Miércoles, 27 de octubre de 2021

Religión en Libertad

Blog

¿Es cierto que la Iglesia Católica prohibió la Biblia?

¿Es cierto que la Iglesia Católica prohibió la Biblia?

¿Es cierto que la Iglesia Católica prohibió la Biblia?

por Convertidos Católicos

En los círculos protestantes es muy común el argumento de que los católicos no conocen la Biblia ya que la Iglesia durante mucho tiempo prohibió su lectura y nunca tuvieron acceso a ella en lengua vernácula. De este modo, gracias a Lutero y la reforma protestante la Biblia pudo llegar a todos, y por ello muchos cristianos al leer la Biblia se dieron cuenta de los errores de la fe católica y se convirtieron en protestantes. Estamos en Septiembre, mes de la Biblia y creo conveniente conocer más sobre las versiones bíblicas y lo que la Iglesia católica enseña sobre ella. En este artículo contestaremos a todos estos argumentos. 

 

1.-LA IGLESIA CATOLICA PROHIBE LA TRADUCCION DE LA BIBLIA EN LENGUA VERNACULA.

Si uno conoce un poco la historia de la Biblia, este argumento no se sostiene.La Biblia se traducía a las lenguas vernáculas muchos siglos antes de la pseudo-reforma de Lutero, Calvino y compañía. Veamos un breve resumen:


Lengua siria: La más importante es la Biblia pesitta , de los libros del AT se viene usando desde el siglo II D.C. El texto actual viene de Rábulo de Edesa (411-435 d.C). Otras versiones sirias son: La filoxeniana, del año 508 d.C, La Sirhexaplar del año 625 d.C.


Lengua Copta: Aparecen en Egipto hacia el siglo IV basadas en los LXX muchas versiones de la Biblia en los dialectos sahidico, y ahmimico.


Lengua armenia: La versión de esta biblia se realizo hacia la primera mitad del siglo V basada en la versión siriaca y sobre la versión de los LXX. La forma más antigua de los evangelios en armenio es el Diatesaron traducido del sirio.


Lengua gotica: elaborado por el obispo Ulfila, de la cual se conservan escasos fragmentos. También del siglo IV.


Lengua paleoeslava: Elaborado por los santos Cirilo y Metodio en el siglo IX.


Lengua hispana: Además de la biblia alfonsina elaborada por orden del rey Alfonso X el sabio en el siglo XII se conocen seis versiones castellanas anteriores al siglo XV. La primera biblia impresa es una versión catalana, en Valencia en 1478 debida a Bonifaci Ferrer. En 1433 se publicará también la Biblia de Alba, por encargo de Don Luis Guzman, y ayudado de los franciscanos de Toledo.
En 1553 se publicara la Biblia de Ferrara, obra de dos judios portugueses, que sirvio tanto a los católicos como a los judios.


Lengua Francesa: Hacia el año 1100 existe una traducción de los salmos, y hay una version completa de la Biblia del siglo XIII. Otra biblia francesa muy conocida y estimada era la Biblia historiale de Guyard Desmoulins (1191-1195). La primera Biblia impresa en frances fue la de Jean de Rely en 1487.


Lengua italiana: La primera Biblia en italiano impresa es del año 1471 obra de Nicola Malermi, la elaboro siguiendo la Vulgata latina de san Jeronimo.


Lengua Inglesa: en el año 735 d.C el monje católico Beda el venerable traduce al anglosajon el evangelio de san Juan. También antes del año 778 d.C se traducen los salmos. Entre los siglos IX y XI surgen glosas interlianeres de los salos y los Evanggelios en varios dialextos. Aelfric traduce en el año 997 y siguientes el Pentateuco, Js, JUe Re, Job, Est, Jdt y Dan . Entre los siglos X y XI se traducen los evangelios en varios dialectos inglesias. En 1380 tenemos la traducción al ingles de Jhon Wiclif, pero es casi seguro que antes de Wiclif existiera ya una Biblia completa. En el siglo XIII un monje agustino (Ormulo) traduce la Biblia al ingles, se conoce como Biblia de Orm ( sería una paráfrasis de los evangelios).


Lengua alemana: Se tienen restos de la tradución al aleman del evangelio de Mateo en el año 738 d.C. en codices. Del siglo IX existe una armonia evangelica latonoalemana segun Victor de Capua. Desde el siglo IX al XI se traducen Salmos a varios dialectos. Tambien el Cantar de los cantares y el libro de Job. Se contabilizan las de 3000 manuscristos biblicos en aleman en la edad media. Las primeras Biblias impresas se hicieron en Estraburgos (1466 y 1470).
Hasta el año 1521 existian en Aleman 14 biblias en alto aleman y 4 en bajo, sin contabilizar 34 ediciones parciales de la Biblia. Todas basadas en la Vulgata y anteriores a la reforma protestante.

Lengua polaca:  Las primeras traducciones al polaco del Salterio datan del siglo XIII aproximadamente en 1280. Se tiene constancia del Salterio de San Froilan que esta en latin, polaco y aleman. Hacia el siglo XV, (1455 d.C) hubo una versión incompleta de la Biblia al polaco conocida como "Biblia Reina Sofia", Génesis, Josué, Rut, Reyes, Crónicas , Esdras, Nehemías, II (III) Esdras, Tobit y Judith. Habrá que esperar a 1561 para tener la Biblia completamente traducida al polaco, llamada "Biblia Leopolita".

Lengua portuguesa:  La primera traducción parcial de la Biblia fue durante el reinado de Denis de Portugal (1261-1325) esta versión tradujo al portugués los textos de: los 20 primeros capitulos del Génesis. Años después se traduciría el libro de los Hechos de los apóstoles. Con Don Juan I de portugal (1349-1397) traduciría el NT y los Salmos.

2.- EN EL SINODO DE TOULUSE(1229) LA IGLESIA CATOLICA PROHIBIO LA LECTURA DE LA BIBLIA.TAMBIEN EN 1234 EN TARRAGONA EN EL CONCILIO SE PIDE QUE LA BIBLIA SEA QUEMADA.


La Iglesia Católica, como guardian de las Escrituras, se opuso solo a traducciones no autorizadas ,que no es diferente de muchos protestantes hoy que protestan contra diversas traducciones como "liberal" o inexacta, debido a un sesgo de percepción sobre la base de las creencias religiosas del Traductor ( s). Esto se deriva de una preocupación digna de elogio para la transmisión precisa de la Palabra de Dios. Del mismo modo, la Iglesia católica tiene derecho a tener una opinión sobre el asunto sin ser acusado injustamente de ser "anti-Biblia." Los primeros protestantes, entre ellos el propio Martin Lutero, a menudo censurados o prohibidos traducciones católicas en sus distritos, sobre la misma base ( mientras que también se prohíbía la Misa). Es una doble moral, entonces, para acusar a la Iglesia Católica de algo que los protestantes han hecho siempre de forma selectiva, también.


La Iglesia,  prohibido leer la Biblia vernácula en algunas circunstancias, porque la falsa doctrina ya estaba desenfrenada, como en 1229, cuando el culto gnóstico bizarro del catarismo era influyente.

El concilio celebrado en Toulouse se ocupó de la herejía albigense, una variedad del maniqueísmo, que sostuvo que el matrimonio es malo porque la carne es mala ... Con el fin de promulgar sus puntos de vista, los albigenses utilizan versiones vernáculas de la Biblia para "justificar" su teorías ... y fueron torciendo la Biblia para apoyar un sistema moral inmoral. Así que los obispos en Toulouse restringen el uso de la Biblia hasta que se puso fin a la herejía.

El Consejo de Toulouse era un consejo local. Sólo ha habido 21 concilios ecuménicos y este no esta dentro de los 21, por lo tanto su orden sólo se aplica a la zona bajo la autoridad de ese Consejo local, no se amplia a otras zonas. Asi tenemos el caso de la biblia prealfonsina, la de Rolle y la de Orm que no estaban afectadas por este consejo.

Hubo un consejo provincial en 1242 en Tarragona para hacer frente a los detalles de la Inquisición. En él los Moros musulmanes, que recientemente había sido expulsado de esta región, se habían producido versiones adulteradas de la Biblia, al igual que los Albigenses habían hecho en Francia. Esto se hizo para apoyar la opinión de que era Ismael, no Isaac, era quien fue bendecido por Abraham, que Jesús no fue crucificado y que otro aún mayor profeta seguiria despues de Jesús. Muchas muchas copias de estas falsas escrituras se habían extendido por todo el país durante la ocupación árabe de España por eso el consejo decidio quemarlas, no habrían hecho lo mismo los protestantes?


 Lo que la Iglesia afirmó en el pasado es que su lectura no era estrictamente necesaria para todos (Clemente XI, año 1713, Denzinger 1429) ni conveniente para las personas impreparadas (Pío VII, año 1816, Denzinger 1604), puesto que pueden fácilmente caer en la herejía, «porque no han nacido las herejías, sino porque las Escrituras buenas son entendidas mal» (San Agustín).

Asi lo expresa el Denzinger:


A este fin, esos mismos socios bíblicos no cesan de calumniar a la Iglesia y a esta Santa Sede de Pedro, como si de muchos siglos acá estuviera empeñada en alejar al pueblo fiel del conocimiento de las Sagradas Escrituras; siendo así que existen muchísimos y clarísimos documentos del singular empeño que aun en los mismos tiempos modernos han mostrado los Sumos Pontífices y, siguiendo su guía, los demás prelados católicos porque los pueblos católicos fueran más intensamente instruidos en la Palabra de Dios, ora escrita, ora legada por Tradición … (Denzinger 1631).

Claramente establece en este texto el papa Pio VII que la Iglesia siempre ha velado por el buen uso y fin de las Escrituras, y se ha empeñado en darla a conocer a todos. Es deber de la Iglesia instruir al pueblo de Dios en el conocimiento de las Escrituras. Junto con este texto del Dezinger, podemos citar otros textos de santos antiguos donde nos invitan a conocer y estudiar las Escrituras:
San Gregorio Magno
¿Qué otra cosa es la Sagrada Escritura sino una carta que el Señor Todopoderoso ha querido por su bondad dirigir a su criatura?.
Por cierto en cualquier lugar o situación que te hallares...si recibieras una carta del emperador, al punto y sin la menor dilación la leerías; ni tendrías reposo alguno ni dormirías sin querer saber primero lo que la majestad imperial te ordenaba. Pues habiéndote enviado el Emperador del cielo y el Señor de los hombres y de los ángeles sus cartas en las que trata su propia vida: ¿Cómo te descuidas en leerlas, y no manifestar ardor y prontitud en saber lo que en ellas se contiene? Por lo cual, te encargo estrechamente, que te apliques a este estudio con la mayor afición, y que medites cada día las palabras de tu Creador. Aprende por la palabra de Dios, cual es para contigo el corazón de Dios.


Inocencio III
Acudamos a la Sagrada Escritura cada vez que tengamos que luchar con graves tentaciones; en ella encontramos cosas que nos causan maravillas, y ejemplos que imitar.


Gregorio IX
Siendo probado como lo es que la ignorancia de la Escritura ha originado muchos errores, todos tienen que leer o escuchar las Sagradas Escrituras; por que la Divina Inspiración, que ha dispuesto estas enseñanzas para la posteridad, quiso también que fuesen aprovechadas por todos los contempóraneos, para su propio convencimiento.


Pío VI, al Arzobispo de Milán Mons. Antonio Martini.
Es muy loable tu prudencia, con la que, en medio de tanta confusión de libros que osan impugnar la Religión Católica, y con tanto daño de las almas circulan por las manos de los ignorantes, has querido exitar en gran manera a los fieles a la lección de las Santas Escrituras, por ser ellas fuentes que deben estar abiertas para todos, a fin de que puedan sacar de allí la santidad de las costumbres y de doctrina, desterrados los errores que en estos calamitosos y desarreglados tiempos tan anchamente se derraman. Lo que sabiamente has practicado, dando a luz los Libros Sagrados, puestos en idioma vulgar,a comodándolo a la común inteligencia de los fieles.


Pío X
Queriendo renovarlo todo en Jesucristo, nada deseamos más que el acostumbrarse nuestros hijos a tener la Sagrada Escritura por lección cotidiana. Por ella se puede conocer mejor el modo de renovar todas las cosas en Jesucristo.


Benedicto XV
Los más preciosos servicios se prestan a la causa católica por aquellos que, en diversos países, han puesto y ponen aún lo mejor de su celo, en editar, en formato cómodo y atrayente, y difundir todos los Libros del Nuevo Testamento y los que han podido del Antiguo Testamento. Este apostolado ha sido por cierto singularmente fecundo para la Iglesia de Dios, puesto que así, un gran número de almas se acercan desde entonces a esta mesa de la doctrina celestial que Nuestro Señor ha hecho poner para el universo cristiano, por medio de sus profetas, apóstoles y doctores.
Pío XI
Fuera del santo Evangelio no hay otro libro que pueda hablar al alma con tanta luz de verdad, con tanta fuerza de ejemplos y con tanta cordialidad.
Pío XII
En sus profundos estudios, el hombre tiene dos libros: el del Universo, donde la razón humana estudia, buscando la verdad de las cosas buenas hechas por Dios; y el de la Biblia y del Evangelio, donde la inteligencia estudia al lado de la voluntad en busca de una verdad superior a la razón, sublime como el misterio de Dios, conocido por Él solamente.

Todos estos pronunciamientos papales, dejan claro que la idea de la Iglesia nunca fue prohibir la lectura de la Biblia, pero ella como columna y baluarte de la Verdad (1Tim 3,15) tenía el deber de cuidar las buenas traducciones y evitar que se propagaran errores y herejías que confundieran a los fieles.


Eruditos protestantes reconocen también que nunca la Iglesia católica prohibió la lectura de las Escrituras:


El catolicismo romano tiene un gran respeto por las Escrituras como fuente de conocimiento. . . De hecho, las declaraciones oficiales católicas romanas sobre la inspiración y la infalibilidad de las Escrituras satisfarían al fundamentalista protestante más riguroso.
{Robert McAfee Brown, El espíritu del protestantismo, Oxford : Oxford Univ. Press, 1961, págs. 172-173}

Nunca hubo un momento en la historia de la Iglesia occidental durante la Edad "Oscura" o "Media" en que las Escrituras fueron degradadas oficialmente. Por el contrario, se los consideraba infalibles e inerrantes, y se les tenía en el más alto honor.
{Peter Toon, protestantes y católicos, Ann Arbor , MI : Servant Books, 1983, pág. 39} 

 

Jesus Urones-Apologista Católico.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda