Domingo, 09 de agosto de 2020

Religión en Libertad

El régimen laicista de Ataturk confiscó templos y colegios

La Iglesia Católica en Turquía reclama 200 propiedades a un gobierno que ni siquiera la reconoce

Cuando el primer ministro Erdogan dijo que devolvería lo confiscado a las minorías religiosas, no incluía a los católicos.

Pablo Ginés/ReL

Recep Tayyip Erdogan
Recep Tayyip Erdogan

Iglesias, escuelas, orfanatos, hospitales, cementerios... hasta 200 propiedades de la Iglesia Católica en la Turquía Otomana fueron confiscados en los años 30 del siglo XX, no por un despotismo musulmán, sino por un régimen laicista: el de Mustafá Kemal Ataturk, padre de la Turquía moderna.

Los católicos no fueron los únicos expoliados por el gobierno laicista: las distintas iglesias ortodoxas, los armenios y otras minorías religiosas también lo fueron. El pasado agosto de 2011, en un paso histórico, el primer ministro Erdogan anunció que Turquía devolvería los edificios y posesiones confiscados a las minorías religiosas (no musulmanas), pero pronto se vio que eso no incluía a los católicos, porque Turquía considera que en los años 30 los católicos eran una "comunidad extranjera".

La lista del Gran Visir de 1913
El presidente de los obispos católicos de Turquía, Ruggero Franceschini, entregó hace pocos días su reclamación a la Comisión por la Reconciliación que trata estos temas en el Parlamento turco. La reclamación se basaba en una lista de propiedades católicas que escribieron conjuntamente en 1913 (antes de las convulsiones de la Primera Guerra Mundial) el Gran Visir otomano y Francia, que en esa época era la valedora y protectora de los católicos en el país.

Muchos misioneros (entre ellos los de la agencia AsiaNews) consideran que es utópico reclamar propiedades cuando en la Turquía actual la Iglesia Católica no existe a ojos del Gobierno: no puede poseer propiedades, ni tiene ningún estatus legal. Cuando la Iglesia compra alguna propiedad (terrenos o edficios) lo hace a través del nombre de ciudadanos turcos particulares, con consecuencias ambiguas en aspectos contables y administrativos. Por otra parte, las propiedades reclamadas han pasado de mano en mano durante casi un siglo y recuperarlas sería complicado incluso en la mejor de las situaciones legales.

Sesenta años de diplomacia
Un aspecto curioso es que, al contrario que muchos otros países de población musulmana, que sólo en los últimos años han establecido relaciones diplomáticas con la Santa Sede, la Turquía laicista hace 60 años que cuenta con una diplomacia estable con el Vaticano. El nuncio en Turquía, Antonio Lucibello, recuerda que hace décadas que la Iglesia pide que el Gobierno le reconozca. La última vez fue en enero de 2010, cuando un nuevo embajador turco visitó a Benedicto XVI.

En Turquía hoy sólo viven unos 35.000 católicos (aunque con emigrantes huyendo de Irak o Siria pueden haber crecido en número), que pertenecen a 8 diócesis o jurisdicciones y celebran en 4 ritos católicos distintos: el latino, el greco-bizantino, el armenio y el caldeo (siríaco).

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Esta noticia sólo la podemos hacer con tu ayuda

DONA AHORA