Domingo, 26 de enero de 2020

Religión en Libertad

«Me alegra utilizar lo que no sirve; da paz y alegría»

Muere fray Conrado Estruch: recogía fondos con belenes reciclados y ayudaba a doscientas familias

Ha muerto con 89 años el capuchino fray Conrado Estruch, muy conocido en Valencia por sus muestras de belenes con materiales reciclados
Ha muerto con 89 años el capuchino fray Conrado Estruch, muy conocido en Valencia por sus muestras de belenes con materiales reciclados

Agencias / Efe / Avan

El fraile capuchino Conrado Estruch, conocido por fabricar belenes con material de desecho para posteriormente venderlos y recaudar fondos para iniciativas benéficas, ha fallecido este 11 de octubre a los 89 años en el convento de la Magdalena, en la localidad valenciana de Massamagrell, después de una larga enfermedad, según ha informado el Arzobispado de Valencia.

Cada año, Estruch fabricaba y vendía cientos de belenes elaborados de forma manual y con materiales reciclados para recaudar fondos para personas sin recursos.

"200 familias a las que atiendo"
"Tengo 200 familias necesitadas a las que atiendo, pero nadie dirá que fray Conrado le pide", explicaba en 2012  fray Conrado a ReL. "No pido nunca. Simplemente, todo me llueve, me llega. Eso es la Fuerza de Dios".

"Tenemos más de 1.400 belenes construidos con materiales reciclados. Me alegra utilizar lo que no sirve. Es algo que nos da paz y alegría", añade este popular capuchino, ya casi de 87 años.

"Yo soy pobre y trabajo con medios pobres. Fíjese que siendo pobre, ¡doy de comer a pobres!", añadía. "Tengo diplomas de agradecimiento por ayudar a misiones. Hemos puesto en marcha una escuelita en misiones, un comedor para niños, cosas así", explciaba cuando se le preguntaba.

Vocación desde niño
Siendo niño, Conrado tenía muy claro lo que quería hacer: "yo de chico ya quería ayudar a la gente y vivir el Evangelio. Para eso entré de capuchino a los 22 años. Y si volviera a nacer, lo volvería a hacer. Algunos me decían, cuidado, dónde te metes. Pero con los pobres aprendes a ver al mismo Dios. Con ellos aprendes a ver lo bueno de Dios, que da el ser, da la vida. Salgo a la calle y me digo: mira, todos son Cristos. Eso sí, el pobre sufre su pobreza. Hoy, igual que hace 50 años".

A fray Conrado acudían jóvenes y mayores y él escuchaba a todos.

"Me vienen muchos jovenes llorando. Me dicen: tenemos problemas, y hablan, hablan... Yo les digo: el problema os lo habéis hecho vosotros solos, luego no digáis que ha sido el Señor. Por ejemplo, si vas borracho y atropellas a alguien: ¡lo has hecho tú! A los jóvenes les digo que han de aceptar la vida como es y no hacer cosas malas. Otras veces me viene gente mayor, empresarios, que también lloran y me dan mucha pena. ¿Qué hacer? Pues rezar y encomendar, no hay más", admite.


El pasado mes de diciembre de 2014 fray Conrado hizo llegar al Papa Francisco este mini-belén: las figuritas están dentro de una cáscara de huevo que hace la vez de cueva-portal de Belén

Valencia se despide del fraile
El religioso, nacido en la localidad valenciana de Ador, estaba ingresado desde el pasado mes de agosto tras sufrir un infarto y un ictus, y el pasado lunes había sido trasladado al convento de la Magdalena, donde falleció.

La misa funeral se celebró el lunes 12 de octubre, presidida por el obispo auxiliar de Valencia, monseñor Esteban Escudero, que ha destacado del religioso fallecido “su profunda humildad, callado, como si no hiciera nada, y al mismo tiempo su gran corazón para con los pobres y necesitados”.

En la eucaristía, que ha estado concelebrada por más de una docena de sacerdotes y ha contado con la participación de familiares y amigos del religioso, el prelado ha asegurado también en la homilía que “el legado de fray Conrado es la virtud de la humildad ya que no tenemos que hacer ruido, ni buscar la vanagloria mundana, ni aspirar a salir en los telediarios ni a ser aplaudidos por la gente”.



“Seamos humildes con Dios y para con los demás pero al mismo tiempo comprometidos con la obra social de la Iglesia en favor de los necesitados, como fray Conrado”, ha exhortado monseñor Escudero en la eucaristía celebrada en el convento San José, donde el religioso se encargaba de la portería desde hacía años.

La misa exequial ha contado con la participación del sacerdote Francisco Martínez Melero, miembro del Consejo Provincial de los franciscanos capuchinos, en representación del superior provincial, que se encuentra actualmente visitando las comunidades de la orden en México.

Asimismo, ante la capilla ardiente en el convento de San José pasaron cientos de personas y muchas participaron luego en la misa. 

Al término de la celebración, el féretro con los restos mortales de fray Conrado fue trasladado a su localidad natal, Ador, donde tras una misa de córpore in sepulto en la parroquia Nuestra Señora de Loreto, recibe sepultura en el cementerio del municipio.
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda no podremos seguir haciendo noticias como ésta

DONA AHORA