Martes, 25 de junio de 2024

Religión en Libertad

Blog

Modas pedagógicas y ausencia de lecturas en las aulas

Modas pedagógicas y ausencia de lecturas en las aulas

por Familia, Educación y Cultura

La noticia de los últimos días (martes 16 de mayo) sobre la pérdida de un cierto nivel de comprensión lectora escolar en España nos ha puesto en guardia a todos aquellos que de una forma u otra estamos cerca de la escuela. El descenso ha sido de 7 puntos hasta quedar en 521. La medición la ha realizado una agencia de evaluación internacional, con sede en Ámsterdam y Hamburgo, PIRLS, y la presente edición, que ha estudiado datos hasta 2021, habla de retroceso serio, pero no excesivo, comparado con los países de nuestro entorno.

PIRLS (Progress in International Reading Literacy Study) es una evaluación internacional diseñada para medir la comprensión lectora de estudiantes de cuarto grado de primaria en el caso español y su paralelo en otros (entre los 9 y10 años). PIRLS se lleva a cabo cada cinco años y es coordinado por la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA, por sus siglas en inglés). Durante la evaluación de PIRLS, los estudiantes realizan pruebas de lectura que incluyen una variedad de textos y preguntas relacionadas. Estas pruebas miden la capacidad de los estudiantes para comprender, interpretar y analizar la información contenida en los textos.

Los textos son de ficción o pertenecen a distintas disciplinas. Sobre estos textos se plantean una serie de preguntas que permiten profundizar en la comprensión de los estudiantes. Estas preguntas evalúan la capacidad de los estudiantes para (1) identificar la información explícita, (2) inferir significados implícitos, (3) establecer conexiones entre ideas, (4) extraer conclusiones, (5) interpretar personajes y sucesos, (6) integrar ideas, y, finalmente, (7) comprender el propósito y la estructura de los textos, entre otros asuntos. En esta dirección, los resúmenes y las comparaciones entre distintos textos leídos también tienen su papel.

PIRLS ha evaluado en esta edición a unos 400.000 alumnos (de ellos, 10.000 españoles), 380.000 padres y madres, 20.000 docentes y a los responsables de 13.000 colegios. PIRLS también recopila consecuentemente información adicional sobre los estudiantes, sus hogares –el estilo de vida y el estatus- y las prácticas de enseñanza de los profesores de las escuelas que favorecen o no la comprensión lectora. Ahí se recopilan unos datos, procedentes del hogar y de la escuela, que cuando son explotados informan con precisión de diversos elementos que inciden en la compresión lectora:

  1. La alfabetización inicial es capital. Empieza en casa, desde los primeros meses, en el reconocimiento de letras, fonemas y la decodificación progresiva de las palabras a tenor de la presencia de suficiente lenguaje de calidad. Esto son los primeros pasos.
  2. Es importante el vocabulario al cual los niños y estudiantes están expuestos, entre el hogar y la escuela. La calidad y cantidad de vocabulario determina la comprensión lectora. Un vocabulario limitado puede dificultar mucho la comprensión. Esa brecha se inicia en el hogar (word gap) y puede continuar en una escuela poco inclinada por el lenguaje que debe estar presente siempre en el aula de todas las formas posibles.
  3. Impliciatamente se ha señalado más arriba: la conversación familiar rica en palabras, una escuela que prima el placer por la lectura, el dialogo constante entre estudiantes y profesores irán siempre por delante alimentando la comprensión lectora. El maestro debe hablar y leer, los alumnos: escribir, leer y preguntar sobre lo que el maestro ha impartido aventurando inferencias, predicciones, conexiones.

Se está acusando a la pandemia de la Covid del mal resultado en nuestro país en comprensión lectora (caída de 7 puntos). Realmente debe haber razones en esa dirección pues han sido tiempo de vacío escolar con un consiguiente exceso de pantallas. Pero en España se regresó antes a las aulas y eso ha atenuado los resultados con respecto a otros países.  En esta dirección uno de los factores que más influyen en estos resultados es el estatus socioeconómico familiar que incluye también el nivel de estudios. A mejor estatus mejores resultados. Un detalle relevante es que quienes usan menos dispositivos digitales obtienen mejores resultados pues, tal como señala el informe, están menos tiempo distraídos. En estos hogares, en los que probablemente se supervisa estrechamente el uso de dispositivos, son también aquellos en los que la lectura en voz alta, la lectura comentada, el relato de historias familiares, el humor, o la ironía y los juegos de palabras son más frecuentes. Y esta vida conversacional acrecienta la compresión lectora pues los hijos están más expuestos al lenguaje más sofisticado de los padres, quizá de la radio o una muy elegida película que después es comentada. En cualquier caso, el gusto por la lectura en los hijos y estudiantes –a menudo incentivado implícitamente por los padres y algunos maestros- es un predictor de una excelente comprensión lectora. Finalmente, las escuelas que creen en sí mismas y ponen énfasis en el éxito académico puntúan bien en comprensión lectora. Otras escuelas andan en una inercia poco centrada en el lenguaje, en la lengua, le lectura y la escritura. Y si no fijémonos qué ha pasado con las numerosas bibliotecas que hasta hace unos años poblaban las escuelas.

PIRLS, PISA, reválidas externas, selectividad apuntan a que el lenguaje en la escuela, en el plano oral, lector y escrito es fundamental. Sin embargo, qué poco se lee en la escuela, qué poca caligrafía, poca escritura, pocos profesores preguntando a sus alumnos, qué poca conversación. Y muchos dispostivos digitales.  En el aula se juega, se pinta y se mueven los niños de aquí para allí en ese aprendizaje activo, colaborativo, “learning by doing” y poco sosegado y carente de lectura atenta y escritura reflexiva. Son las modas pedagógicas.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda