Viernes, 19 de abril de 2024

Religión en Libertad

Exequias del cardenal Carles en Barcelona: los fieles se despiden de quien les pastoreó por 14 años

ReL / Efe

El cardenal Carles reposa en la capilla ardiente de Barcelona, donde religiosos y seglares dan su último adios
El cardenal Carles reposa en la capilla ardiente de Barcelona, donde religiosos y seglares dan su último adios

La capilla ardiente en la catedral de Barcelona del cardenal Ricard Maria Carles, el arzobispo emérito de Barcelona que falleció el 17 de diciembre, con 87 años, ha estado recibiendo la visita de los fieles barceloneses que querían despedirse de quien fue su pastor durante 14 años, de 1990 a 2004.

El féretro con los restos mortales de Carles llegó al Palacio Episcopal de Barcelona en la mañana del miércoles 18 desde Tortosa (Tarragona), en cuyo hospital falleció a consecuencia de un ictus que sufrió el pasado mes de noviembre.

Desde allí, el féretro salió en comitiva y procesión, acompañado por el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluis Martínez Sistach, los obispos auxiliares de la diócesis, Sebastià Taltavull y Pere Tena, y los canónigos, hasta la adyacente catedral barcelonesa.

Una vez instalado el féretro en el coro, escoltado por dos grandes ramos de rosas rojas y numerosos cirios encendidos, se rezó la "hora tertia" y el cardenal Sistach dedicó un responso al difunto.

Tras este acto religioso, la capilla ardiente se abrió al público y numerosos fieles fueron pasando por la capilla, que permaneció abierta hasta las 9 de la noche. La capilla se volvió a abrir al público el jueves por la mañana: de 8 a 10.30h.



A las 11 horas del jueves empezó la misa exequial
en la catedral presidida por el cardenal Martínez Sistach.

Tras la misa, el cardenal Lluis Martínez Sistach acompañará al féretro hasta la basílica de la Virgen de los Desamparados de Valencia donde será enterrado Carles en un funeral que también presidirá el actual arzobispo de Barcelona.

La tumba se situará en la nave central cerca del altar y al lado derecho de la única sepultura de la basílica, la del cardenal valenciano Juan Bautista Benlloch. El sepulcro se encuentra excavado desde hace seis años por encargo del cardenal Carles, quien costeó las obras y expresó en varias ocasiones su deseo de ser enterrado en la Basílica valenciana.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda