Viernes, 24 de mayo de 2024

Religión en Libertad

Blog

Tu matrimonio como Dios lo pensó

Hambre y pan. Comentario para Matrimonios: Juan 6, 44-51

por ProyectoAmorConyugal.es

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES haz click AQUÍ

EVANGELIO

Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 6, 44-51.

En aquel tiempo, dijo Jesús al gentío:
«Nadie puede venir a mí si no lo atrae el Padre que me ha enviado. Y yo lo resucitaré en el último día.
Está escrito en los profetas: "Serán todos discípulos de Dios." Todo el que escucha al Padre y aprende viene a mí.
No es que alguien haya visto al Padre, a no ser el que está junto a Dios: ese ha visto al Padre. En verdad, en verdad os digo: el que cree tiene vida eterna.
Yo soy el pan de la vida. Vuestros padres comieron en el desierto el maná y murieron; este es el pan que baja del cielo, para que el hombre coma de él y no muera.
Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre.
Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo».

Palabra del Señor.

Hambre y pan.

El Padre ha sembrado en mí unos anhelos que me dan pistas sobre el camino que Él ha preparado para mí. Y el mayor de esos anhelos es Cristo. Sí, tengo hambre de Vida, hambre de Verdad, hambre de conocer el Camino y hambre de Comunión.
Después de darme este hambre, el Padre me da el Pan que la sacia entregándome al propio Cristo. En Él y sólo en Él, alcanzamos juntos la plenitud. En Él como Cabeza y como Cuerpo.

Aterrizado a la vida Matrimonial:

Carmen: Al principio de mi conversión pensé que podía alcanzar una comunión sólo con Dios, sin ti.
Luis: Hay muchos matrimonios cristianos que están en ese punto. ¿Qué te hizo descubrir que no era posible?
Carmen: Que el Padre había sembrado un anhelo también de comunión contigo, y descubría que cuando estaba en gracia de Dios y en comunión contigo, entonces mi corazón descansaba en ti y se acercaba más al Señor.
Luis: Dios ha sembrado unas pistas en nuestros corazones y esas pistas son esos anhelos. Gracias Padre por esas llamadas que nos conducen hacia el Camino, la Verdad y la Vida.

Madre,

También Tú estás entre nuestros anhelos. ¿Quién no necesita una Madre? ¿Quién no te necesita como Madre? Alabado sea el Padre.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda