Miércoles, 23 de septiembre de 2020

Religión en Libertad

Blog

Tu Matrimonio como Dios lo pensó.

Sacar partido. Comentario para Matrimonios: Mateo 26, 36-42

por ProyectoAmorConyugal.es

EVANGELIO

Mi alma está triste hasta la muerte
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 26, 36-42

Jesús fue con sus discípulos a un huerto, llamado Getsemaní, y le dijo:
«Sentaos aquí, mientras voy allá a orar».
Y llevándose a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, empezó a sentir tristeza y angustia.
Entonces les dijo:
«Mi alma está triste hasta la muerte; quedaos aquí y velad conmigo».
Y adelantándose un poco cayó rostro en tierra y oraba diciendo: «Padre mío, si es posible, que pase de mí este cáliz. Pero no se haga como yo quiero, sino como quieres tú».
Y volvió a los discípulos y los encontró dormidos.
Dijo a Pedro:
«¿No habéis podido velar una hora conmigo? Velad y orad para no caer en la tentación, pues el espíritu está pronto, pero la carne es débil».
De nuevo se apartó por segunda vez y oraba diciendo:
«Padre mío, si este cáliz no puede pasar sin que yo lo beba, hágase tu voluntad».

Palabra del Señor.

Sacar partido.

Hoy celebramos la fiesta de Jesucristo, sumo y eterno sacerdote. Nosotros también compartimos Su sacerdocio por el bautismo, pero ¿cómo podemos llevarlo a cabo? Vemos en el Evangelio que Cristo se ofrece al Padre, pero nosotros no somos inocentes como Él ¿Qué podemos ofrecer entonces?
Por la muerte y resurrección de Cristo, nuestra vida ha sido unida a la Suya y todo lo cotidiano se convierte en algo digno de ser ofrecido al Padre y también en medios para ser testigos del Señor ante los hombres. Cada circunstancia, cada momento, cada actividad, cada trabajo… es digno de ser ofrecido al Padre. Saquemos partido a la vida y vivamos lo cotidiano de nuestro matrimonio y nuestra familia con sobrenaturalidad.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Luis: Cariño, ¿por qué después de cada cosa que haces te vas un momentito ante el crucifijo conyugal?
Alicia: Para ofrecérselo a Dios a través de Él, desde mi vocación de esposa y madre.
Luis: Y eso ¿Para qué sirve?
Alicia: Porque el Señor le ha dado a todas mis obras la posibilidad de ser ofrecidas a Dios. Yo lo hago todo para ofrecérselo a Él. Así adquieren un valor infinito, porque se unen a las obras de Cristo y pueden ayudar a muchos, a nuestros esposos e hijos para empezar. A Dios le agrada mucho esto. En cambio, si no lo haces, pues se quedan en obras mías puras y duras, que no valen nada.
Luis: ¿También valen las ofensas que recibimos?
Alicia: Sí, especialmente, puedes ofrecer tu sufrimiento unido al de Cristo.
Luis: Impresionante. Pues me apunto contigo. Avísame cada vez que vayas al crucifijo conyugal y voy contigo a ofrecer también lo mío.

Madre,

El Señor convierte en “oro espiritual” todo lo que toca, y ha tocado mi vida. Voy a aprovecharla y a sacarle partido. Alabado sea el Señor.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Esta noticia sólo la podemos hacer con tu ayuda

DONA AHORA