Lunes, 27 de mayo de 2024

Religión en Libertad

Blog

Tu matrimonio como Dios lo pensó

Prometo serte fiel. Comentario para Matrimonios: Juan 13, 21-33. 36-38

por ProyectoAmorConyugal.es

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES haz click AQUÍ

EVANGELIO

Uno de vosotros me va a entregar... No cantará el gallo antes que me hayas negado tres veces.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 13, 21-33. 36-38

En aquel tiempo, estando Jesús a la mesa con sus discípulos, se turbó en su espíritu y dio testimonio diciendo:
- «En verdad, en verdad os digo: uno de vosotros me va a entregar».
Los discípulos se miraron unos a otros perplejos, por no saber de quién lo decía.
Uno de ellos, el que Jesús amaba, estaba reclinado a la mesa en el seno de Jesús. Simón Pedro le hizo señas para que averiguase por quién lo decía.
Entonces él, apoyándose en el pecho de Jesús, le preguntó:
- «Señor, ¿quién es?».
Le contestó Jesús:
- «Aquel a quien yo le dé este trozo de pan untado».
Y, untando el pan, se lo dio a Judas, hijo de Simón el Iscariote.
Detrás del pan, entró en él Satanás. Entonces Jesús le dijo:
- «Lo que vas hacer, hazlo pronto».
Ninguno de los comensales entendió a qué se refería. Como Judas guardaba la bolsa, algunos suponían que Jesús le encargaba comprar lo necesario para la fiesta o dar algo a los pobres.
Judas, después de tomar el pan, salió inmediatamente. Era de noche.
Cuando salió, dijo Jesús:
- «Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará. Hijitos, me queda poco de estar con vosotros. Me buscaréis, pero lo que dije a los judíos os lo digo ahora a vosotros:
"Donde yo voy, vosotros no podéis ir"».
Simón Pedro le dijo:
- «Señor, ¿a dónde vas?».
Jesús le respondió:
- «Adonde yo voy no me puedes seguir ahora, me seguirás más tarde».
Pedro replicó:
- «Señor, ¿por qué no puedo seguirte ahora? Daré mi vida por ti».
Jesús le contestó:
- «¿Con que darás tu vida por mí? En verdad, en verdad te digo: no cantará el gallo antes de que me hayas negado tres veces».

Palabra del Señor.

Prometo serte fiel.

Cuántas promesas incumplidas. Cuántos compromisos pulverizados... Para empezar el de nuestro matrimonio: "prometo acogerte tal como eres y entregarme a ti ¡Todos los días de mi vida!" Y cuántos días no he cumplido mi promesa... Sabiendo que la hice ante el Señor, ante el altar que representa Su entrega todos los días de nuestra vida. Él, sí que sí.
Y ahora ¿Con qué cara voy a exigirle yo nada a mi esposo? Y mucho menos a Dios, claro.

Aterrizado a la vida Matrimonial:

Alfredo: Creo que hay más días en que no me he entregado a ti completamente que días en los que sí lo he hecho.
Lucía: A mí también me pasa. En cuanto me descuido estoy más atenta a lo que tú me das que a lo que a lo que yo te entrego.
Alfredo: Pues eso es un indicativo de que no dejamos actuar al Espíritu Santo entre nosotros y por eso no somos fieles al Sacramento. Tenemos que rezar más y ser más humildes. ¿Nos ayudamos?
Lucía: Vale. Te lo agradeceré "eternamente".

Madre,

Ayúdanos a ser fieles a nuestra promesa matrimonial. Se la hicimos a Dios. No podemos fallarle. Él no nos falla nunca. Alabado sea por siempre.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda