Lunes, 18 de enero de 2021

Religión en Libertad

Blog

De oca a oca

De oca a oca

por Canta y camina

¡Ay Señor, no sé por dónde empezar!

Como en la canción: “que estoy lejos, que estoy frío” (“Siempre tú, Señor”, Betsaida 1y2-Siempre tú, María). Quiero ser generosa contigo pero estoy muy apegada a mi comodidad, a mi pereza, a mi capricho, a mi “me apetece-no me apetece”.

Deseo ser tuya, darte mi corazón, hacerte el centro de mi vida, de todos mis días. Pero no hago oración, no leo la Biblia, no voy a misa a diario sino de vez en cuando… Me sé la teoría pero no la pongo en práctica.

Me temo que Jesús podría perfectamente señalarme con el dedo y decirme: “Farisea, hipócrita. Me alabas con los labios pero tu corazón está lejos de mí.”

Bueno señor, ahora estoy hablando contigo. Me siento avergonzada porque vengo a pedirte después de no hacerte ni caso durante meses. Así soy yo, ¡quién me ha visto y quién me ve! He estado encendida en tu amor como una brasa candente  y ahora soy como ceniza: gris, fría, sin vida.

Si me acerco a ti podré volver a encenderme con el fuego de tu amor y transmitirlo a los demás, no como ahora que sólo transmito el vacío y la desgana que tengo dentro.

Estoy en la casilla 1, como cuando era pequeña y quería aprender a amarte, a tener intimidad contigo; tenía mucha ilusión y ponía todo mi empeño. Quería ser buena de verdad, no ofrecerte chapuzas y me esforzaba mucho por ser obediente, trabajadora, buena estudiante…

Así me veo ahora: en la casilla de salida. Pero cansada, desinflada, sin ilusión. Necesitada, eso sí: muy necesitada de ti de vaciarme de mis apegamientos, de mis egoísmos y comodidades, de mis malas inclinaciones, de mis pecados que a estas alturas de mi vida parecen más una extensión de mí misma a fuerza de caer en las mismas cosas una y otra vez.

Necesitada de que tú entres en mi corazón y lo vayas limpiando y sanando, iluminando y encendiendo, volviéndolo a la vida y al amor. ¡Sí, quiero!

Ahora lo importante es perseverar, seguir avanzando por el tablero y no rilarse aunque a veces caiga en el laberinto, en la posada o en la cárcel y, en vez de avanzar me quede atascada durante un tiempo.

Bueno, pues ¡a jugar!
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas han leído esta misma noticia. Sólo con tu ayuda podremos seguir adelante

DONA AHORA