Martes, 26 de enero de 2021

Religión en Libertad

Don Mario Ciceri, el inminente beato que ofreció su vida para que la II Guerra Mundial acabara

El sacerdote Mario Ciceri, fallecido en 1945
Mario Ciceri murió en 1944 con apenas 44 años.

ReL

La Santa Sede ha publicado este martes los decretos de la Congregación para las Causas de los Santos, entre los que hay el reconocimiento de 127 mártires españoles asesinados en la guerra civil, el milagro por intercesión de un sacerdote italiano y las virtudes heroicas de un arzobispo, sacerdotes y religiosas, entre ellos un español más.

De este modo, el sacerdote Juan Elías Medina y 126 compañeros mártires asesinados por odio a la fe entre 1936 y 1939 serán beatificados en breve. Además, Roma ha reconocido las virtudes heroicas del sacerdote Andrés Manjón y Manjón, fundador de las Escuelas el Ave María.

En el decreto de este 24 noviembre se reconoce el milagro atribuido a la intercesión del sacerdote italiano Mario Ciceri, gracias al cual podrá ser beatificado. Murió en abril de 1945 rezando por el fin de la II Guerra Mundial, lo cual ocurriría al mes siguiente.

El padre Ciceri era sacerdote diocesano de Milán. Desde niño sintió la llamada al sacerdocio y finalmente en 1924 fue ordenado en la catedral de Milán. Desde siempre una gran entrega por los demás.

No solo los niños y jóvenes del oratorip fueron objeto de su acción pastoral, sino también los enfermos, los expresidiarios y de manera especial los soldados del frente, muchos de ellos jóvenes que conocía y asistía. El 9 de febrero de 1945, cuando regresaba en bicicleta de Verderio, donde había ayudado al párroco en las confesiones, le atropelló un carro.

Mientras sus feligreses, especialmente los jóvenes, rezaban e incluso estaban dispuestos a donar sangre para salvarlo el padre Ciceri ofreció su vida por el fin de la Segunda Guerra Mundial y el regreso a casa de los soldados.

Funeral de Mario Ciceri

Todo el pueblo acudió al funeral de Mario Ciceri, párroco de Sulbiate

Después de dos meses de agonía, que soportó sin quejarse, Don Mario murió el 4 de abril de 1945; tenía 44 años, veinte de sacerdote. Todo el pueblo asistió a su funeral y el féretro fue llevado a hombros por los jóvenes del oratorio. Al mes siguiente concluiría la guerra.

Durante el conflicto bélico, Don Mario había seguido atendiendo a los jóvenes de su ciudad en el frente, aunque fuera en la distancia. Para ellos fundó «Voce amica», un periódico, o mejor dicho, un boletín con el que les informaba sobre las novedades relativas a su país.

Así, los jóvenes también se enteraron de que se arriesgaba personalmente para ayudar a los que huían por motivos políticos, como por ejemplo varios partisanos.

“La voluntad de Dios nunca debe asustarnos, cuando estamos seguros de su amor por nosotros y el nuestro por él, y cualesquiera que sean las tormentas que azoten nuestro frágil barco", afirmaba este sacerdote.

mario-ciceri-estampa

Y añadía que “el ancla del amor de Dios lo mantendrá firme y evitará que se rompa; este mismo amor infundirá energía y empujará insensiblemente al puerto. Y luego veremos y seremos consolados. Progresemos en esta esperanza y no temamos nada ni a la noche ni al temporal: Jesús es nuestro guía, nos defiende, nos espera”.

Estas son las otras causas promulgadas por la Santa Sede este miércoles:

 

- las virtudes heroicas del Siervo de Dios Fortunato Maria Farina, arzobispo titular de Adrianopolis de Onoriade, antiguo obispo de Troya y Foggia; nacido el 8 de marzo de 1881 en Baronissi (Italia) y fallecido en Foggia (Italia) el 20 de febrero de 1954.

- las virtudes heroicas del Siervo de Dios Alfonso Ugolini, sacerdote diocesano; nacido el 22 de agosto de 1908 en Thionville (Francia) y fallecido en Sassuolo (Italia) el 25 de octubre de 1999.

- las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Maria Francesca Ticchi (en el siglo, Clementina Adelaide Cesira), monja profesa de las Clarisas Capuchinas; nacida el 23 de abril de 1887 en Belforte all'Isauro (Italia) y fallecida en Mercatello sul Metauro (Italia) el 20 de junio de 1922.

- las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Maria Carola Cecchin (en el siglo, Fiorina), religiosa profesa de la Congregación de las Hermanas de San José Benedicto Cottolengo; nacida el 3 de abril de 1877 en Cittadella (Italia) y fallecida en el barco de vapor cuando regresaba de Kenia a Italia el 13 de noviembre de 1925.

- las virtudes heroicas de la Sierva de Dios María Francesca Giannetto (en el siglo, Carmela), religiosa profesa de la Congregación de las Hijas de María Inmaculada; nacida el 30 de abril de 1902 en Camaro Superiore (Italia) y fallecida allí el 16 de febrero de 1930.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA