Miércoles, 18 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Barcelona Mártir

por Creo, Señor, aumenta mi fe

BARCELONA MÁRTIR
    Los Claretianos tenían en Barcelona dos Comunidades en 1936. La de la calle Gracia con 56 individuos, Gobierno Provincial de Cataluña, Colegio Bachillerato, atendían a una Iglesia con mucho culto, Ministerio de la Predicación y servicio de ancianos y enfermos. En la calle Ripoll vivían nueve Claretianos dedicados a la Procura de la Misiones de Guinea Ecuatorial y como sucursal de la Editorial Coculsa de Madrid. De  los 65, 20 dieron su vida por Cristo. De solo ocho se han podido recoger datos suficientes para su beatificación.
   El asalto a la Comunidad de Gracia fue espectacular. A las tres y media del domingo 19 de julio, alarmó a los pacíficos moradores. Poco después se convirtió en un tiroteo. El P. Superior habló con la Guardia Civil. Le aconsejaron la huida. Cada uno buscó un cobijo donde mejor pudo. ¿Y los ancianos y enfermos? Con ellos quedaron el P. Provincial y varios responsables. Cuando tenían todo arreglado para trasladarlos al hospital, fue imposible. La casa ardía por los cuatro costados. Con los bidones de gasolina, con los tres disparos realizados por el cañón emplazado delante de la puerta de entrada, con la amenaza de fusiles y ametralladora y con el humo que llenaba todas las estancias, parecía una escena apocalíptica.
   Reunidos en el patio los 9 que quedaban en casa, se entregaron a los milicianos. Alguien propuso matarlos allí mismo. El P. Montaner, futuro mártir, salvó la situación de momento. Llevados a la Comisaría de Gracia, a las pocas horas, los enfermos estaban en la Clínica Victoria y los demás en libertad. Aquella misma noche, todos pudieron contemplar cómo ardía la iglesia y escuchar el ruido ensordecedor de su hermosa cúpula.
   Los Padres Gumersindo Valtierra y Cándido Casals declararon, sin tapujos, su realidad religiosa y sacerdotal que los llevó a la muerte. El seminarista Ángel Esteban conservamos la despedida de la dueña que le hospedaba: “Doña Ángela, en estos días ha sido usted para mí más que una madre, le estoy muy agradecido. Sé que me van amatar, pero moriré tranquilo, porque seré mártir y me iré al cielo”.
  El P. Jacinto Blanch era un religioso destacado por su ciencia y por su virtud. De él se decía: <>. Cuando se le preguntaba cómo se encontraba, solía responder: <>.     Cuando le detuvieron en casa del señor Bofill, le encontraron un Rosario que le colgaron en el cuello como señal de burla. Su cadáver apareció en Pedralbes. Al día siguiente, fue reconocido en el Clínico.
   El P. Tomás Planas, 30 años, era un brillante profesor. Esperaba en Barcelona su salida para Roma. Allí perfeccionaría estudios. Dios le tenía preparado un doctorado mejor.
   El Padre Cirilo Montaner había entregado su vida en la Misiones de Guinea Ecuatorial. Ahora desde Barcelona ayudaba a sus Hermanos Misioneros recogiendo limosnas.  Se hospedaba en la casa de Antonio Doménech.  Antiguo anarquista y ahora ferviente católico. Su mujer fue el instrumento del Señor para el cambio. Cada día celebraba la Eucaristía a la que asistían Antonio y su mujer. Se reservaba el Santísimo;  ante Él pasaban muchos ratos los dos  hombres. Un día le dice el P. Montaner a la señora: <>. << ¡Que se cumpla la voluntad la voluntad de Dios!>>, respondió aquella santa mujer.
   El día 25 de agosto un piquete de milicianos se presenta en la casa. Mientras el dueño abre, el Montaner entrega la Eucaristía a la dueña. Los dos son conducidos al control de la calle Pedro IV y luego a la cárcel de San Elías. De ella salían para el martirio el P. Montaner y el Obrero Cristiano, Antonio Doménech,  terciario franciscano. Cuando le avisaban del peligro de esconder a un cura decía: <<¡Dichosos los mueren por la fe>>.    
 
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA