Sábado, 16 de noviembre de 2019

Religión en Libertad

Las fuentes de la oración

ReL


490 ¿Es suficiente con orar cuando se tienen ganas e hacerlo?

No. Quien sólo ora según sus apetencias no toma a Dios en serio y pierde la práctica de la oración. La oración vive de la fidelidad. [2650-2651]

491 ¿Se puede aprender a orar a partir de la Biblia ?

La -> BIBLIA es una fuente para la oración. Orar con la Palabra de Dios es aprovechar las palabras y los acontecimientos de la Biblia para la propia oración.
«Desconocer la Escritura es desconocer a Cristo» (san Jerónimo). [2652-2653]

La Sagrada Escritura y especialmente los salmos y el -> NUEVO TESTAMENTO son un valioso tesoro; en ellos se encuentran las oraciones más hermosas y penetrantes
del mundo judeocristiano. Pronunciar estas oraciones nos une a millones de orantes de todos los tiempos y culturas, pero en especial con el mismo Cristo, que está presente en todas estas oraciones.

492 ¿Tiene mi oración personal algo que ver con la oración de la Iglesia?

En el culto divino de la Iglesia, en la Liturgia de las Horas y en la Santa Misa, se pronuncian comunitariamente oraciones que proceden de la Sagrada Escritura o de la tradición de la Iglesia. Unen a cada uno con la comunión orante de la Iglesia. [2655-2658, 2662]
La oración cristiana no es un asunto privado, aunque sí es muy personal. La oración personal se purifica, se amplía y se refuerza cuando entra regularmente en la oración de toda la Iglesia. Es un signo grande y hermoso cuando en todas las partes del mundo personas creyentes están unidas a la vez en las mismas oraciones entonando así un único canto de alabanza a Dios. -» 188
Yo esperaba con ansia al Señor; él se inclinó y escuchó mi grito.  (Sal 40,2)

493 ¿Cuáles son los rasgos de la oración cristiana?

La oración cristiana es una oración en actitud de fe, esperanza y amor. Es constante y se abandona a la voluntad de Dios. [2656-2658, 2662]

El cristiano que ora sale en ese mismo momento de sí mismo y entra en actitud de confianza creyente en el único Dios y Señor; al mismo tiempo pone toda su confianza en Dios: en que Él le escucha, lo acoge y lo perfecciona.
San Juan Bosco dijo en una ocasión: «Para conocer la voluntad de Dios se necesitan tres cosas: orar, esperar y dejarse aconsejar». Por último, la oración cristiana es siempre expresión del amor que procede del amor de Cristo y que busca el amor divino.

494 ¿Cómo puede mi vida cotidiana ser una escuela de oración?

Cada acontecimiento, cada encuentro puede ser un impulso para una oración. Pues cuanto más profundamente vivimos en unidad con Dios tanto más profundamente comprendemos el mundo que nos rodea. [2659-2660]

Quien busca la unidad con Dios ya desde la mañana es capaz de bendecir a las personas con las que se encuentra, incluso a sus rivales y enemigos. A lo largo del día pone todos sus problemas en manos del Señor. Tiene más paz en su interior y la irradia. Emite sus juicios y toma sus decisiones preguntándose cómo actuaría Jesús en esa circunstancia.
Vence el miedo por medio de la cercanía a Dios. En las circunstancias desesperadas no es inestable. Lleva en sí la paz del cielo y con ello la transmite al mundo. Está lleno
de agradecimiento y de alegría por todo Lo bueno, pero también soporta las dificultades que se encuentra. Esta atención a Dios es posible incluso durante el trabajo.

Manten tu alma en paz. Deja que Dios actúe en ti. Acoge los pensamientos que eleven
tu alma hacia Dios. Abre las ventanas del alma de par en par. SAN IGNACIO DELOYOLA

Mi secreto es muy sencillo: yo rezo. Y mediante mi oración me hago una con el amor
de Cristo y comprendo que orar es amarle, que orar es vivir con él y esto significa hacer verdad sus palabras. Orar es para mí estar 24 horas al día unida a la voluntad de Jesús, vivir para él, por él y con él. SANTA TERESA DE CALCUTA


495 ¿Podemos estar seguros de que nuestras oraciones alcanzan a Dios?

Nuestras oraciones, hechas en el nombre de Jesús, llegan allí donde llegaban también las oraciones de Jesús: al corazón del Padre celestial. [2664-2669, 2680-2681]

Cuanto más confiemos en Jesús tanto más seguros podemos estar de esto. Porque Jesús nos ha abierto de nuevo el camino del cielo que estaba cerrado para nosotros por el pecado. Dado que Jesús es el camino hacia el Padre, los cristianos concluyen sus oraciones con la
fórmula «por Jesucristo, nuestro Señor». -» 477

El Espíritu Santo es el Espíritu de Jesucristo, el Espíritu que une al Padre con el Hijo en el amor. BENEDICTO XVI, Vigilia de Pentecostés 2006

Ven, Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo. Secuencia de Pentecostés

El Espíritu acude en ayuda de nuestra debilidad. Rom 8,26a

496 ¿Para qué necesitamos cuando rezamos al Espíritu Santo?

La -> BIBLIA dice: «Pues nosotros no sabemos pedir como conviene; pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos inefables» (Rom 8,26). [2670-2672]

Orar a Dios sólo se puede hacer con Dios. Que nuestra oración llegue ante Dios no es únicamente un mérito nuestro. Los cristianos hemos recibido el Espíritu de
Jesús, que anhelaba intensamente ser uno con el Padre:
ser totalmente amor, escuchar plenamente al otro, entenderse mutuamente del todo, querer todo lo que quiere el otro. Este Espíritu Santo de Jesús está en nosotros, y habla dentro de  nosotros cuando oramos. En el fondo, orar significa que desde lo hondo de mi corazón Dios
habla a Dios. El Espíritu Santo ayuda a nuestro espíritu a orar. Por eso debemos repetir continuamente: «Ven, Espíritu Santo, ven y ayúdame a orar». -> 120

497 ¿Por qué nos ayuda dejarnos guiar por los santos en la oración?

Los santos son personas inflamadas por el Espíritu Santo; mantienen vivo el fuego de Dios en la Iglesia. Ya en el tiempo de su vida terrena los santos fueron orantes fervientes y contagiosos. En su cercanía es fácil rezar. Aunque no debemos nunca adorar a los santos, podemos invocar a quienes están en el cielo para que intercedan por nosotros ante el trono de Dios. [2683-2684]
Alrededor de los grandes santos se han formado escuelas particulares de devoción (-> ESPIRITUALIDAD), que, como los colores de un espectro, señalan todas la luz pura de
Dios. Todas parten de un elemento fundamental de la fe para conducir, cada una por una puerta diferente, al núcleo de la fe y de la entrega a Dios. Así, la espiritualidad franciscana parte de la pobreza de espíritu, la benedictina, de la alabanza a Dios; la ignaciana, de la decisión y la vocación. Una espiritualidad por la que uno se siente atraído según sus características personales es también una escuela de oración.

498 ¿Se puede rezar en cualquier parte?

Sí, se puede rezar en cualquier lugar. Sin embargo un católico siempre buscará los lugares en los que Dios «habita» de un modo especial. Éstos son sobre todo las iglesias católicas, donde Nuestro Señor está presente bajo las apariencias (especies) de pan en el sagrario o - TABERNÁCULO. [2691, 2696]

Si buscas a Dios y no sabes cómo empezar, aprende a orar y tómate la molestia de orar  todos los días. SANTA TERESA DE CALCUTA

Cuanto más generoso seas con Dios, tanto más generoso experimentarás que es él contigo.
SAN IGNACIO DE LOYOLA

No todos los santos tienen el mismo tipo de santidad. Hay algunos que no podrían haber vivido nunca con otros santos. No todos siguen el mismo camino: pero todos llegan a Dios.
SAN JUAN MARÍA VIANNEY, cura de Ars

ESPIRITUALIDAD (del latín spiritus = espíritu): Las formas de la devoción en la Iglesia, que se han conformado de forma múltiple a partir de la práctica de vida de los santos, penetrada del
Espíritu Santo. Por eso se habla, por ejemplo, de la espiritualidad benedictina, franciscana
o dominica.  

De un modo espiritual nosotros, mediante nuestra oración, abarcamos toda la Creación de
Dios, desde el planeta más alejado hasta las profundidades del mar, una capilla solitaria en
un monasterio así como una iglesia abandonada, una clínica abortista en una ciudad y la celda de la cárcel en otra...
Sí, el cielo y las puertas del infierno. Estamos unidos con cada parte de la Creación. Oramos con cada criatura y por cada criatura, para que todos, por quienes se derramó la sangre del Hijo de Dios, sean salvados y santificados. SANTA TERESA DE CALCUTA

Es necesario acordarse de Dios más a menudo que de respirar.
SAN GREGORIO NACIANCENO

Por eso os invito a buscar cada día al Señor, que no quiere otra cosa que el que seáis 
verdaderamente felices.
Mantened viva una relación fuerte y constante en la oración y, según vuestras posibilidades,
estableced momentos en vuestra jornada en los que busquéis sólo su compañía. ->

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Para continuar haciendo noticias como esta necesitamos tu ayuda

DONA AHORA