Domingo, 09 de agosto de 2020

Religión en Libertad

Blog

Homosexual vs Homosexualidad: cuestión de identidad


Todos buscamos nuestra propia identidad ¿individual o colectiva?
Por definición la identidad es el conjunto de rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás.

Quiero compartir algunas reflexiones que llevo observando en la terapia con personas con AMS (atracción al mismo sexo). Mi intención no es hacer de ellas verdades simplemente compartirlas y lo hago pensando en la PERSONA con sentimientos homosexuales, no en el colectivo homosexual.


La identidad individual reviste y da solidez a la persona.
Toda persona tarde o temprano siente la necesidad de encontrarse consigo misma, descubrir su verdadera identidad y obtener una respuesta clara y contundente a esta simple pregunta ¿Quién soy?
La persona que se considera homosexual o lesbiana también se hizo esta pregunta y posiblemente se la repita una y otra vez. Un día se miró y se sintió diferente a las personas de su mismo sexo, no ocurrió un día de repente, fue gradual, una suma de constataciones, sentimientos entremezclados, observaciones y dudas.
Sentirse diferente no está sujeto a la edad o al ambiente familiar, cultural o social. Está libre de parámetros como son la riqueza, pobreza o belleza, ideas o creencias, ya sean tradicionales o liberales.
Inicialmente quienes se sienten diferentes pueden llegar a experimentan un rechazo a si mismos que les obliga a mantener en la más absoluta intimidad su identidad postiza, una identidad que no entienden.
¿Cómo se vive con una identidad postiza?
Dos rasgos característicos a los que se enfrenta: la soledad y la vergüenza de sí mismo. Quiero recalcar que la persona con AMS no deseada, no ha hecho nada para experimentar esta atracción, eso sí, se encuentra ante esta disyuntiva que debe saber sobrellevar:
  • Por un lado puede manifestar al mundo exterior sus sentimientos en un estilo de vida característico,  es decir adoptando un estilo de vida gay, lo que conocemos por "salir del armario".
  • También puede vivir tratando de gestionar una doble vida ya sea en el matrimonio, en la entrega total a Dios o como elija vivirla. Dos realidades, dos mundos, uno exterior y otro interior sin conexión entre ellos.
  • Pero hay otra opción, por muchos rechazada y para otros desconocida, es la terapia de cambio.
Esta terapia no es otra cosa que una ayudar a la persona con AMS no deseado a encontrar su verdadera identidad y consolidarla desde una sólida afectividad.
Necesidad de pertenencia
Todos necesitamos sentirnos aceptados y valorados, algo normal y legítimo. La persona con AMS ya sea deseada o no deseada necesita sentirse parte de algo y vinculado con otros que sientan lo mismo.
Observo un factor común en las personas con AMS, ya sea en terapia o en coaching y es la exquisita sensibilidad que tienen por temperamento.  

Este rasgo les hace percibir con más intensidad ese sentimiento de no encajar. No me refiero al rechazo que proviene del exterior que es real en muchos casos, me refiero al rechazo hacia sí mismos que experimentan algunos.
En el proceso de crecimiento y de cambio en la terapia hago mucho hincapié en que aprender a quererse y a mirarse desde otra perspectiva más objetiva, no buscando fuera lo que ya tienen dentro.
Es hora de que hagamos la distinción entre homosexualidad individual y homosexualidad colectiva
Mirar a la persona homosexual en su individualidad ya que corremos el riesgo de despersonalizar, etiquetar y meter en un colectivo generalista.
Ya es hora de deshacer y limpiar ciertas actitudes raquíticas, sesgadas y buscar la identidad de cada uno como individuo que es. Centrarnos en la persona, no en “las personas” como parte de un colectivo. Quizás es por esto por lo que hay incomprensión y rechazo descarado a la persona homosexual.
Distinguir conceptos: individuo y colectivo
El individuo tiene nombre, rostro e identidad.
El colectivo tiene nombres sin rostro, una identidad postiza que hoy es y mañana quizás ya no.
El individuo está ya representado en sí mismo, el colectivo representa ideas, conceptos, derechos (no sé si deberes, creo que no). No siempre es capaz de representar la voz de todos sus miembros por lo que a menudo muchos quedan en el anonimato.
¿Hay algo más triste y patético que pertenecer a un colectivo y no sentirse representado?
El individuo toma sus propias responsabilidades. Si forma parte de un colectivo fácilmente quedas exento de ellas ya tiene representantes que anulan el rostro, nombre, propia identidad y responsabilidad del individuo.
Estamos configurando una sociedad quebrada donde el individuo está mudo y vacío, necesitado de ser representado por un colectivo que marque tendencia, implante su moda y estilo de vida a costa de un alto precio; la identidad de la persona queda diluida.

Elena Lorenzo Rego
elena@elenalorenzo.com
Si quieres conocer más sobre la AMS no deseada y la terapia de cambio visítame: www.elenalorenzo.com
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Para continuar haciendo noticias como esta necesitamos tu ayuda

DONA AHORA