Jueves, 26 de noviembre de 2020

Religión en Libertad

Un bombero con los ancianos solos: «con la ayuda de María Auxiliadora, llegaremos a buen puerto»

Un bombero con los ancianos solos: «con la ayuda de María Auxiliadora, llegaremos a buen puerto»
Marín Cuenca es un bombero que se apoya en la fe ante los momentos duros del coronavirus y su crisis económica

ReL

Encarni Llamas difunde desde la web de la diócesis de Málaga el testimonio y la esperanza de Francisco Javier Marín Cuenca, bombero malagueño y miembro del Movimiento de Acción Cristiana (MAC), en la parroquia María Madre de Dios.

«Llegué a conocer al Señor y crecer en la fe gracias al MAC, y actualmente he sido enviado a la parroquia María Madre de Dios, donde acompañamos a niños y jóvenes, a los que les presentamos nuestro tesoro: Jesucristo», explica Francisco.

Pertenece al Real Cuerpo de Bomberos de Málaga y durante esta pandemia «también he sufrido y vivido con dolor e impotencia momentos en los que, la fe y mi comunidad (La Alegría) me han sostenido. Ir a trabajar en esos días ha sido la forma de aportar mi granito de arena en la lucha contra la pandemia».

Acceder a los ancianos solos y desprotegidos

A Francisco lo ha mantenido activo, durante el confinamiento, su profesión, pero también su creatividad y su búsqueda del bien común: «Durante la cuarentena hemos llevado a cabo diversas intervenciones que llamamos “apertura de viviendas”, para socorrer a los ancianos que viven solos y desprotegidos. Desde el equipo de Bomberos de Málaga pusimos en marcha varias iniciativas pues todos teníamos la inquietud de que algo más podíamos hacer. Así que, nos pusimos a fabricar y distribuir pantallas para nuestros héroes (los sanitarios y cuidadores de residencias). Cada tarde, a las 20.00 horas salíamos a las calles con las sirenas puestas, para aplaudir y hacer ver a nuestros vecinos que estamos unidos a ellos esta lucha».

Colectas para las familias más necesitadas

Los más vulnerables, han sido, y siguen siendo, su prioridad: «Hicimos una colecta para nuestros ancianos del Buen Samaritano y los acogidos en la Casa Colichet. Nuestras familias y amistades se volcaron. Y, actualmente, estamos recogiendo alimentos, pañales y productos básicos de higiene para llevarlos a las familias más desfavorecidas. Colaborar con tantos voluntarios jóvenes y jubilados, empresarios y pymes ha sido una experiencia muy bonita: todo el mundo aunando esfuerzos y remando en la misma dirección».

Mirando atrás, Francisco tiene claro que «vivimos tiempos en los que la esperanza ha de ser semilla que sembremos a deshora, sostenida en la Eucaristía. Con la ayuda de María Auxiliadora, como en otras epidemias, llegaremos a buen puerto. Un abrazo fraterno de vuestro hermano en el Señor».

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA