Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog
Cuando hables de Dios, pon buena cara

Cuando hables de Dios, pon buena cara

Un alma para el mundo

14 noviembre 2017

CUANDO HABLES DE DIOS, PON BUENA CARA
            Afortunadamente hace mucho tiempo que pasaron aquellos sermones atronadores que,  más que convencer, trataban de vencer a la pobre gente que llenaba los templos  en la Misa Mayor, o Función de Iglesia que se llamaba, el día de la fiesta del patrón. Eran piezas de oratoria que daba gusto oírlas, pero que en algunos momentos te encogía el alma ante un Dios terrible. Y no digamos nada de la misiones populares que ofrecían un panorama tétrico ante un alma atribulada que entonaba el mea culpa entre sollozos. Eran otros tiempos, y hay que juzgarlos con mentalidad histórica. Afortunadamente desde el Vaticano II le hemos limpiado la cara a Dios, y ahora da  gusto verle, aunque corramos el riego de abusar de su bondad eterna. Los humanos somos un tanto complicados, hay que reconocerlo.
 
Resultado de imagen de pulpitos antiguos

Hablar de Dios con amabilidad
            Estamos un poco artos que en la vida social se nos trate, en muchas ocasiones, con displicencia, con cara avinagrada como diría el Papa Francisco. Bastantes problemas nos ofrece la vida como para presentar a Dios como el gran problema, cuando realmente es la solución. Y nuca por táctica propagandística, sino por justicia hacia El que es el Amor.
            Y yo creo que hoy se le ve así cuando se  mira con ojos limpios. En el libro “Como defender la fe sin levantar la voz” (Edit. Palabra)), los autores dicen en la introducción: Los católicos te dirán que la Iglesia es un lugar de amor y bienvenida, de crecimiento y sanación, de apoyo y enriquecimiento, de sabiduría y gracia, de aceptación incondicional; y que desempeña un papel crucial en la construcción de un mundo más humano y generoso. He aquí un secreto de nuestro tiempo, del que no hablan los periódicos: los católicos aman la Iglesia. Por eso se sienten frustrados al ver la imagen distorsionada de la Iglesia que aparece en los medios de comunicación: una institución presentada como dogmática, intolerante y arisca, interesada en los suyo, que impone modos de pensar y de vivir, y que margina a los que piensan de otro modo. En resumen: el imperio del “no”, en lugar del “sí” (Pág. 14).
            Pero para que  la imagen de la Iglesia sea la correcta es necesario formar a los futuros oradores sagrados, sacerdotes, para que sepan exponer el mensaje cristiano en un  lenguaje que, siendo totalmente fiel a la verdad, sea comprensible, amable, estimulante, gozoso… Que el fiel, cuando salga del templo después de la celebración, se vaya con una nueva alegría, un optimismo renovado, un deseo de ser mejor, un orgullo de ser católico, y el propósito de volver porque lo pasa bien, lo necesita, y la calle lo agradece.
 
Resultado de imagen de escuchar la palabra de Dios

            Hay que hablar menos de juicio y más de misericordia. El Papa Francisco, cuando le plantearon el tema de los homosexuales en la Iglesia, después de pensar un poco contestó: “¿Quién soy yo para juzgar?”. Hay que hablar más de la dignidad de la persona, de los valores permanentes, de la belleza de la Verdad que nos hace libres. A mí me da un buen resultado en la Misa Familiar dirigirme a los niños con un  lenguaje apropiado, y de esa manera me entienden los mayores. No es fácil mantener la atención de un público acostumbrado a la imagen, por eso hay que ser breves y sugerir a su imaginación imágenes tomadas de la vida, contando parábolas como hacía Jesús, planteando interrogantes que hagan pensar… Hay que estar bien formados sobre lo que la Iglesia dice y hace, y saber expresarlo de modo directo y conciso (o.c. pág. 26). Partiendo de los valores comúnmente aceptados por la sociedad hay que proponer otros valores importantes que deben ser tenidos en cuenta y que muchas veces pasan desapercibidos.
            El libro que venimos citando recoge las reglas que propone el método de Catholic Voices para una comunicación eficaz. Las enunciamos aquí y remitimos al lector a la obra que comentamos:
  1. En lugar de enfadarte, reformula
  2. Echa luz, no leña al fuego
  3. Piensa en triángulos (tres mensajes, no más)
  4. La gente se va con lo que ha sentido, y se suele olvidar de casi todo lo que has dicho.
  5. No lo digas: muéstralo (cuenta alguna historia)
  6. Acuérdate de decir “Sí”. Es decir, expón lo que la Iglesia favorece. No la convirtamos en una policía moral
  7. Se compasivo.
  8. Se trata de dar testimonio, no de vencer a nadie
  9. Se trata de Dios, no de nosotros. El altavoz simplemente es el altavoz, no el mensaje
  10. Y siempre rezar antes de hablar de las cosas de Dios.
 
Sin duda hace falta un reciclaje en los evangelizadores mayores. Los jóvenes ya salen con otra formación, otro estilo, y conectan fácilmente con la realidad, pero el lenguaje del amor no tiene edad, y un abuelo puede llegar más fácilmente a su nieto que el mismo padre. No estaría mal ser un poco abuelos de las nuevas generaciones.
 
 
Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Juan García Inza
Juan García Inza quiere «colaborar en la formación doctrinal y espiritual del lector que, desde el humanismo cristiano, quiere contribuir a la aportación de un alma para nuestro mundo». Y así se titula su blog «Un alma para el mundo». Fue ordenado sacerdote en 1965 y ha publicado una quincena de títulos. Es doctor en Derecho canónico y ha ejercido como consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad y de la Renovación Carismática. Es asesor espiritual de la Asociación María Reina de la Paz de Medjugorje.

Juan García Inza, es autor, editor y responsable del Blog Un alma para el mundo, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2017

La mentira como arma política

Cuando hables de Dios, pon buena cara

Los secretos de la evangelización

Evangelizar un mundo descreído

El hijo de Tejero: Mi padre sufrió y cumplió su condena
OCTUBRE 2017

En qué consiste la Vida Eterna

El egoísmo absoluto

El Papa emérito Benedicto XVI no morirá nunca

Sectas satánicas en España (y 2)

El satanismo español se organiza (1)

¿Por qué dejé de ser masón?

La masonería y la familia

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2017 (5 artículos)

AGOSTO 2017 (9 artículos)

JULIO 2017 (6 artículos)

JUNIO 2017 (4 artículos)

MAYO 2017 (6 artículos)

ABRIL 2017 (5 artículos)

MARZO 2017 (8 artículos)

FEBRERO 2017 (6 artículos)

ENERO 2017 (7 artículos)

DICIEMBRE 2016 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (7 artículos)

OCTUBRE 2016 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (6 artículos)

AGOSTO 2016 (7 artículos)

JULIO 2016 (6 artículos)

JUNIO 2016 (5 artículos)

MAYO 2016 (5 artículos)

ABRIL 2016 (5 artículos)

MARZO 2016 (7 artículos)

FEBRERO 2016 (7 artículos)

ENERO 2016 (7 artículos)

DICIEMBRE 2015 (9 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (8 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (9 artículos)

AGOSTO 2015 (10 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (12 artículos)

MAYO 2015 (16 artículos)

ABRIL 2015 (14 artículos)

MARZO 2015 (12 artículos)

FEBRERO 2015 (13 artículos)

ENERO 2015 (14 artículos)

DICIEMBRE 2014 (18 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (14 artículos)

AGOSTO 2014 (16 artículos)

JULIO 2014 (11 artículos)

JUNIO 2014 (16 artículos)

MAYO 2014 (24 artículos)

ABRIL 2014 (25 artículos)

MARZO 2014 (24 artículos)

FEBRERO 2014 (11 artículos)

ENERO 2014 (13 artículos)

DICIEMBRE 2013 (17 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (13 artículos)

OCTUBRE 2013 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (10 artículos)

AGOSTO 2013 (14 artículos)

JULIO 2013 (15 artículos)

JUNIO 2013 (14 artículos)

MAYO 2013 (15 artículos)

ABRIL 2013 (15 artículos)

MARZO 2013 (20 artículos)

FEBRERO 2013 (17 artículos)

ENERO 2013 (17 artículos)

DICIEMBRE 2012 (22 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (20 artículos)

OCTUBRE 2012 (19 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (17 artículos)

AGOSTO 2012 (20 artículos)

JULIO 2012 (13 artículos)

JUNIO 2012 (17 artículos)

MAYO 2012 (21 artículos)

ABRIL 2012 (24 artículos)

MARZO 2012 (24 artículos)

FEBRERO 2012 (18 artículos)

ENERO 2012 (17 artículos)

DICIEMBRE 2011 (17 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (14 artículos)

OCTUBRE 2011 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (14 artículos)

AGOSTO 2011 (16 artículos)

JULIO 2011 (15 artículos)

JUNIO 2011 (18 artículos)

MAYO 2011 (24 artículos)

ABRIL 2011 (22 artículos)

MARZO 2011 (15 artículos)

FEBRERO 2011 (17 artículos)

ENERO 2011 (19 artículos)

DICIEMBRE 2010 (20 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (20 artículos)

OCTUBRE 2010 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (13 artículos)

AGOSTO 2010 (11 artículos)

JULIO 2010 (14 artículos)

JUNIO 2010 (17 artículos)

MAYO 2010 (23 artículos)

ABRIL 2010 (20 artículos)

MARZO 2010 (19 artículos)

FEBRERO 2010 (15 artículos)

ENERO 2010 (13 artículos)

DICIEMBRE 2009 (21 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (17 artículos)

OCTUBRE 2009 (21 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (12 artículos)

JULIO 2009 (21 artículos)

JUNIO 2009 (17 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS