Domingo, 28 de noviembre de 2021

Religión en Libertad

Creció en una dinastía anticatólica: la vida del primer sacerdote y mártir coreano llega al cine

San Andrés Kim Taegon.
A finales de noviembre comenzará a rodarse un biopic en honor al primer santo de Corea y el segundo centenario de su nacimiento, san Andrés Kim Taegon.

ReL

A lo largo de este 2021, la Iglesia universal y los propios católicos de Corea celebran los 200 años del nacimiento de su primer sacerdote nativo, san Andrés Kim Taegon.

Para celebrarlo, anuncia The Korea Times, muchos esperan con expectación el próximo estreno del biopic sobre el mártir beatificado en 1925 junto a su padre y que, como ha informado su director Park Heung-sik, comenzará a rodarse a finales de este mes.

Kim nació en 1821 durante la dinastía Joseon en Dangjin, a unos 120 kilómetros al sur de Seúl.

Nacido en una dinastía salvajemente anticatólica

Fue educado en una devota familia católica que, como tantas otros de su localidad, conoció el mensaje del cristianismo a través de la literatura china de forma clandestina, bajo una estricta persecución por parte de la dinastía de Joseon (antigua Corea, entre el 1392 y 1910).

A los 15 años, Kim decidió viajar a pie un seminario en Macao (China). Más adelante fue ordenado sacerdote en la catedral de Shangai en 1845, siendo totalmente indiferente a unas represalias contra el cristianismo que llegarían más pronto que tarde.

Estaba regresando a su hogar cuando le pidieron ayuda para arreglar la entrada de los misioneros cristianos a Corea por zonas carentes de vigilancia de vigilantes y patrullas.

El padre de San Andrés había convertido el hogar en una auténtica Iglesia doméstica, lo que también pagó con su vida. En cuatro generaciones, once miembros de su familia derramaron su sangre por Jesucristo y varios han sido ya beatificados o canonizados.

El joven Andrés tenía 25 años cuando mandaron arrestarle, torturarle y definitivamente decapitarlo en el rio Hahn.

Tuvieron que transcurrir más de cien años para que un Papa, Juan Pablo II, visitase el santuario de Taegon en 1984 y lo canonizase  junto con otros 102 mártires, la mayoría de ellos laicos.

Estatua de san Andrés Kim Taegon.

Estatua de san Andrés Kim Taegon, en el patio de la catedral de Myeongdong, Corea del Sur. 

El primero de una Iglesia única en el mundo

La Iglesia coreana es única porque fue fundada completamente por laicos”, destacó el Papa polaco tras la ceremonia.

“Esta Iglesia incipiente, tan joven y sin embargo tan fuerte en la fe, soportó una ola tras otra de feroz persecución y en menos de un siglo podía gloriarse de tener 10,000 mártires. La muerte de estos mártires fue la levadura de la Iglesia y llevó al espléndido florecimiento actual de la Iglesia coreana”, añadió.

La película, de la que ya se conoce el título en inglés (Birth), será protagonizada por el actor Yoon Si-yoon interpretando al primer sacerdote católico de Corea y contará con la presencia de otros renombrados actores coreanos como Ahn Sung-ki, Lee Moon-sik, Shin Jung-geun y Nam Da-reum.

Yoon Si-yoon.

Yoon Si-yoon dará vida al primer sacerdote coreano Kim Taegon, mártir y santo, en la gran pantalla. 

Mártir... y no solo: santo, aventurero y escritor

“Quiero contarle a la gente los extraordinarios logros de Kim, no solo como mártir católico, sino como aventurero que vagó por el mar y la tierra durante una era turbulenta”, afirma el director de la película, Park Heung-sik.

La película, explica el director, recorrerá la corta vida del joven sacerdote, centrándose en el período transcurrido entre sus estudios en Macao y su martirio como sacerdote con 25 años.

Otro de sus objetivos con la cinta será ofrecer una visión mesurada de un personaje “que apenas llama la atención fuera de la Iglesia católica por ser una figura religiosa”, olvidando en muchas ocasiones su amplio bagaje cultural y aventurero.

“Kim fue uno de los primeros coreanos que aceptó la cultura occidental a través de los idiomas, la educación y la religión”, destaca el director.

Quiero ayudar a encontrar el lugar adecuado para el padre Kim Taegon en la historia de Corea ofreciendo una perspectiva emocionante, junto con situaciones espectaculares de la época”, cómo abrió la era moderna de Joseon o su fallecimiento como pionero y aventurero.

Un sacerdote de la línea familiar de san Andrés Kim Taegon habla sobre el mártir coreano y la carga y orgullo que supone ser familiar suyo.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda