Sábado, 23 de octubre de 2021

Religión en Libertad

Blog

No, Garzón tampoco es ningún estúpido

por En cuerpo y alma

Alberto Garzón, ministro de Consumo contra la carne
Alberto Garzón, ministro de Consumo contra la carne

 

            Y sí, amigos, así es… Después de ver el otro día que la cajera Montero no era ninguna tonta, toca hoy constatar que Garzón no es, tampoco, ningún estúpido. Un hombre de escasa preparación y formación, sí. Gris, mediocre, perezoso y ventajista, seguro... Pero estúpido, lo que se dice estúpido, no... ni él, ni la cajera Montero.

             Lo de la carne, -que, sin duda, todos Vds. habrán oído-, no es, ni muchísimo menos, una ocurrencia repentina de un ministro idiota. Forma parte del PLAN, escrito así, con mayúsculas, dentro del cual, a Garzón le toca decir la estupidez inicial, aquella de la que todos se mofan, hacer, en suma, el papel de bufón... Pero un bufón muy bien pagado, no les quepa duda, en sueldo actual y en prebendas futuras. Los que le pagan tienen medios sobrados para hacerlo, y son agradecidos con los que se prestan a hacer de payaso del pim-pam-pum.

             También forma parte del PLAN la negativa del PSOE a secundarlo en primera instancia (como ha hecho), y la "indignación" del PP y sus votantes (está todo previsto). Y eso es así porque el tema todavía se halla en la fase llamada “lanzamiento con riesgo de hacer el ridículo”, (misma fase en la que se halla el “todos-todas-todes” de la cajera Montero; ¡ojo! no el "todos y todas", que se halla en etapa mucho más avanzada, pero sí el “todos-todas-todes” de la cajera Montero).

             Despues del "lanzamiento" vienen ya las distintas fases consecutivas. Primero, la de “tomarlo en consideración”; segundo, la de “es una medida sostenible” [sic, que no falte la palabrita]; luego, la de la “movilización de la calle”, con las técnicas de terrorismo callejero tan bien elaboradas por la estrategia marxista (en Francia se hallan ya en ella); después, la de la “elaboración de una ley reguladora”; a continuación, la de “la aprobación de un impuesto especial y de las multas correspondientes”; y por fin, la de la “prohibición”, primero mediante cuotas, y luego, si todo ha ido bien, total.

             En España, los roles repartidos por los estrategas del sistema asignan a la izquierda gamberra de todos conocida (podemitas-comunistas-separatistas-terroristas) la fase de “hacer el ridículo” y la de “remover la calle” como sólo ellos saben hacer; al PSOE, la de la “aprobación de la ley”; y al PP, el voto negativo en la sesión de su aprobación parlamentaria, para luego, al ascender al poder, con la ley ya aprobada por PSOE & cia, no decir ni pío, incrementando incluso, por lo bajini, las dotaciones económicas de la ley.

             Y todo ello mientras que su electorado, el del PP, indignado y enardecido cuando el PSOE aprobaba la nueva legislación, olvida que alguna vez se opuso a ella, y se ha convertido ahora en el mejor consumidor de carne de zanahoria y hasta mira con altanería a los pocos que aún comen la de verdad. Con lo que se consigue de una manera limpia, silenciosa, indolora prácticamente, desactivar, anular, el que es el gran problema de la implantación del PLAN: la posible oposición de una parte del electorado.

             Así fue con el aborto, tanto el aborto despenalizado como el aborto-derecho. Así fue con el divorcio express. Así fue con el matrimonio homosexual. Así fue con las leyes y campañas discriminatorias del varón. Así fue con el cambio climático. Así fue con las leyes que imponen el lenguaje "inclusivo" en la administración. Así fue con la memoria histórica. Así es, incluso, con una cuestión tan en principio nimia como Madrid Central... Y así será con la eutanasia y así será con el consumo de carne.

             El PLAN, pues, es el mismo para todos, desde el PP hasta Podemos. Sí, sí, como lo oyen, desde el PP hasta Podemos. Lo único que cambia es el rol que a cada uno se le asigna en su ejecución, marcado de antemano en think tanks y lobbies que, al contrario de lo que dijera "aquél", mucho me temo que sí haya que ir a buscar a desiertos bien lejanos, en los que los intereses nacionales de España importan poco más que un pito.

             Y bien amigos, con esta noticia me despido una vez más de Vds., deseándoles como siempre que hagan Vds. mucho bien y que no reciban menos.

 

  

            ©L.A.

            Si deseaponerse en contacto con el autor, puedehacerlo en encuerpoyalma@movistar.es. En Twitter  @LuisAntequeraB

 

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda