a lo que ha sido su evolución. Una idea respetable, pero que no deja de ser un vestigio del pasado”. Ya el propio san Pablo nos dice: “si los muertos no resucitan, comamos y bebamos, que mañana moriremos”(1 Cor 15,32).

Benedicto XVI nos recuerda el fracaso de la experiencia marxista, también en lo económico, y es que el marxismo al prescindir del pecado original y de la inclinación del hombre al mal, intentó crear una sociedad sobre bases falsas, sobre arena, y el resultado fue la miseria imperante en el mundo marxista, de la que sólo se aprovecharon unos pocos, la nueva clase que denunció Djilas.
Si a las personas con fuertes principios morales, que saben que hay un Dios que les va a juzgar, no les es fácil mantenerse en la honradez cuando ven que pasan junto a ellos fuertes cantidades de dinero, ¿qué diremos de aquéllos que carecen de estos principios? Hoy nos encontramos con una corrupción en gran escala, de la que precisamente los pobres son sus mayores víctimas, como estamos viendo en los escándalos de Andalucía, o como nos dice Benedicto XVI sobre la ayuda al Tercer Mundo: “Las ayudas de Occidente a los países en vías de desarrollo, basadas en principios puramente técnico-materiales, que no sólo han dejado de lado a Dios, sino que, además, han apartado a los hombres de Él con su orgullo de sabelotodo, han hecho del Tercer Mundo el Tercer Mundo en sentido actual. Estas ayudas han dejado de lado las estructuras religiosas, morales y sociales existentes y han introducido su mentalidad tecnicista en el vacío. Creían poder transformar las piedras en pan, pero han dado piedras en vez de pan. Está en juego la primacía de Dios. Se trata de reconocerlo como realidad, una realidad sin la cual ninguna otra cosa puede ser buena. No se puede gobernar la historia con meras estructuras materiales, prescindiendo de Dios. Si el corazón del hombre no es bueno, ninguna otra cosa puede llegar a ser buena. Y la bondad de corazón sólo puede venir de Aquél que es la Bondad misma, el Bien” (Benedicto XVI, Jesús de Nazaret, vol I, pág. 58).
 
En pocas palabras, prescindir de Dios y de los valores morales, lleva no sólo al empobrecimiento espiritual, sino también al empobrecimiento material, como nos muestra la actual experiencia española.                                 
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 11
 Otros artículos de Pedro Trevijano
Lo permanente en la Moral Católica
Deja que te quiera, dice el Señor
La familia, iglesia doméstica
Aborto, Crimen y Libertad
Señor Rajoy: tras escoger el deshonor, perderá Vd. las elecciones
Iglesia, nacionalismo y bien común
La autoeducación del adolescente... y la nuestra
Rouco y lo políticamente correcto
Satanismo en el confesonario
Dinamismo del amor conyugal
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Pedro Trevijano
20/03/2011
Cristo, Amor y Perdón.
Y yo que creía que tres palabras claves del catolicismo eran Cristo, Amor y Perdón. Un saludo Pedro Trevijano.
Carlos
20/03/2011
Ejemplos.
Ponga en cualquier buscador ´´Instituciones de Asistencia Social´´ y le saldrán todas (religiosas, laicas, masónicas, estatales, ONGs).
No se obsesione por las estadísticas. Parece el personaje del principito cuya única obsesión eran los números, y vivía solo en un planeta. Sáquele a su iglesia totalitaria las estadísticas, los tesoros, los fetiches e imágenes, la violación de las conciencias de miles de personas, los dogmas, las doctrinas, las leyes canónicas, los mitos, etc. ¿qué les queda? El EVANGELIO, eso en lo que NO CREEN.
Volviendo al tema central del artículo: ´´prescindir de Dios y de los valores morales´´ depende de la AUTONOMIA de los hombres. Eso que su religión ODIA. No hace falta religión para tener valores éticos.
Saludos.
Pedro Trevijano
19/03/2011
Es difícil refutar lo obvio. Lo comprendo..
Insisto: Les agradecería me informasen donde están las obras en favor de los pobres, enfermos y marginados sostenidos por el dinero de los no creyentes. En cuanto a promoción humana muchos hemos estudiado con curas y frailes y les estoy muy agradecido. Por cierto: ¿quién fundó las Universidades?. Un saludo Pedro Trevijano.
Carlos
19/03/2011
Autor reduccionista.
La iglesia católica es una de las tantas instituciones que asisten a los pobres, enfermos y marginados como le gusta llamar a Ud.
Y si los estados no tienen suficiente dinero para hacer beneficencia, que la haga el catolicismo capitalista. Sería una caradurez no ayudar con tremendos tesoros, oro robado de América, saqueos de recursos a sus colonias, banco central (IOR), títulos públicos, acciones, divisas, patrimonio mobiliario e inmobiliario...
Es lo menos que pueden hacer...
Carlos
19/03/2011
Autor reduccionista.
Lo que hace su iglesia es ASISTENCIALISMO y tener de rehenes a los más débiles. Una cosa es el asistencialismo y otra la PROMOCION HUMANA (sugerida por Pablo VI en Evangelii Nuntiandi), que es precisamente lo que el integrismo católico NO HACE. Promover a una persona implica ELEVAR SU DIGNIDAD, no tenerla de rehén dándole un abrigo o un plato de comida. Su religión pregona la resignación, no la superación personal, el bienestar humano ni mucho menos la AUTONOMÍA de los hombres.
Son una religión TOTALITARIA, nada que ver con el 1 cristianismo del que NO CREEN. Pregonan la SUMISIÓN al clero, no la libertad. Su dios es un dios de esclavos, no de seres libres, re rebaños, no de comunidades con juicio crítico y opinión propia.
Pedro Trevijano
19/03/2011
Lo obvio y evidente no se discute.
Les agradecería me informasen donde están las obras en favor de los pobres, enfermos y marginados sostenidos por el dinero de los no creyentes. Si hasta los socialistas alemanes, que no son idiotas, cuando llegaron al poder publicaron una nota dejando a las Iglesias (también la protestante) la Beneficencia, porque el estado alemán no tiene dinero suficiente, dijeron, para hacer lo que con cuatro marcos hacen las Iglesias. Lo obvio y evidente no se discute. Saludos Pedro Trevijano
Carlos
18/03/2011
Creamos en dios y hagamos la genuflexión a viejos tiranos.....
1. El error más importante: confundir moral católica con ética laica. Se puede ser ateo, agnóstico o lo que fuere y ajustar la conducta a una ÉTICA LAICA, que no siempre coincide con la moral católica.
Todos nuestros actos deben ajustarse a la ética, sea uno creyente o no. No confunda a la gente.
2. La corrupción a la gran escala a la que alude, también se da en su iglesia ¿o quiere ejemplos? le suena la censura, la pedofilia, los escándalos económicos en su iglesia? Ah, cierto, esos son pecados...
3. Deje a la gente vivir en paz y haga autocrítica. El dios en que Ud. cree NO ES CATÓLICO. Saludos.
Carlos
18/03/2011
Creamos en dios y hagamos la genuflexión a viejos tiranos....
Algunos dichos del autor:
1. ´´no basta sólo con el pan, sino que si queremos vivir necesitamos también de la ayuda de la palabra de Dios´´.
Eso corre para quien necesita de su religión. No meta a toda la sociedad en la misma bolsa. Se puede vivir perfectamente sin religión, creación de los hombres, la suya también.
2. Lo que dice Zapatero (aclaro que no vivo en España), es el reflejo de lo que piensa la mayoría de la sociedad. Sino explique Ud. por qué su dios (creador de la ley natural objetiva), dispone que el matrimonio para los católicos es indisoluble y para los judíos no. Por qué los católicos tienen un matrimonio monógamo y el mismo dios (las tres religiones dicen creer en el mismo), dispone la posibiildad de la poligamia en el islam? NO es que la ley natura es una para todos? Y ni toquemos la cuestión de las mujeres...
3. El marxismo fracasó, el comunismo, el fascismo y también el catolicismo, religión totalitaria si las hay.
4. El dios del terror, el que juzga e impone penas por sí mismas (infierno), son sólo antropomorfismos. Ninguna religión puede hablar de Dios por el sólo hecho que (de existir), trasciende a los seres humanos, no está al alcance de nadie. Sigo...
Alejandro
18/03/2011
Sin Dios, el caos..
Dice la Virgen en el Escorial el 5-5-1990:
...El hombre no tiene hambre de Dios; tiene hambre del mal; al hombre, su soberbia, hija mía, le engríe y se cree muy grande y fuerte. Si el hombre reconociese su pequeñez pensaría más en Dios y se humillaría. El hombre cree que se puede valer por sí mismo; ¡ay, ciegos y necios!, sin Dios no tendréis vida, hijos míos; Dios es el principio y el fin, el camino y la vida; donde no está Dios, hijos míos, no habrá paz; sólo habrá muerte.
Y vosotros, ministros de la Iglesia, ¡qué indiferencia sentís ante Cristo! Le abandonáis, hijos míos, le dejáis solo y abandonáis vuestro ministerio. Mi Corazón está triste, hijos míos, porque vosotros habéis recibido más gracias. Mi Hijo ha dejado que le conduzcáis en vuestras manos manchadas de pecado...
Lo más leído
1 «Si por pleitesía al mundo se cuestiona la Fe, el resultado es uniformidad, sosería, infecundidad»
2 Del enjundioso libro del Eclesiástico, del Antiguo Testamento
3 Reig Pla: «Todas las ideologías caen, pero el cristianismo está llamado a redimir todas las épocas»
4 Leyó la Biblia, oró, se bautizó en 2007 en EEUU y se volcó en los discapacitados de su Ucrania natal
5 Hoy es, por primera vez, la fiesta de San Juan Pablo II... Francisco pide no olvidar su herencia
6 Aborto y pensamiento unico: a proposito del obispo de Alcalá
7 Gobierno de Dios, gobierno del pueblo
8 Francisco, en la primera audiencia tras el Sínodo, anima a superar las divisiones y celos con amor
9 Padre Nuestro
10 Islamistas del ISIS decapitan a una bebita