Martes, 26 de marzo de 2019

Religión en Libertad

Blog

La alegría Pascual, una invitación a la sonrisa

La alegría Pascual, una invitación a la sonrisa

por Un alma para el mundo

  De los escritos de un sacerdote escojo esta carta que nos habla de la alegría pascual. Es interesante observar cómo, ya desde los comienzos de su formación, va captando el espíritu de  La Liturgia.  En escritos anteriores nos habla sobre la Pasión y Muerte de Jesucristo. Y observamos  como intentó vivir cada momento. Hoy entra de lleno en la gran alegría de la Resurrección, en la Pascua del Señor. Veamos lo que nos dice:
            Estoy muy contento. Acabamos de vivir intensamente la Pasión y Muerte del Señor. La primera vez que la vivía con esa  intensidad y autenticidad. Pude poner en práctica lo que siempre nos ha recomendado la Iglesia, que no nos quedemos con una representación callejera que conmueve pero puede no comprometer a nada. Me he dado cuenta que en la Liturgia está presente realmente el mismo Cristo, no una imagen piadosa de Él. Y esta verdad tan consoladora llenó mi corazón de gozo y agradecimiento. Este año la Pascua ha sido eso, Pascua.
 
            Es cierto, el pueblo fiel se conforma con poco y, generalmente, lo que busca son emociones y no realidades. Toda la representación de la Pasión está pensada como acto dramático para suscitar en el espectador una convulsión del corazón y una remoción de la conciencia. Pero puede quedarse, en el mejor de los casos, en una explosión  sentimental  de dolor que dure un instante. Y si es así, todo el fervor se acaba con el paso de la última imagen.  Y no habiendo consciencia de que la muerte de Cristo fue causada por el pecado de los hombres, que necesitamos volver a vivir la Resurrección. La vuelta a la vida de Jesús puede pasar desapercibida, envuelta en la alegría como reacción psicológica, y acompañada de las costumbres tradicionales que alegran el cuerpo.
 
Resultado de imagen de la alegria pascual

            San Josemaría Escrivá de Balaguer nos dice en  una de las homilías de “Es Cristo que Pasa”La fe nos lleva a reconocer a Cristo como Dios, a verle como nuestro Salvador, a identificarnos con El, obrando como El obró. El Resucitado, después de sacar al apóstol Tomás de sus dudas, mostrándole sus llagas, exclama: bienaventurados aquellos que sin haberme visto creyeronAquí —comenta San Gregorio Magno— se habla de nosotros de un modo particular, porque nosotros poseemos espiritualmente a Aquel a quien corporalmente no hemos visto. Se habla de nosotros, pero a condición de que nuestras acciones sean conformes a nuestra fe. No cree verdaderamente sino quien, en su obrar, pone en práctica lo que cree. Por eso, a propósito de aquellos que de la fe no poseen más que palabras, dice San Pablo: profesan conocer a Dios, pero le niegan con las obras.
No es posible separar en Cristo su ser de Dios-Hombre y su función de Redentor. El Verbo se hizo carne y vino a la tierra ut omnes homines salvi fiant, para salvar a todos los hombres. Con nuestras miserias y limitaciones personales, somos otros Cristos, el mismo Cristo, llamados también a servir a todos los hombres. (N. 106)…
            Por eso, el trato de Jesús no es un trato que se quede en meras palabras o en actitudes superficiales. Jesús toma en serio al hombre, y quiere darle a conocer el sentido divino de su vida. Jesús sabe exigir, colocar a cada uno frente a sus deberes, sacar a quienes le escuchan de la comodidad y del conformismo, para llevarles a conocer al Dios tres veces santo. Conmueven a Jesús el hambre y el dolor, pero sobre todo le conmueve la ignorancia. Vio Jesús la muchedumbre que le aguardaba, y enterneciéronsele con tal vista las entrañas, porque andaban como ovejas sin pastor, y así se puso a instruirlos sobre muchas cosas. (n.109).
            No somos ignorantes. Sabemos muy bien lo que Jesucristo es, hizo y quiere de nosotros. Y su Pascua, su Resurrección, nos llena de gozo. Este es el tiempo más bonito. Cristo está vivo, y esta Verdad es suficiente para darle a nuestra vida, como se la fue dando a nuestro protagonista, un tono auténticamente feliz.
 
Juan García Inza
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo con tu ayuda podremos seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA