Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Miércoles, 17 de enero de 2018

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Personajes
Sharon Lee Giganti

Una actriz de Hollywood ex-adepta de la Nueva Era se convierte y advierte de las trampas de la secta

Dejó su carrera cuando le sonreía el éxito para dedicarse a lo que creyó ser su misión: difundir los principios de la New Age. La desilusión no tardó en llegar.

Isabel Molina E./Revista Misión

15 diciembre 2010

Una actriz de Hollywood ex-adepta de la Nueva Era se convierte y advierte de las trampas de la secta
Sharon Lee Giganti
Sharon Lee Giganti dejó su carrera en Hollywood cuando comenzaba a tener mayor éxito, para dedicarse a lo que creyó ser su gran misión: difundir los principios de la Nueva Era. La desilusión no tardó en llegar. Estas falsas enseñanzas destrozaron la vida de muchas personas a su alrededor –incluido su propio hermano–. Después de su conversión, se dedicó a comunicar sin cansancio las grandes trampas que esconden las enseñanzas de El Secreto, Un Curso de Milagros y la ley de la atracción.

- ¿Qué la impulsó hacia la Nueva Era?
- Estaba desesperada. Llevaba muchos años sufriendo al ver a mis seres queridos autodestruirse con las drogas y el alcohol, sin poder hacer nada. Buscaba una manera de acabar con todo ese dolor que había a mi alrededor, y encontrar felicidad y paz para mí.

- ¿Era infeliz a pesar del éxito que comenzaba a tener en Hollywood?
- Sí, como actriz estaba cansada de la frustración de trabajar tan duro, durante tantos años, y no lograr ser la gran actriz que me creía capaz de ser. Había alcanzado éxito en la TV y en algunas películas, pero tenía la sensación de no poder controlar el resultado de lo que hacía. Imagínese la emoción que me produjo escuchar que había técnicas que podía aprender para crear mi propia realidad con el pensamiento: “Puedes cambiar cualquier circunstancia, curar cualquier enfermedad, y producir resultados con sólo visualizar tus deseos”.

- ¿Quién le enseñó esas técnicas?
Un amigo mío en Hollywood me habló de la ley de la atracción a través del libro La ciencia de la mente, de Ernest Holmes, y de unas grabaciones de la médium Esther Hicks, que canalizaba un espíritu llamado Abraham. Abraham enseñaba la idea ocultista de que “todo es energía”: “Tus pensamientos y sentimientos son formas de ‘vibración de la energía’ que atraen lo que estás pensando y sintiendo. Si piensas en positivo y te sientes libre de preocupaciones, atraerás cosas buenas”. Creí que Abraham era un espíritu bueno y que con esta nueva comprensión de las “leyes universales” podría ayudar a mucha gente.

- Se dedicó entonces a difundir este gran “descubrimiento”...
- Así es. Abandoné mi carrera de actriz y me convertí en embajadora de Abraham. Durante 10 años estuve enseñando la ley de la atracción, incluyendo los principios de Un curso de milagros.

- ¿Qué es Un curso de milagros?
- Es un libro que fue escrito por un espíritu que decía ser Jesús, a través de una médium. Su enseñanza está en contradicción con la Sagrada Escritura, la Tradición y la doctrina católica, pues afirma que Jesús no era Dios, que el demonio no existe, que el pecado original nunca ocurrió, y que los apóstoles no supieron interpretar el mensaje de Jesús y nos enseñaron errores. Estos principios falsos muestran claramente que el espíritu que los escribió, aunque afirmara ser Jesús, es una falsificación de Cristo. Ningún espíritu que contradiga la Palabra de Dios puede ser de Dios.

- ¿Cómo descubrió ese engaño?
- Me enfrenté a terribles tragedias por predicar estas filosofías falsas. Primero, mi alumna Jane. La noche antes de suicidarse, vino a mi casa con las preguntas sobre el suicidio que solía hacerme. Se las contesté de nuevo con las enseñanzas de la Nueva Era, especialmente las de Abraham y Un Curso de Milagros: “El suicidio es malo sólo si piensas que está mal, pues hemos sido condicionados socialmente para creer que está mal”. Y le dije, citando a Abraham: “Tú eres libre de elegir cualquier cosa que desees atraer a tu vida, incluso la muerte”. A la mañana siguiente, ella se fue a un hotel y se envenenó. Me gustaría decir que su muerte me despertó, pero estas filosofías me habían oscurecido completamente la visión del mundo.

- Entonces, ¿qué la despertó?
- Mi hermano era drogadicto y alcohólico; sufría crisis de ansiedad y depresión. A quienes intentaban ayudarlo, yo les decía que dejaran de temer por su bienestar, pues así continuaban atrayendo esa situación a su vida. La mejor manera de ayudarlo era “visualizarlo” en una situación de perfecta salud, que luego comenzaría a “manifestarse”. Y así lo hicieron. Y yo también. Pero no recibimos el “milagro” prometido. Mi hermano terminó por matar a mi sobrino de cuatro meses y hoy en día cumple cadena perpetua.

- Y usted pagó un precio muy alto...
- Las tragedias me fueron mostrando que las enseñanzas de la Nueva Era no producen la paz y el bienestar que tanto pregonan. En cambio sí provocan muchos corazones rotos y vidas destruidas.

- ¿Eso la llevó a buscar la verdad en la doctrina católica?
- Todavía estaba inmersa en esas enseñanzas, cuando comencé a leer la Biblia. También tuve un encuentro personal con Jesús y luego supe que mucha gente rezó por mí.

- Cuéntenos ese encuentro con Cristo
- Cuando estaba a punto de invocar más espíritus, en un intento desesperado por encontrar ayuda, Jesús me sacó. Se me mostró como “el Camino, la Verdad y la Vida” que yo había estado buscando.

- Un Cristo muy diferente al que le había enseñado la Nueva Era...
- No era la “Conciencia Crística” o “la Energía Pura” de la Nueva Era. Jesús es una persona real que me decía: “Soy la respuesta que estás esperando y estoy aquí, como siempre... ¡esperándote!”. Nunca me había sentido tan amada. Créame. Los que piensan que “el Cristo” es sólo un modo de pensar o una “conciencia”, se pierden todo, porque una “conciencia” no te puede amar como Jesús nos ama.

- ¿Qué pretende realmente la espiritualidad de la Nueva Era?
- La mayoría –me ocurrió a mí también– cree que ha descubierto una “nueva ciencia”, una “sabiduría perdida” o una “perspectiva más elevada de la esfera espiritual”, y quieren compartirla con otros para curar sus males mentales, psíquicos, emocionales y espirituales. Pero gran cantidad de la información de la Nueva Era proviene de espíritus que han sido escuchados a través de médiums. Son espíritus demoníacos que sirven a Satanás, y quieren robarle almas a Dios. Buscan expresamente hacernos daño.

- Pero nadie quiere, deliberadamente, hacerse daño a sí mismo...
- Desafortunadamente, la información está muy bien disfrazada en forma de buenos consejos, ayuda, amor... Ellos transmiten información falsa a todos los que quieran escucharla en forma de ideologías que contienen supuestos “principios universales”. Hacen que la persona moralmente neutral se desoriente.

- ¿Por qué no puede un católico creer en la ley de la atracción?
- Estas supuestas “técnicas” no son más que formas modernas de la antigua magia, hechicería y espiritismo. Van en contra de la fe católica. En el documento vaticano Jesucristo portador del agua de la vida se afirma “la convicción generalizada en la Nueva Era de que cada uno crea su propia realidad es atractiva pero ilusoria”. No es verdad que podamos controlar lo que nos sucede a través de nuestros pensamientos y sentimientos. 

- ¿Es posible tomar lo bueno de estas técnicas y dejar de lado el resto?
- Conozco bien ese peligro y no vale la pena asumir ese riesgo. Sería como tomarse un batido de chocolate envenenado porque contiene un poco de calcio. De nuevo, el documento vaticano Jesucristo portador del agua de la vida dice claramente que no es posible aislar algunos elementos de la religiosidad de la Nueva Era como aceptables y rechazar otros. ¡La Iglesia ha hablado claro! Prestémosle atención a sus consejos por nuestro propio bien. 

Sharon Lee Giganti (www.NewAgeDeception.com) es catequista acreditada e invitada habitual del programa de Patrick Coffin “The New Age Deception” en Catholic Answers Live Radio (www.catholic.com).
ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
15 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Juan Pío
21/05/2016
Cristo, único Camino, Verdad y Vida.
Ya lo dijo Jesús: ´´Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida´´ y ´´nadie va al Padre sino por Mí´´. También dijo: ´´Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia´´. Huid de los falsos profetas. Por sus frutos los conoceréis. Siguiendo el Evangelio es muy fácil. Todos los demás caminos son un engaño del Príncipe de la Mentira, que está muy activo últimamente porque sabe que la Virgen tiempo se le acaba. Gracias a ReL por este clarificador testimonio
cbrian11
01/04/2015
hola.
La verdad que creo que es cualquier cosa, eso de la ley de atracción no es de la new age es algo que viene desde hace años y es cierta la ley de atracción, pero tu hermano esta borracho no se trata de ser positivos y dejarlo como si estuviera bien, eso es ignorancia total, lo positivo es ayudarlo física y mentalmente no quedarse parado esperando , eso ademas es algo que se logra con entrenamiento, je sus meditaba señora usted sabia eso? la iglesia católica es la peor escoria que hay mas demonios que ellos no hay así que no venga con pavadas por favor, es impresionante la ignorancia de esta señora, los masones e iluminatis nada que ver con lucifer tienen, la iglesia católica no enseña la verdadera enseñanza de jesus, ademas como vas a decir que suicidarse esta bien eso no dice eso, que todo esta bien no quiere decir que yo vaya a meterle un tiro o me suicide dios que mina mas enferma, leyendo esto te das cuenta que aplico mal todo ella esperaba una magia en todo esto y nada que ver
Juan
22/12/2010
Buen testimonio. Gracias.
Me alegra mucho saber que por fin sale algo que pone las cosas en su sitio sobre la Nueva Era. Lo terrible de estas ´´doctrinas´´ es que han calado en muchos sectores católicos y protestantes.

En círculos crisitianos se oye cada vez más hablar a sacerdores y pastores de leyes universales como ´´la siembra y la cosecha´´ (entiéndase siembra como dar dinero, claro), visualizaciones (ver último libro de Yongui Cho o Joel Osteen), o peor cursos de yoga y reiki, cuando no retiros zen en iglesias católicas de Madrid (véase los sacramentinos, en Sáenz de Baranda).

Me alegra que salgan testimonios así. Son muy aclaratorios.
jj
21/12/2010
Pues es todo verdad.
Yo también conozco la Nueva Era y coincido plenamente con lo que afirma. Esta persona no se está inventando nada y conozco personalmente a alguien de mi total confianza, que tuvo un proceso muy similar, pero a esta persona le ayudó la Virgen María.Y creo que se ha quedado corta, algunas de las técnicas que la Nueva Era difunde son absolutamente malignas y otras, sin serlo tanto, lo que hacen es crear un ´´hambre´´ de más técnicas. De perfiles difusos, formalmente yo no definiría como Secta a la Nueva Era, más bien como una corriente que es cuna de sectas algunas de ellas muy destructivas. Está siendo muy potenciada en medios de comunicación con la intención de debilitar a la Iglesia. Tiene poderosos padrinos. Por cierto y hablando de sectas ¿hace cuanto que no veis una noticia sobre sectas?¿es que ya no hay?
Miguel Quintero
18/12/2010
Trampas Secta Nueva Era.
Muy buen articulo
casuario
16/12/2010
Se le ve nerviosita, señorita.

Juas, juas, muy bueno, ´´amigo´´, muy bueno. Le has puesto ´´nerviosita´´. Que se fastidie el pesao de Juvenal. Qué coñazo de tío. Ha tenido lo que se merecía.

Y encima se descuelga ahora como sodomita. Vaya-vaya....qué raro ¿no?


E. Gastón
16/12/2010
penoso.

En todo el morro, Juvenal, te han dado en todo el morro. Tu salida de pata de banco te deja aún más en evidencia. Penoso, chico.

amigo
16/12/2010
a cabalgar, chivatín.

Está claro que Juvenal, cabalgar, cabalga.

Lo que no sabemos es lo que piensa el jinete.
amigo
16/12/2010
Mortadelo Juvenal.

Ja, ja, ja...el tío se pasa todo el día aquí, con un ojo atento al Comité de Defensa de la Revolución y otro en ReL.

Saludos, chivatín.
Libertad
16/12/2010
Pensar en positivo.
No sé quién es esta señora, pero lo que dice me parece muy sensato. Que Cristo nos espera y se comunica con nosotros es cierto, a mí me ha pasado y me pasa con cierta frecuencia y no creo padecer trastorno mental alguno, dado que estoy desempeñando un trabajo de responsabilidad sin suscitar ninguna queja. Sin embargo, sí creo que sentimientos negativos como el odio, la envidia o el rencor, son muy dañinos para nuestro propio desarrollo y no por mecanismos mágicos, sino por la energía que desperdiciamos y el ambiente que creamos a nuestro alrededor. Es mucho más rentable pensar ´´en positivo´´ y ver el futuro con ilusión. Saludos.
elDoberman
15/12/2010
Con Juvenal.
Estoy con Juvenal. Es muy raro que si ha hecho algo en cine o televisión en EEUU no aparezca en IMDB (las Sharon Lee que aparecen han hecho a lo sumo un papel en una película). Es muy raro que no aparezca ni una sola referencia sobre ella en Google que no esté relacionada con su ´´salida de las sectas´´.

Es posible que se haya creído ´´El Secreto´´ y que repitiéndose a sí misma ´´soy actriz de Hollywood, soy actriz de Hollywood, soy actriz de Hollywood...´´ crea que vaya a terminar siendo actriz de Hollywood. Porque la verdad es que da la sensación de que su vida anterior a las sectas es trola.

Y ´´amigo´´ no creo que haya que desacreditar a otro usuario si no estamos de acuerdo con él.
amigo
15/12/2010
chivato Juvenal.

El chivato cree que todos son de su condición. O sea, impostores.

Es un caso habitual. El pobre se alimenta de la whiski-pedia y los enlaces. Y se nos atraganta tantas veces...

La cultureta que maneja es lamentable, pero ha adquirido un manejo de las fuentes cibernéticas que para sí querría el bachiller ministro de Fomento.

Eso sí, ladra la mar de bien. Y hasta levanta la patita y deja el periódico junto a las zapatillas del Amo.

El caso es obedecer. Y si es a un millonario progre, mejor que mejor.

Ah, y no te olvides vitaminarte y supermineralizarteeeeeee.........

Saludos, chivatín.
Lorena
15/12/2010
Pues a mi me ha encantado.
A mi no me ha parecido eso para nada. Me ha parecido una mujer llena de experiencia y escarmentada que ha encontrado el camino y que está llena de paz, que es la que da el Señor cuando te encuentras con Él.
Oscar
15/12/2010
¿Y San Agustín no hizo lo mismo?.
¿Pues Hans, que me cuentas entonces de San Agustín?

Entiendo lo que quieres decir, es posible que tenga un temperamento pendular (La Actriz) .
Pero pasar del New Age a Cristo es un salto de gigante y te aseguro por experiencia propia que cuando descubres de Corazón a Cristo no vuelves atrás.
Hans
15/12/2010
Sensación.
Pues, francamente, leyéndola da la impresión de que se hubiera salido de una secta para meterse en otra, sin dejar de estar como una puñetera cabra; y, ojo, que no estoy diciendo que el catolicismo sea una secta, no se me solivianten, sino que ella parece adscribirse a las confesiones, indistintamente, como si fueran tales.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS