Domingo, 18 de agosto de 2019

Religión en Libertad

Blog

Reflexionando sobre el Evangelio

Escojamos la mejor parte

por La divina proporción

El Evangelio de hoy domingo no habla de la vocación que se hace presente en nuestras vida. Somos llamados por Dios y Dios espera de nosotros que respondamos a su llamado. Cristo nos llama y su llamada nos conforma según la Voluntad de Dios. El llamado de Cristo no es opción, alternativa o deseo humano, como algunas veces nos parecen indicar.

Tenemos mucho que aprender de este Evangelio. Debemos dejar la crítica personal a un lado. Si hay errores, aprender de ellos sin señalar a nadie. Buscar la simplicidad en todo lo que necesite organizarse, ya que las estructuras son herramientas y todas ellas pueden ser utilizadas de forma positiva y negativa. Escuchar a Cristo, porque es lo que nos da sentido y nos ayuda. 

Cristo no viene a nosotros con el objetivo de romper y destrozar, sino con el objetivo de convertir, transformar nuestro ser herido por el pecado en la verdadera imagen y semejanza de Dios que llevamos con nosotros. Por eso Marta y María se comportan de forma diferente. Marta intenta atender y gestionar de forma humana, la presencia de Cristo. Se afana por hacer antes que por ser. Elige una opción que le hace perder el llamado de Cristo.

Esforcémonos, pues, nosotros también, en poseer lo que nadie nos podrá quitar jamás, prestando atención; porque si no, el mismo grano de la palabra divina puede ser arrebatado si cae al borde del camino. (Lc 8,5.12) Sé, pues, como María, animado por el deseo de la sabiduría; es una obra mayor y más perfecta. Que las preocupaciones del servicio no te priven de aprender a conocer la Palabra Celestial. No critiques, ni juzgues como holgazanes a los que vieras aplicarse a la sabiduría, porque Salomón, el pacífico, la invocó para que hiciera morada en su casa. (Cf Sb 9,10) Con todo, no se trata de reprochar a Marta sus buenos servicios, pero María tiene la preferencia, por haber elegido la mejor parte. Jesús posee muchas riquezas y las distribuye con largueza. La mujer más sabia ha escogido lo que había juzgado como más importante. (San Ambrosio de Milán. Comentario al evangelio de Lucas, 7, 85-86; SC 52)

La opción de Marta fue crear estructuras, Torres de Babel, procedimientos, formas o estéticas. Todas ellas son herramientas humanas para llegar a Dios por medio de nuestras propias fuerzas. En el Evangelio de hoy se evidencia que la presencia de Cristo es una llamada a la que atender desde la simplicidad, la humildad y la docilidad. ¿Vale de algo quedarnos en las estéticas que encubren la presencia de Cristo delante de nosotros? San Ambrosio de Milán lo dice de forma muy clara: “Que las preocupaciones del servicio no te priven de aprender a conocer la palabra celestial”. ¿No es justo en lo que la Iglesia actual se afana constantemente?

Por otra parte, es muy triste que no dediquemos a criticarnos unos a otros y dejemos olvidada a la Palabra Celestial. ¿Qué sentido tiene criticarnos y maltratarnos? Tiene poco sentido, porque quien maltrata a su hermano se maltrata a sí mismo y a la Iglesia en su conjunto. No iremos lejos buscando las pajas en ojos ajenos. San Ambrosio también deja claro esta realidad: “No critiques, ni juzgues como holgazanes a los que vieras aplicarse a la sabiduría, porque Salomón, el pacífico, la invocó para que hiciera morada en su casa”.

Tampoco se trata de criticar a María por las atenciones humanas ofrecidas a Cristo, ya que es una opción que ha elegido buscando hacer un servicio. Tampoco María debería criticar a María por no ayudarla en sus afanes humanos. Más bien, ambas, deberían de reflexionar y darse cuenta de que lo esencial es estar junto a Cristo y escucharle. Lo circunstancial es atender la realidad humana que nos rodea. Mejor buscar la sencillez y repartirse el trabajo humano imprescindible entre las dos. De esa forma, ambas estarán junto a Cristo el mayor tiempo posible y además, harán presente la humildad y la caridad que debe reinar entre ambas. De igual forma humildad y caridad, deben ser las columnas que sostengan la Iglesia y las comunidades cristianas.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a promover noticias como ésta

DONA AHORA