Martes, 23 de abril de 2024

Religión en Libertad

Blog

Lea aquí la sentencia que puede llevar a la horca al cristiano iraní Nadarkhani

por Luis Antequera

 
            La publica la revista británica New Stateman, aclarando que se trata de una traducción no oficial al inglés. Lo que le ofrezco yo es la traducción al español de la traducción al inglés. He aquí el resultado:
 
            “De acuerdo con la acusación número 89/4/3-2080 emitida por el fiscal público de Rasht, el Sr. Yousef Nadarkhani, hijo de Biram, de 32 años de edad y casado, en prisión desde el 28-071388 [fecha del calendario musulmán] acusado de negar la profecía del Gran Profeta del islam, de lo que ha resultado apostasía de la santa religión del islam que él había aceptado en la edad de la madurez y hasta que tuvo 19 años de edad.
 
            La breve definición de lo que ha tenido lugar es que la mencionada persona nació en 1356 de padres musulmanes y de acuerdo con su propio testimonio en las investigaciones, ha aceptado el islam y obedecido sus mandamientos desde la edad de la pubertad, y a la edad de los 19 se convirtió oficialmente del islam al cristianismo.
 
            Ha negado con frecuencia la profecía del Gran Profeta del islam y la regla de la sagrada religión del islam. Y ha probado su apostasía organizando reuniones evangélicas e invitando a otros a convertirse al cristianismo, estableciendo una iglesia, bautizando gente, expresando su fe a otros, y negando los valores islámicos.
 
            Tras su arresto, durante las investigaciones, la mayor parte de las veces ha probado su deserción del islam y su negación de las reglas del islam sobre todas las religiones de su propia mano al Tribunal de Assize en la provincia de Gilan. Incluso, en su última defensa de fecha 24121388, cuando fue preguntado “desde la edad de la pubertad hasta que se convirtió al cristianismo a los 19, ¿qué religión tenía Vd.?”
 
            Fue preguntado una vez más “¿cree Vd. en los pilares del islam que son el Dios único, la resurrección de los muertos y la profecía del Gran Mahoma?, él respondió: “Creo en el Dios único y en la resurrección de los muertos, pero no en la profecía del Gran Mahoma”.
 
            Tras la emisión de la culpabilidad acusación, el caso ha sido enviado a los tribunales a los que se refiere esta sección. El Dr. Naser Sarbazi y el Sr. Abbas Salmanpoor han sido nombrados defensores del acusado, el tribunal procedió con el caso tras las formalidades pertinentes. El representante del fiscal público de Rash leyó la acusación, y de acuerdo con ella, apostasía es un delito de según los teólogos del islam y existe un castigo para ella en las leyes de la República islámica de Irán, de acuerdo con el artículo 167 de la Constitución de la República islámica de Irán, el artículo 3 del procedimiento civil del tribunal revolucionario islámico, y el artículo 105 del sistema judicial islámico de Irán.
 
            Una vez que el tribunal leyó los cargos al acusado, la mencionada persona declinó inicialmente la acusación que él no tenía ninguna religión en particular tras pasar la pubertad y hasta los 19 años de edad y que se convirtió oficialmente al cristianismo por creer que es la única verdad.
 
            Al ser preguntado por el tribunal porqué había afirmado repetidamente durante los interrogatorios que “Como nací en una familia musulmana he sido musulmán hasta pasada la pubertad y hasta que me convertí del islam al cristianismo a la edad de 19” contestó: “el interrogador me indujo a creer que cualquiera que nace de padres musulmanes y no elige una religión pasada la pubertad, es musulmán. Esa es la razón por la que lo afirmé”.
 
            Los abogados del acusado además de repetir la defensa de su cliente afirmaron que “no existe castigo específico en el sistema judicial islámico de Irán y otras leyes penales y por lo tanto, su cliente no ha cometido delito que merezca pena alguna. Segundo: Su cliente no ha aceptado el islam desde el principio de su pubertad para convertirse en apóstata por renegar de él. Tercero: su cliente no niega la profecía del Gran Profeta del islam como ha afirmado en sus declaraciones al tribunal de Assize en la provincia de Gilan y que cree en el Gran Profeta del islam. Cuarto: debido a la inexistencia de pruebas demostradas en lo relativo al caso, los abogados solicitan un veredicto de no culpabilidad para su cliente. En respuesta al tribunal sobre si el acusado cree en la profecía del Gran Mahoma hijo de Abdullah como profeta del Todopoderoso Dios de la salvación de la humanidad o no, aquél dijo: “Yo he afirmado en declaraciones escritas que él es el profeta de los musulmanes, pero no un mensajero de Dios, me salva no haber estudiado el islam y nunca hablaré de testimonios islámicos para convertirme al islam”.
 
            Tras escuchar la acusación del fiscal público, el acusado negó los cargos de apostasía en su última defensa y dejó el resto de su defensa al abogado defensor.
 
            Los abogados han solicitado un veredicto de no culpabilidad para su cliente repitiendo la misma defensa previa. Objeciones que afectan al juicio pues un miembro del jurado lo abandonó, aun cuando algunos miembros del jurado el primero y el segundo días del juicio especificaron que el tribunal no había aceptado las objeciones tras la terminación del juicio y las respuestas a las objeciones han sido escritas.
 
            Como resultado, en lo relativo a 1º los informes de la oficina de inteligencia de Gilan y la oficina ejecutiva del sistema judicial; 2º los escritos explícitos e incuestionables del acusado conteniendo que él aceptó el islam a la edad de la madurez y lo abandonó a la edad de los 19; 3º organizando reuniones evangélicas y admitiendo el establecimiento de una iglesia; 4º la no probada e inrazonada defensa del acusado de no haber ingresado en el islam para poder abandonarlo; 5º su declaración escrita desde la prisión a los investigadores del caso que confirman las afirmaciones de la oficina de inteligencia; 6º y otros elementos que existen en el caso tales como la defensa inrazonada del abogado en el sentido de que el rechazo de la profecía del Gran Profeta del islam realizada por su cliente no ha sido hecha por enemistad o malicia hacia el islam sino por el enfado y la presión a la que fue sometido.
 
            Se considera probado a los miembros del jurado que el Sr. Youcef Nadarkhani, hijo de Biram, nació de padres musulmanes, eligió el islam, y lo abandonó a la edad de los 19 años.
 
            Sus acciones de acuerdo con las fatwas de todos los teólogos de la Shia son consideradas como apostasía inherente de la sagrada religión del islam. De acuerdo con el artículo 167 de la Constitución de la República Islámica de Irán(1), el artículo 3 del procedimiento civil del tribunal islámico revolucionario, el artículo 8 de la Ley de establecimiento de los tribunales revolucionarios y general, el artículo 105 del sistema judicial islámico de Irán, el artículo 8 del libro de Tahrir Alvasilah Fi Sofat Alghazi Va Maianaseb Lah, las fatwas de los teólogos incluyendo el Imam y supremo jefe y Gran Ayatollah Mohammad Reza Golpayegani, Safi, Makarem Shirazi, Behjat Foumani, y las páginas 103 a 109 de su compilación, la mancionada persona Youcef Nadarkhani como apóstata que es, será ejecutado mediante colgamiento hasta que de alguna manera su alma le abandone. Esta sentencia no es firme y es apelable ante la Corte Suprema hasta veinte días después de haber sido emitida”.
 
            La apelación se produjo en julio de 2011 y en ella se ratificó todo lo dicho en la anterior con una única salvedad reseñable, a saber:
 
            “Siguiendo la investigación, la el tribunal en Rasht ha determinado que el Pastor Nadarkhani no era un musulmán adulto practicante antes de convertirse al cristianismo. Sin embargo, la Corte ha decidido que sigue siendo culpable de apostasía, por tener ancestros musulmanes.
 
            El abogado del Pastro Nadarkhani Mohammed Ali Dadkhah, ha hecho constar a la Corte que la repetida demanda de retractarse [se refiere a las cuatro oportunidades que se dieron a Nadarkhani para renegar del cristianismo y volver al islam] es contraria tanto a la Constitución como a la ley iraní.
 
            La Corte replicó que el veredicto de la Corte Suprema debe ser aplicado, más allá de la ilegalidad de la demanda”.
 
 
                (1) Nota del traductor: El artículo 167 de la Constitución iraní, reza como sigue: “El juez debe tratar de encontrar la sentencia que corresponde a cada demanda judicial en el código legal. Si no se encontrara, deberá recurrir a las fuentes islámicas fidedignas o a los dictámenes jurídicos fiables para emitir veredicto”. Y consagra la aplicación de la Sharia en el sistema penal iraní.
 
 
            ©L.A.
            encuerpoyalma@movistar.es
 
 
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
 
 
 
 
Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda