Domingo, 05 de febrero de 2023

Religión en Libertad

Blog

De los nuevos movimientos que ya no son nuevos

De los nuevos movimientos que ya no son nuevos

por Duc in altum!

Una de las notas del pontificado de Juan Pablo II han sido los nuevos movimientos eclesiales. Algunos se fundaron antes de su llegada y crecieron considerablemente gracias al empuje que les dio y otros, en efecto, surgieron durante el periodo -ciertamente, fructífero- en que estuvo como sucesor de Pedro (1978-2005). Frente al secularismo, han sido -y continúan siendo- una respuesta eficaz que es consecuencia de la acción del Espíritu Santo en la historia. Dicho esto, podemos decir que en el aquí y el ahora están en un momento clave. ¿Cuál? El de la madurez. Los movimientos, llamados nuevos, aunque en realidad ya pasan de los cincuenta años y otros incluso de los ochenta, han sido, como ya se dijo, algo muy positivo, pero no exentos, como cualquier obra o institución, de puntos a trabajar. Por ejemplo, evitar encerrarse en sí mismos. Punto o puntos que, con la distancia que dan los años, pueden ser tratados con mayor libertad. De ahí la importancia de haber entrado en la madurez.

Algunos sienten que la fuerza de los movimientos ha disminuido y, en cierto sentido, puede ser que sea así, pero es normal porque están en transición. Es decir, pasando de un boom inicial, cargado de sentimientos muy intensos a la madurez de aquel que mira las cosas con entusiasmo pero con la prudencia necesaria. Con esto no estamos diciendo que estén mal o que haya que caer en una pasividad o inmovilismo tóxico, sino que conforme pasan las generaciones se deben hacer relecturas y corregir errores a fin de que el empuje carismático inicial no se pierda.

San Juan Pablo II les dio claves que son muy importantes en cuanto a su consolidación. En particular, al pedirles que se sintieran verdaderamente parte de la Iglesia. De todos los consejos del buen Papa polaco, es quizá el que resume todos los demás, pues les reconoce plenamente y, al mismo tiempo, les recuerda que no deben ir por la libre al punto de volverse un subgrupo. La tentación del sectarismo se evita integrándose a la vida de la Iglesia local. No decimos que no lo hayan hecho, sino que el consejo del Papa tiene una doble dimensión. La primera, dirigida a los obispos para que valoren el papel de los movimientos y la segunda hacia sus integrantes a fin de que se identifiquen como parte de algo que va más allá de las fronteras de sus grupos y que es la propia Iglesia.

Están, por lo tanto, pasando por un momento histórico que es una gran oportunidad para que, desde la madurez y la relectura del camino recorrido, sigan aportando con una sólida perspectiva de futuro; sin embargo, para que esto sea posible, es necesario evitar tres tentaciones. La primera es buscar abrir causas de canonización de forma precipitada. Desde luego que los movimientos cuentan con el testimonio de hombres y mujeres que, en efecto, vivieron la fe hasta la santidad, pero esto no debe darse al vapor. Está bien que entrevisten a los testigos oculares a fin de que no se pierda la documentación necesaria, a lo que vamos es que se haga una buena reflexión antes de introducir alguna causa, cuidando que la intención sea la de dar a la Iglesia nuevos ejemplos de santidad y no un acto que se reduzca a buscar un tipo de legitimación al ser relativamente recientes y ver en ello una forma de sobrevivir. La segunda tiene que ver con la ideología; es decir, deben preservar el carisma pero sin que se desconecten de la realidad y la tercera consiste en que el movimiento, en aras de contar con nuevos miembros, se centre en la cantidad y no en la calidad. Los números importan, pero no en un primer plano. Sin duda, son tentaciones en las que no necesariamente se cae pero vale la pena tenerlas a la vista como una serie de criterios a fin de que aprovechen la etapa tan positiva por la que están pasando, la de la madurez.

En conclusión, los movimientos son una fortaleza, algo positivo que, en medio del secularismo, ha sido una bocanada de aire fresco; sin embargo, para que lo sigan siendo tienen que caminar hacia la madurez que se les presenta como nueva etapa.

----------------------------------------------------------------------------------------Te invito a ver el siguiente video y a que te suscribas en el canal. Una reflexión interesante:

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda